Jingles políticos: la carrera a la Rosada a todo ritmoEconomía 

Jingles políticos: la carrera a la Rosada a todo ritmo


En las últimas horas comenzó a circular un nuevo jingle de Axel Kicillof basado en un tema de Depeche Mode Crédito: Ina.fr

Este año habrá elecciones hasta el cansancio: a escala nacional, provincial y municipal, para presidente, gobernadores e intendentes, para diputados, senadores y concejales. Por eso, en las semanas previas a las primarias empezó una lucha sin cuartel por la atención de los votantes que, en algunos casos, libra sus batallas en nuestros oídos.

No contentas con las pintadas y actos políticos, las agencias a cargo del marketing de los candidatos han salido a la búsqueda de compositores de jingles. A veces la tarea recae en un solo músico, a veces en equipos de 10 sesionistas, que trabajan entre 48 horas y una semana para crear una melodía que satisfaga a sus clientes.

Uno de los primeros en presentar su melodía este año fue

Axel Kicillof

. Horas después de que el exministro de Economía anunciara su precandidatura a gobernador de la provincia de Buenos Aires empezó a circular en las redes una cumbia construida en torno al mantra “Vamos, tomá una decisión, es Axel Kicillof, el futuro gobernador”. Ahora comenzó a circular uno nuevo, basado en “I Just Can’t Get Enough” de

Depeche Mode

.

Otro que lanzó una canción de campaña fue el senador

Adolfo Rodríguez Saá

, que pretendía gobernar por quinta vez San Luis. El suyo
no tiene una melodía original sino que se basa en un clásico de Queen (“Another One Bites The Dust”) y arranca: “Él siempre cumplió/ nunca te mintió/ y ahora regresó/ para gobernar”. No le sirvió de mucho: perdió en la elección a manos de su hermano

Alberto

.

Jingles políticos: Carrera a la rosada a todo ritmo, por Andrés Krom

05:24

Video

Aunque muchas veces comparten compositor, “el jingle político es bien distinto del comercial”, destacó Max Devrient del estudio Mdpro. “Los comerciales están atados a una pauta radial y televisiva de 15 a 25 segundos, en la que tenemos que destacar los atributos de la marca. Un jingle político puede durar hasta cuatro minutos y le permite a los autores desarrollar una canción más empática”, añadió.

Fuentes en la industria señalan que no hay muchos jugadores en este mercado y que hay de tres a cinco empresas que concentran la mayoría de los encargos. Los aranceles suelen manejarse por los convenios de Sadaic y pueden estar entre los 42.000 y los 178.000 pesos dependiendo del largo del jingle (puede ir de 10 a más de 60 segundos).

Por ahora, la mayoría de los jingles proviene de distintas facciones del peronismo y no hay muchos ejemplos dentro de Cambiemos. ¿Escucharemos canciones oficialistas en este camino a las primarias?

ADEMÁS

Articulos relacionados

Leave a Comment