El superávit primario del primer trimestre anticipa una sustancial reducción del gasto en 2019Economía 

El superávit primario del primer trimestre anticipa una sustancial reducción del gasto en 2019

Por Nadin Argañaraz Titular del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF)

El gasto público primario registró en los primeros tres meses del año una caída real del 13,7%. Los intereses de la deuda, por el contrario, crecieron un 37,6% real. Sumando ambos componentes, el gasto total marcó una caída real del 9%.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Hacia el interior del gasto, las prestaciones sociales, que es la principal erogación, registraron una baja real del 13,3% y los gastos de funcionamiento (sueldos y bienes y servicios) una del 17%, también en términos reales. Los subsidios económicos, liderados por una suba real de los destinados a la energía del 147%, subieron un 22,7% real. La inversión en infraestructura (obra pública) terminó el trimestre un 15,9% real debajo de 2018.

Este comportamiento del gasto, dada una caída real de los ingresos totales del sector público del 7,8%, posibilitó la generación de un superávit primario de $10.347 millones, equivalente a 0,05% del PIB. Considerando a los intereses de la deuda, el déficit fiscal del primer trimestre fue de $115.000 millones, es decir de 0,54% del PIB.

En síntesis, el déficit primario se redujo en 0,26 puntos porcentuales del PIB respecto al de 2018, pero la suba de la importancia de los intereses se consumió un 70% de esa merma, mejorando el resultado fiscal solamente en 0,10 puntos porcentuales del PIB.

Lo que sucedió respecto a lo que debería haber sucedido

Para cumplir con el déficit primario cero (debidamente ajustado según autorización del FMI), es clave analizar el comportamiento que tuvo el gasto en el primer trimestre en relación al que debería haber tenido según el presupuesto votado por el Congreso de la Nación a fines de 2018.

El Presupuesto 2019 contiene las previsiones de evolución anual del gasto, las que convenientemente periodificadas muestran los planes con los que se inició el año para cada uno de los rubros del gasto primario. Así, puede verse que los principales gastos habituales del gobierno, como son las Prestaciones sociales, los Gastos de funcionamiento y Otros gastos corrientes tenían proyectado una evolución tal en el trimestre que los hacía caer en conjunto un 2,7% real interanual, y el dato efectivo resultó ser un -16,3% respecto al primer trimestre del año pasado. La realidad efectiva muestra que las Prestaciones Sociales no tuvieron en el trimestre la relativamente baja caída real presupuestada (-1,5%) sino una fuerte caída real del 13,3%.

Sin embargo, en el resto de los gastos (Subsidios, Transferencias a provincias y Gasto de capital, entre los más destacados) el comportamiento fue inverso. Para este grupo se preveía en el primer trimestre de 2019 una caída real del 25,9%, mientras que terminaron creciendo un 2,3%. En el caso de los Subsidios se preveía un ajuste (caída) del 17% real, pero la realidad mostró un aumento del 22,7% real, arrastrados por el incremento real efectivo del 147,2% de los subsidios a la energía (se preveía presupuestariamente una suba real de “solamente” el 39,8%). Otro rubro que preveía presupuestariamente caídas en el primer trimestre (-50,4%) y terminó mostrando un aumento fue el de las Transferencias corrientes a provincias. El Gasto de capital, por su parte, mostraba una previsión de caída del 22,5% respecto a 2018 y la efectivamente verificada fue del 15,9%.

En lo que resta de 2019 el gobierno va a tener que estar con un ojo puesto en la evolución diaria de la recaudación, de modo tal de cuantificar los desvíos sobre la que originalmente presupuestó. Pero por el lado del gasto se requiere el sostenimiento de la reducción real que viene teniendo el gasto habitual (jubilaciones, gasto en personal, bienes y servicios) y paralelamente un avance en la reducción del resto del gasto, que en el primer trimestre en lugar de bajar como estaba presupuestado, subió en términos reales.

Articulos relacionados

Leave a Comment