El protesorero de San Lorenzo firmó un acuerdo de compra de GarbarinoEconomía 

El protesorero de San Lorenzo firmó un acuerdo de compra de Garbarino

El protesorero de San Lorenzo y titular del Grupo Prof, Carlos Rosales, firmó un acuerdo con los dueños de Garbarino, para comprar la cadena de electrodomésticos y concretar la operación “en un plazo máximo de 30 días”, una vez que concluya el due diligence que realizarán los auditores para conocer la situación de la compañía. Mientras tanto, habrá una conducción compartida, hasta que se concrete la venta definitiva.

Según fuentes que participan de la negociación, Rosales se comprometió a pagar parte del sueldo de los 4.225 empleados,, como condición para tener la “exclusividad” en el proceso de compra de Garbarino. Ese fue uno de los puntos con los cuales logró el apoyo del titular del gremio de empleados de Comercio, Armando Cavalieri, al que pertenecen la mayoría de los empleados de la cadena de electrodomésticos.

El grupo inversor que compraría Garbarino se llama Santa Marta, cuyo principal dueño es el propio Rosales, con una participación del Grupo Prof y otros inversores, de los cuales no trascendieron sus nombres. 

Carlos Rosales difundió este viernes un comunicado, bajo el título “Garbarino: se firmó el acuerdo y comienza el due diligence”. Allí informó que hoy suscribió “un acuerdo consistente en la aceptación de su oferta, para la compra del Grupo Garbarino”.

La oferta “fue aceptada por la totalidad de las partes involucradas. A partir de ese momento se inició el plazo para realizar el due diligence. Comienza un proceso en el que Rosales y sus equipos técnicos trabajarán en la identificación de problemáticas puntuales y detalles operativos, para mejorar la eficiencia de la empresa y pondrán en marcha su plan de trabajo para sacar de la crisis a la mayor cadena de electrodomésticos”, dice el comunicado. Y agrega: “Dicho proceso concluye en un plazo máximo de 30 días corridos, cuando el Grupo Rosales decida efectivamente manifestar su voluntad de adquirir de forma definitiva la explotación del negocio”.

Tal como anticipó Clarín, la propuesta de Rosales incluye mantener abiertas los 246 locales a la calle de marca Garbarino y Compumundo, junto con la ensambladora de celulares en Tierra del Fuego, que trabaja para Samsung; así como el pago de los sueldos a los empleados.

También ya se inició la renegociación de la deuda con los bancos, de $5.000 millones, donde los mayores acreedores son Santander y Galicia, que tienen las acciones de la empresa y un mandato de venta, como garantía; y la reestructuración de otros $7.000 millones de deuda con los proveedores, entre los que se destacan Newsan, BGH y Mirgor, entre otros. Además contemplan un pago -cuya cifra no se divulgó- para los hermanos Daniel y Omar Garbarino, dueños de la cadena de electrodomésticos.

Esta propuesta tiene el respaldo del Gobierno, que podría aportar el 50% de los salarios en los próximos meses, en el marco del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), según conversó el propio Cavalieri con el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

La propuesta de Rosales tiene el caracter de exclusiva, de modo que no podrán surgir nuevos interesados en estos días, mientras se realiza el proceso de due diligence. Las fuentes cercanas a la negociación dijeron a Clarín que el proceso está muy encaminado, ya que detrás de Rosales está la aseguradora Prof y la cercanía de Rosales con Marcelo Tinelli, presidente de San Lorenzo y de la Liga Profesional de Fútbol. También el público respaldo que le dio el gremialista Cavalieri.

De hecho, Cavalieri sostuvo en un comunicado que la firma de este acuerdo “permite salvar a la empresa de una situación verdaderamente apremiante”, y que como parte de su propuesta “se compromete al pago de los salarios y a garantizar sus puestos de trabajo”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment