Efecto brecha: en abril se triplicó la compra de “dólar solidario”Economía 

Efecto brecha: en abril se triplicó la compra de “dólar solidario”


Con los precios libres del dólar en alza, la gente se volcó a usar su cupo para comprar el oficial sin importar el recargo del 30% Fuente: LA NACION

Se intuía pero la confirmación llegó recién:

durante abril se triplicó la demanda de ”


dólar solidario



respecto de marzo.

Por la escalada que tuvieron los precios libres de la divisa durante ese mes (trepó de $85 a $118 el paralelo a la vez que voló 30,6% el dólar MEPy 32% el Contado con Liquidación -CCL-)

u

n millón doscientos mil compatriotas se lanzaron a exprimir al máximo posible su cupo mensual de US$200 permitidos

sin importarles el recargo del 30% que se aplica.

Se alzaron de ese modo con US$ 219 millones, tres veces el monto comprado en marzo (apenas US$ 73 millones) al

adquirir un promedio de US$185 per cápita

, el mayor monto desde que está en plena vigencia el impuesto PAÍS.

Para tener una idea de la aceleración que tuvo la demanda en abril solo hay que observar que la compra de billetes en los tres primeros meses del año había alcanzados los US$ 233 millones. Es decir, entre enero, febrero y marzo los argentinos compraron apenas US$14 millones más que durante abril.

Los datos surgen del Balanca Cambiario de abril que acaba de publicar el Banco Central (BCRA). Es una radiografía de rebrote que tuvo la desconfianza tras unos meses de relativa calma dado que:

  • La demanda neta de divisas por parte de las personas (lo que incluye gastos por pasajes o estadías en el exterior, además de la demanda de billetes) escaló hasta los US$248 millones (42% respecto de marzo).
  • Casi se triplicó el número de compradores: pasó de 435.000 a 1.200.000
  • Aumentó 66% la criticada Formación de Activos Externos (FAE), también denominada fuga de divisas al pasar de US$ 110 millones a US$ 183 millones, como bien anticipada la sostenida escalada del CCL. Si la comparación se hace respecto de la salida de capitales por apenas US$ 60 millones registrada en enero.

En un contexto de oferta privada declinante (el principal sector en términos de ventas netas históricas, “Oleaginosas y cereales”, hizo ventas netas por US$ 1221 millones, 42% inferiores a las registradas el mismo mes de 2019) y una demanda creciente de divisas (las empresas de otros rubros compraron US$ 1316 millones netos, principalmente para realizar pagos por importaciones de bienes y servicios), la porción que pasó a manos de ahorristas e inversores la tuvo que poner el BCRA lo que le costó sacrificar reservas netas por US$ 590 millones en el mes.

“Estas son las consecuencias de haber diseñado una política sin tener en cuenta que un cepo reeditado no tenía chances de durar cuatro años como el anterior. Obvio, todo se potenció por el coronavirus que hizo que la caída del tipo de cambio multilateral fuera abrupta en el mercado oficial en términos reales. Pero la dinámica de mercado se acelera cuando se conoce por anticipado como terminan esas políticas”, apuntó el economista Jorge Vasconcellos del Ieral quien

ya había advertido a LA NACION

sobre los efectos nocivos de la brecha.

“Tardó poco en volver el déficit de la cuenta cambiaria”, hizo notar el economista Martìn Polo en alusión al saldo negativo por US$ 92 millones que cerró abril

Si algo dejó a la vista el informe es que este mes de abril fue el peor para la balanza comercial cambiaria en largo tiempo.

ADEMÁS

Articulos relacionados

Leave a Comment