Llega El curioso incidente del perro a medianoche, basada en la novela de HaddonEspectáculos 

Llega El curioso incidente del perro a medianoche, basada en la novela de Haddon


El curioso incidente del perro en la medianoche Crédito: Gentileza Fernando Margenet. The Stage Company.

La

pieza

que llega por primera vez a la Argentina se viene presentando desde 2012, con un éxito notable, en Londres y después ha girado por diversas ciudades como Nueva York y Madrid. Basada en la novela de Mark Haddon,
El curioso incidente del perro a medianoche, luego adaptada por Simon Stephens, la obra es una bocanada fresca que llega al Teatro Maipo, con una puesta de categoría internacional, una historia que nos abre a evolucionar y cambiar, con actuaciones formidables.

Durante su primer temporada en Londres en 2012 arrasó con los prestigiosos Premios Olivier batiendo un record al llevarse siete de ellos en la ceremonia de 2013, incluido el de Mejor Obra de Teatro Nueva. En 2015 llegó a los escenarios de Broadway ganando entre muchos otros el Premio Tony a la Mejor obra de texto.

Con efectos visuales impactantes, el espectador se siente inmerso en el particular mundo sensorial del protagonista. Esta historia multipremiada en Londres y Broadway trata sobre la vida de Christopher, de 15 años, cuyos misterios se hacen evidentes a partir del episodio de la muerte del perro de una vecina. Inmersos en una atmósfera que hace respirar su mismo aire, el espectador vive junto a él su historia de aislamiento y confusión por ser un adolescente diferente en muchos aspectos, la relación con su entorno familiar, sus vecinos, el colegio especial al que asiste y el mundo exterior, que le resulta agobiante. Este muchacho comparte con el público su especial visión de la humanidad y del universo y la embarca en un viaje transformador y único.


Melania Lenoir, Carla Calabrese, Pablo Alarcon e Inaki Aldao, protagonistas y directora de El curioso incidente del perro a medianoche. Crédito: Victoria Gesualdi/AFV

Iñaki Aldao, un joven actor de 19 años, tendrá el papel protagónico y representará a Christopher. Estará acompañado por Pablo Alarcón y Melania Lenoir que interpretarán a Ed Boone y Judy, sus padres, Adriana Aizemberg como la Srta. Alexander y el resto del elenco estará a cargo de Pablo Sultani, Marcos Rauch, Andrea Lovera, Sebastián Prada, Manuel Victoria, Fernando Margenet, Geraldine Farhat y Mariano Caligaris.

Carla Calabrese, la directora de la obra, comenta: “La novela habla del tornillo redondo tratando de encajar en el agujero cuadrado. El libro narra a una persona que está aislada por ver, pensar y sentir diferente. ¿Cómo se juzga al que se ve raro? ¿No será la sociedad más rara que él? -se pregunta en la tarde, en el intervalo de los ensayos, y después continúa explayándose-. La obra es un llamado de atención y el teatro sirve para evolucionar, además de para reír y emocionarnos, creo tiene un fin mucho más importante que ser un entretenimiento y es tratar de transformarnos desde siempre: es poder vernos reflejados en el espejo y cambiar un poco la manera de mirar, mirar de una manera distinta”.

Iñaki Aldao es desgarbado y habla con calma, mide las palabras para contar la historia también de cómo llegó a hacerse con este protagónico. Hace dos años pudo ver la obra en Londres y desde entonces quedó fascinado, aunque jamás imaginó que ocuparía el lugar que ahora tiene. “Recibí un llamado telefónico y me convocaron para audicionar para este personaje. Eran audiciones cerradas y ni siquiera pensaba que iba a poder tener esa posibilidad. Después volvieron a comunicarse y vine a hacer la segunda instancia de audición, el callback, que ya fue un ensayo más intenso. Al poco tiempo, me llama Carla y me dijo que había quedado. Fue un día mágico y muy especial”, recuerda con una sonrisa firme que todavía se le dibuja entre los labios.

No es la primera vez que Melania Lenoir trabaja con la productora The Stage Company. De hecho, su actuación en Shrek, el musical le valió numerosas nominaciones a premios. En referencia a Judy, su personaje, destaca: “Es una madre que se victimiza, que no tiene las herramientas para comprender a su hijo. Toma decisiones terribles y durísimas que tienen efectos en la vida de su familia -describe, con un tono reflexivo y ameno-. Es una mamá irascible, frustrada y violenta que está agotada y no tiene escucha. Sin embargo, la visión y el empuje del extraordinario hijo que tiene resuelve una transformación increíble para toda su familia”, cierra.


Iñaki Aldao, en una escena de El curioso incidente del perro en la medianoche Crédito: Gentileza Fernando Margenet. The Stage Company.

Pablo Alarcón, el actor de extensa trayectoria en cine, teatro y televisión, que interpretará a Ed en la pieza, precisa su amplio punto de vista, proyectándolo más allá de su personaje: “La obra tiene un armado cinematográfico y no está contada de forma cronológica. No podés construir un personaje a través de una gradación. Christopher no tiene un pensamiento lineal, sino que tiene una mente muy radial, por eso es tan genio -detalla, con la voz hundida y tranquila-. Él ve todo, tiene un grano angular en su cabeza y todo lo que sucede está visto desde ahí. Es algo que acá nunca se hizo. Es como una película que se edita en la cabeza del espectador -cuenta y dan ganas de experimentar la obra-. Entre escena y escena hay pasajes musicalizados con una coreografía maravillosa, unas luces inimaginables, proyecciones en tres dimensiones y todo está mapeado”, concluye, con la alegría a flor de piel.

En relación a la puesta que brilló en diferentes capitales del mundo, la directora cuenta: “A través de la escenografía se representan los pensamientos o la cabeza de Christopher. Uno podría pensarla como uniones neuronales o la podés ver como constelaciones de estrellas que, en definitiva, son muy parecidas. Entonces esto se va transformando a través de proyecciones para que uno como espectador también perciba lo que es la contaminación visual que siente el personaje, casi respirando el mismo aire que el protagonista. La idea es que estés inmerso”, apunta Calabrese, con exactitud.

Ahora bien, si bien es cierto que el libro en ningún momento hace una referencia explícita al síndrome de Asperger, es una problemática que atraviesa la obra. Según la OMS, uno de cada 160 chicos padece un trastorno del espectro autista: “Es un tema de una urgencia enorme porque es algo que está pasando muchísimo -explica Lenoir y continúa-: son chicos que tienen capacidades extraordinarias y vienen quizás también a enriquecer y cambiar paradigmas sociales”.

En concordancia con este propósito y para abrir la posibilidad a que todas las personas puedan disfrutar de este espectáculo, la obra se presentará bajo una modalidad distendida: “Es una función donde no se usan luces móviles, la luz de la sala queda encendida todo el tiempo, el volumen va a estar bajo, las puertas permanecen abiertas para que la gente pueda entrar y salir todo el tiempo, se puede hablar y aplaudir en cualquier momento -dice Calabrese, orgullosa de esta innovadora propuesta que espera contagie a otras producciones, ya que se realiza en Europa y Estados Unidos-“.

En relación al protagonista, es interesante conocer la mirada de Aldao: “Christopher tiene la capacidad -no sé si es una virtud- de poder separar sus sentimientos de su intelecto. Él se agarra de su cabeza no para distraerse, sino porque lo necesita -explica el actor, formado eminentemente en el musical-. Yo creo que cuando sucede lo de los padres, a él algo le pasa, pero rápidamente recurre a su cabeza para no sentir dolor. Tiene una cabeza muy sencilla, muy simple y muy brillante. Tiene sus estructuras, su forma de pensar, sus rutinas y sus rituales, sus horarios y sus listas, pero es envidiable por su simpleza. Obviamente hay cosas que lo exasperan y que es sensible a ciertos estímulos, pero en lo emocional quizá reacciona de una forma distinta. Es su forma de lidiar con los problemas y de ver el mundo”.

El curioso incidente del perro a medianoche es una pieza que hace reflexionar a los espectadores, tratando de sacarlos de un lugar cómodo y estereotipado desde el cual comprenden el mundo, en ocasiones, disminuyéndolo, quitándole potencia. “Es una obra contra una visión etiquetada, empaquetada y acotada del mundo. Todo el tiempo buscamos forzar el mundo a nuestras creencias -cuenta Lenoir, convencida de aquello que dice, la voz lúcida en primer plano-. Si nos ponemos a pensar, esto no es marrón, esto es una frecuencia que mis ojos perciben marrón. O el sonido no es un sonido es una onda que dado que yo tengo un oído lo percibo como bocina. Y tal vez para otro es una bomba de estruendo”.

Por otra parte, resulta novedoso el modo en que Alarcón construyó su personaje: “Yo tengo dos hijas que amo y son lo más parecido a lo que yo soñé tener como hijas. No obstante, a veces estoy en desacuerdo con ellas y esos desacuerdos me han servido para construir a Ed que jamás está de acuerdo con lo que hace Christopher. Es muy difícil para un padre encontrarse con que tiene un hijo que no se inserta en lo que es la norma básica de una sociedad”.


El curioso incidente del perro a medianoche. Dirigida por Carla Calabrese. De viernes a domingos, a las 20.30. Teatro Maipo, Esmeralda 443.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment