La AFIP minimiza el impacto fiscal del Mini Plan PrimaveraEconomía 

La AFIP minimiza el impacto fiscal del Mini Plan Primavera

Tras las inconsistencias fiscales que dejó el Mini Plan Primavera, el mercado mira con atención a Leandro Cuccioli, que siendo el máximo responsable de la recaudación argentina, deberá pagar los platos rotos de las medidas y hacer malabares para incrementar los ingresos públicos.

Se tratará de una dura batalla teniendo en cuenta que el contexto recesivo tira para abajo el cobro de impuestos relacionados al nivel de actividad económica, columna vertebral del regresivo sistema impositivo local.

Tal es así, que incluso unas semanas antes del anuncio de este plan que como mínimo elevará el gasto en $9.000 millones, el FMI ya había advertido que se necesitaban “medidas urgentes” para poder cumplir con el déficit cero.

El mercado alerta las inconsistencias del Mini Plan Primavera con el déficit cero

Sin embargo, desde la AFIP se muestran confiados y minimizan el impacto del paquete impulsado por los radicales. A su vez, ya están trabajando en una serie de puntos con los que aspiran a levantas las alicaídas arcas públicas.

En primer lugar, ponen el foco en minimizar la evasión del IVA. En segundo término, se hará una restitución de las percepciones en la aduana del doble IVA que se había sacado en octubre para amortiguar el impacto de la devaluación en los importadores.

Paralelamente, se anunció un plan de pagos que si bien no tiene fines recaudatorios en el rango de menores contribuyentes, si lo hace con los medianos y los más grandes que se sumen que deberán pagar un adelanto de hasta el 20% de su deuda para ingresar.

“Como es deuda vencida no tiene costo fiscal. Al contrario, puede mejorar la recaudación. Es una deuda que no está entrando y si no doy estas facilidades se convierte en recaudación perdida”, explican.

Pero en realidad, lo determinante en el futuro de los recursos del fisco escapa a la órbita del ente recaudador. El eje del plan de mayores ingresos de la AFIP finalmente descansa en que la economía se recupere, cosa que para la Universidad Di Tella no sucederá al menos hasta septiembre.

“Veo una recuperación de la economía por un tema cíclico de que en el segundo trimestre del año pasado nos pegó muy fuerte la sequía. A su vez, el proceso paritario tiene que ayudar principalmente en seguridad social que te explica entre el 25% y el 30% de la recaudación”, es el análisis optimista que hacen desde la cartera de Cuccioli.

La recaudación agudizó su caída y la brecha con la inflación ya supera los 16 puntos

No obstante, el panorama parece bastante más complicado. Más allá de las dudas respecto al rebote de la economía, el Mini Plan Primavera tiene más de un aspecto que golpea a las arcas públicas.

Además de los $9.000 millones de incremento en subsidios por el congelamiento tarifario -que podría elevarse si el tipo de cambio se mantiene al alza-, menores tarifas también significan un menor cobro de IVA relacionada a las mismas. En la AFIP le quitan importancia por representar aproximadamente el 5% del tributo, pero la suma de pequeños montos va construyendo un escenario considerablemente adverso.

En este sentido también juega la quita de retenciones para el incremento de ventas externas respecto a 2018 de las pymes que exporten menos de 50 millones de dólares al año. En este caso, alcanza un importante universo de casi 9.000 empresas que el año pasado enviaron productos argentinos al exterior por unos 20.000 millones de la divisa estadounidense.

“Si se tienen en cuenta que las exportaciones pueden crecer entre un 10% y un 12%, la baja de retenciones afectaría unos 2.000 a 2.400 millones de dólares de nuevas exportaciones potenciales”, subrayaron desde la consultora DNI.

Como agravamiento, los derechos a la exportación también se verían reducidos por la especulación de los productores frente a la incertidumbre electoral, cosa que reconocen desde AFIP. “El ritmo de la liquidación de la cosecha está más retrasado. Hoy la silobolsa te da una flexibilidad que permite analizar el mejor momento para liquidar de acuerdo al tipo de cambio, el precio de los commodities y los factores políticos”, afirman.

Por último, en caso de que la inflación supere el tope del 55% -cosa que podría suceder el mes próximo- las empresas están habilitadas por ley a ajustar por IPC (Índice de Precios al Consumidor) sus balances, beneficiándose de un menor pago de impuesto a las ganancias. 

Copyright La Politica Online SA 2019.

Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas.

Articulos relacionados