Descolgar el póster de Messi: el reto de Scaloni para crear una mejor atmósfera en la selecciónDeportes 

Descolgar el póster de Messi: el reto de Scaloni para crear una mejor atmósfera en la selección


Messi y Scaloni, dos piezas clave para conseguir una armónica fusión entre las generaciones Fuente: Archivo

Con

Lionel Messi

, la atmósfera no es la misma en la

selección argentina

. No son fábulas, son situaciones concretas. Messi condiciona con su presencia, no necesita dar órdenes para que de todos modos cambie la dinámica del lugar. Por eso su ausencia libera a muchos jugadores. Especialmente a los más jóvenes, a la camada renovadora que todavía camina en puntas de pie. Descolgar el póster y acercar al crack con los ‘terrenales’, es otro de los desafío de la refundación que le toca a

Lionel Scaloni

. Messi, el capitán, alma y
patrón de la selección, ya no tiene los interlocutores de antes y las relaciones nunca han sido su punto fuerte. “Estamos trabajando para que los jugadores nuevos vean a Messi como un tipo normal”, reveló el entrenador. La misión requiere el compromiso de todos: la generosidad del rosarino, el carácter de los nuevos integrantes del plantel y la determinación del cuerpo técnico.

Ejemplo sencillo: si no está Messi, no hay que preocuparse por el volumen de la música, ni por si alguien se sienta en un lugar que no corresponde, o si se puede comenzar a comer o aún no porque todavía no bajó de su habitación el capitán. Y vale la aclaración: no es que Messi imponga esas reglas, sino que los demás temen desobedecer o incomodar algo que no está escrito en ningún lado. Pero por si acaso…, entonces el ámbito deja de ser natural. Mezcla de reverencia y sobresalto. Ya no está Javier Mascherano para actuar de enlace. A Scaloni y sus ayudantes les corresponde agilizar la integración. Entonces, como una señal, se instrumentó la mesa larga para reunir a la delegación en el almuerzo y en la cena; ya no hay mesas por grupos de amigos en la selección.

Lautaro Martínez es juventud y futuro. Me ilusiona. La única manera de evaluarlo es que juegue en la selección. Creemos que hay potencial, sobretodo en los jugadores jóvenes

Lionel Scaloni

Messi habita en la discreción, si hasta puede parecer ausente. Pero sus gestos y silencios condicionan, claro. Messi no pide ni proscribe, pero muchas veces habla sin decir. O con sus actos. Atreverse a persuadirlo de otras actitudes también es imprescindible. Hubiese sido ideal que advirtiera la conveniencia de permanecer en Madrid tras la caída con Venezuela en lugar de marcharse a Barcelona. Eso esperaba el cuerpo técnico, eso esperaban los que hasta entonces solo lo habían visto por televisión. Romper con esa inercia es una tarea que incluye -y examina- a cada uno.

“Tenemos que lograr que los jugadores de la selección se sientan con más confianza cuando lo vean a Messi”, repitió Scaloni, que en las últimas horas ofreció entrevistas en los programas ‘Más que fútbol’, por DirecTV, y ‘Enganche’, por 94.7FMRadio. Construir franqueza, romper resquemores. El cuerpo técnico necesita un Messi más cercano, más
carnal y menos etéreo. Y de los nuevos futbolistas más atrevimiento, sana irreverencia, decisión. Que sean genuinos, que sean los mismos con o sin Messi. Para que esa química se traslade a la cancha.


Una práctica compartida entre Lionel Messi y Lautaro Acosta

La confesión del ‘Laucha’ Acosta

Tan remisos los futbolistas a compartir estas sensaciones en
on, ayer Lautaro Acosta se atrevió a resumirlo: “Messi no es tal vez el líder que cualquiera espera, más integrador o más de charlar con el grupo. Es otro tipo de líder. Él habla dentro de la cancha y tal vez necesita a otro que haga ese apoyo”, explicó en TyC Sports el símbolo de Lanús. “Es una persona introvertida, muy callada, aunque tenía afinidad con su parte del grupo, como pasa en todos lados”, agregó ‘Laucha’, que compartió con Messi el plantel en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y en algunos partidos en 2017, con la selección de Sampaoli.

En ningún momento Menotti se mete en mis decisiones. Hablamos de fútbol y su figura es importante. Quiero dejar en claro que nuestra relación con Menotti es la mejor

Lionel Scaloni

“Ahora, nuestra gran labor es que Lionel Messi no cohíba a los demás y que, por ejemplo, Giovani Lo Celso sea en la selección el mismo que en el Betis”, amplió el entrenador. Buen punto. Hasta el futbolista que eligió Scaloni no pareció casual: el exCentral viajó de la titularidad en la antesala del Mundial a no jugar ni un minuto en Rusia, un caso que descubre dos inconductas: los peajes en la grieta generacional y las concesiones de Sampaoli.

En noviembre del año pasado, durante la serie de amistosos contra México en el país, no resultó casual que el
ala renovadora se encargara de diferenciar el clima post-mundialista con la selección anterior. Insistieron con palabras como frescura, felicidad, alivio. Sin dudas, el que se atrevió a ir más allá fue Mauro Icardi: “Nosotros, en esta nueva etapa, nos sentimos muy cómodos y muy bien con todo el cuerpo técnico, con Leo [Scaloni], con todos. Se formó algo muy lindo. Yo viví en la selección y no había tanto compañerismo ni tanta amistad”. Y agregó: “Cuando vine acá no se sentía esto que hoy en día se siente, porque todos somos jóvenes. Antes había muchos más jugadores de experiencia y esto no se sentía. Ahora hay jugadores que arrancan desde abajo, que quieren dar el máximo”. El goleador de Inter jugaba su batalla porque nunca tuvo empatía con la
vieja guardia, pero respondía a una sensibilidad generalizada.

No hay ningún problema con Agüero. Tengo la mejor relación con él. Su nivel es muy bueno, está en carrera para jugar la Copa América

Lionel Scaloni

Las distintas voces buscaban respaldar a Scaloni, que todavía no había sido confirmado por la AFA de Claudio Tapia; apuntarle a Jorge Sampaoli y, también, enviarle un mensaje a algunos
históricos, los que hasta su último día en la Copa del Mundo de Rusia habían gobernado sin incorporar a la nueva generación. Hubo destratos, vacíos y desplantes. Incluido Lionel Messi, desde ya.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados