Se afianza el superávit comercial: febrero acumuló un saldo de USD 460 millonesEconomía 

Se afianza el superávit comercial: febrero acumuló un saldo de USD 460 millones

En una de las pocas consecuencias positivas de la devaluación, febrero confirmó el afianzamiento de un superávit comercial que ya acumula cinco meses consecutivos y alcanza los 832 millones de dólares en lo que va del 2019.

En esta oportunidad, el saldo fue de 460 millones de dólares producto de una mejora de las exportaciones del 3,7% frente al mismo mes del año anterior y principalmente gracias a un nuevo derrumbe de las importaciones del 22,9%.

En cuanto a las primeras, el mejor resultado se observó llamativamente en las Manufacturas de Origen Industrial (MOI), que con un alza del 5,5% quebraron una importante seguidilla de caídas a partir de las mayores ventas de vehículos para transporte de mercancías (102 millones de dólares).

Por su parte, las Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA) subieron un 4,1% a raíz de un incremento en el aceite de soja bruto (97 millones) y carnes (42 millones), mientras que los productos primarios y los combustibles se incrementaron un 1,2% y 3%, respectivamente por la suba entre otros productos, de trigo (38 millones), calamares (28 millones) y aceites crudos de petróleo (25 millones).

Respecto a las compras externas, el desplome más pronunciado se dio en vehículos automotores de pasajeros (-46,5%) y bienes de capital (-32,6%), rubros usualmente asociados a la inversión. Es que, como suele comentarse entre los economistas, está claro que esta mejora en la balanza comercial se dio “por las malas” mediante el conocido shock cambiario del 2018.

La devaluación evitó que el 2018 fuera el año con mayor déficit comercial de la historia

En el desagregado de las compras de febrero se puede ver que las mayores caídas correspondieron a vehículos automotores de pasajeros (-262 millones de dólares); piezas y accesorios para equipos de transporte (-177 millones de dólares); equipos de transporte industrial (-113 millones de dólares); metales comunes y sus manufacturas (-107 millones de dólares); y máquinas, aparatos y material eléctrico y sus partes (-243 millones de dólares).

El intercambio con los principales socios comerciales del país reflejó esta clara mejora en el frente externo, especialmente en los casos de Brasil y China. En el primer caso, las ventas subieron un 19,2%, frente a una caída en las compras del 37,1%, mientras que con el país asiático estos componentes presentaron una variación del 7,7% y -33,9%, respectivamente.

No obstante, se mantuvo el histórico rojo con ambos mercados aunque con características notablemente diferentes. Con el país vecino, se estuvo cerca de alcanzar el equilibrio comercial (-23 millones), en cuanto que con Beijing el déficit se redujo a 382 millones en una relación que potencia la primarización de las exportaciones argentinas, ya que el 64,7% de los envíos se concentró en carnes, calamares y aceite crudo de petróleo.

Por el contrario, con la Unión Europea fue el único bloque de importancia con el que se empeoraron los números en relación al mismo mes del 2018, ya que las exportaciones disminuyeron un 18,3% y el saldo total arrojó un rojo de 317 millones.

De cara al futuro, para el gobierno será vital mantener ese flujo positivo de dólares, ya que es uno de los pocos canales de la cuenta corriente donde puede evitar una pérdida de divisas.

Los números del comercio exterior eran una de las mayores debilidades macroeconómicas de la administración Cambiemos, que desde comienzos del 2017 acumuló 20 meses consecutivos de déficit a fuerza de apreciación cambiaria.

Mientras que en dicho año el mismo llegó a un récord histórico de 8.309 millones de dólares, el último año se redujo a 3.820 millones a partir del cimbronazo cambiario que desplomó las compras externas.

Copyright La Politica Online SA 2019.

Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas.

Articulos relacionados