Ganar y rezarDeportes 

Ganar y rezar

por Hugo Caric

Una chance más. El entrenador Diego Osella y los jugadores de Belgrano se aferran a la última esperanza para evitar el descenso. Foto: CEDOC PERFIL

Juan Carlos Olave, el manager de Belgrano, no pudo evitar la pregunta el jueves pasado en el Estadio Kempes, más allá de que la puesta en escena tenía como objetivo presentar la final de la nueva Copa de la Superliga.

-¿Qué va a pasar el domingo?

-Vamos a ganar… Y esperaremos que Dios nos ayude para poder quedarnos en Primera.

Una vez más le tocó poner la cara el arquero del histórico ascenso ante River Plate en el Monumental. Ya lo había hecho meses atrás, cuando quedaban por delante 10 fechas de la Superliga 2018/2019 y el Pirata estaba “recalculando” para encontrar el camino. “Nos equivocamos y lo pagamos con resultados”, le reconoció aquella vez a PERFIL CÓRDOBA.

Por entonces, otro ídolo celeste, José Luis Villarreal, expresaba en este diario el sentimiento de los hinchas: “La situación es compleja. Los dirigentes son austeros y no quieren gastar, pero esta vez o rompen el chanchito o vamos a sufrir como hace mucho tiempo no lo hacemos”.

Nueve fueron los futbolistas que Belgrano contrató en el receso veraniego para tratar de mejorar su cotización en la pizarra de los promedios y también el semblante del técnico Diego Osella, quien luego de siete fechas (un triunfo, dos empates y cuatro derrotas) ya había dado su diagnóstico: “Si seguimos así, nos vamos al descenso”.

Después de nueve partidos más, el panorama se puso más complicado. Una victoria, seis igualdades y dos traspiés dejaron al equipo de Alberdi en el último peldaño de la tabla y en una situación límite: en la última fecha debe ganarle sí o sí a Godoy Cruz de Mendoza y esperar que Patronato de Paraná pierda con Argentinos Juniors y que San Martín de San Juan y Tigre no ganen sus respectivos partidos contra Talleres y River.

La chance de máxima, para el Pirata, es forzar un desempate con el elenco entrerriano.

“Hemos dejado pasar muchas chances”, admitió Osella, cuya cosecha al frente de la “B” alcanza el 29,16% de los puntos en juego, la misma cifra que ostenta su antecesor en el cargo, Lucas Bernardi, quien por esas vueltas de la pelota hoy estará en el Gigante de Alberdi dirigiendo al Tomba.

A favor del actual DT se puede argumentar que a pocas horas del reinicio del certamen le sacaron a su máxima figura, sin demasiadas explicaciones de la dirigencia, tanto para él como para los simpatizantes, socios y abonados.

“En la situación en la que está Belgrano, está claro que no hubo una demostración de amor de Matías Suárez para con el club. Se había armado el plantel alrededor de él”, le dijo a Radio Rivadavia Armando Pérez, el hombre que maneja los destinos de la “B” desde su rol de director ejecutivo.

¿Y Jorge Franceschi? Hace bastante tiempo que no habla en público, y tampoco se muestra demasiado durante los partidos. “No le tengo miedo al descenso. Lo que queremos es volver a ser internacionales”, le había dicho a “La Voz del Interior” antes del inicio del campeonato.

“Entiendo los insultos del hincha”, declaró días atrás el vicepresidente 1º Sergio Villella en Radio Impacto. “Mientras las matemáticas lo permitan, yo mantengo las esperanzas. Y si nos toca irnos a otra categoría, tendremos que hacer un análisis y tratar de volver”, añadió.

Por su parte, Federico Lértora, uno de los referentes del plantel, hizo un análisis preciso: “Hay que aceptar que las oportunidades para depender de nosotros ya las tuvimos y no las aprovechamos. Ahora nos queda ganar, esperar y nada más”.

El objetivo de Vojvoda

Talleres también necesita sumar los tres puntos en su última presentación en la Superliga 2018/2019, como visitante de San Martín de San Juan.

El triunfo es el único resultado que le sirve para tratar de alcanzar el objetivo de clasificar a la Sudamericana 2020 por el presente campeonato, más allá de que todavía queden cupos disponibles por Copa Argentina y Copa de la Superliga y que puedan producirse reacomodamientos por las definiciones de estos torneos y de las competiciones de Conmebol del presente año.

“Hay diferentes tipos de objetivos, pero yo quiero clasificar”, le dijo a PERFIL CÓRDOBA el técnico Juan Pablo Vojvoda.

Un par de semanas atrás, en coincidencia con el despido de Frank Darío Kudelka de la Universidad de Chile, el presidente albiazul Andrés Fassi se apresuró en anunciar que ya estaban conversando la renovación del contrato con el actual DT. La eliminación de la Copa Libertadores a manos de Palestino y las derrotas ante Tigre y River en el certamen local –con la admisión del entrenador de sus equivocaciones en la elección de jugadores y estrategias- parecieron haber generado un impasse.

¿Se juega hoy Vojvoda algo más que el pasaje a las copas? A su favor, la promoción de juveniles. Y en su descargo, la fractura de peroné que sacó de cancha al lateral Leonardo Godoy y el retiro anticipado del capitán y referente Pablo Guiñazú.


Lo más visto

Articulos relacionados