La asamblea de las mujeres, entre géneros y disciplinasEspectáculos 

La asamblea de las mujeres, entre géneros y disciplinas


Unas 4000 personas asistieron al Cervantes Crédito: Mauricio Caceres

“Quien no se mueve, no siente sus cadenas”, decía una de las serigrafías que se realizaban en vivo en la planta baja del Teatro Cervantes el fin de semana, en
La asamblea de las mujeres, recordando las palabras de Rosa Luxemburgo. Más de 4000 personas participaron de esta acción de inicio de la temporada 2019, programada por la gestión del director artístico Alejandro Tantanian, que tomó la totalidad del edificio de Córdoba y Libertad durante el fin de semana con el propósito de dar visibilidad a las voces excluidas. Así como este año le tocó a las mujeres, en 2017, el homenajeado había sido Eduardo “Tato” Pavlovsky.

“Especialistas, antropólogas, filósofas, escritoras e investigadoras narrarán en simultáneo las distintas luchas del feminismo y de los diferentes activismos sexo-genéricos. Que sus palabras y sus cuerpos tomen la escena del teatro público”, dijo Tantanian sobre el proyecto ideado en colaboración con el Goethe-Institut, Institut Français d’Argentine y Fundación Medifé, más la colaboración de la Alianza Francesa y la Fundación Rosa Luxemburgo. El sábado y domingo, el teatro fue recorrido por una multitud de personas, en su mayoría jóvenes, que pasaron por
La asamblea de las mujeres.

El nombre por el que todos preguntaban correspondía al de la antropóloga Rita Segato, vedette de la jornada que llenó la sala María Guerrero por la tarde cuando fue entrevistada por la periodista María O’Donnell y también el acto de cierre, cuando compartió el sillón con la filósofa Diana Maffía, directora del Observatorio de Género en la Justicia del Consejo de la Magistratura y la socióloga Laura Fernández Cordero. “No importa el nombre ni la etiqueta que nos pongan, nosotres estamos acá. Solo falta Lohana Berkins”, dijo Shock y le dedicó un tema a la recordada defensora de los derechos transgénero.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados