Champions League: el espíritu romántico de Ajax resiste a la globalizaciónDeportes 

Champions League: el espíritu romántico de Ajax resiste a la globalización


Dusan Tadic, una de las perlas del semifinalista Ajax Fuente: AP


Ajax

es la revelación de la

Champions League

, llegó más lejos de lo que muchos hubieran imaginado. Para alcanzar las semifinales que este martes empezará a disputar contra

Tottenham

arrancó desde muy atrás, tres ruedas preliminares, un largo camino desde fines de julio hasta acceder a la etapa de grupos. Un filtro que está destinado a los campeones o segundos de las ligas europeas más relegadas en el ranking de la UEFA. La de Holanda figura 11ª y Ajax fue escolta de PSV Eindhoven, ganador del título de la Eredivisie en la temporada anterior. Eso lo obligó a trajinar tres series (Strum de Austria, Standard Lieja y Dinamo Kiev) para hacerse un lugar en la zona que finalizó segundo, detrás de Bayern Munich y por delante de Benfica y AEK Atenas.Después vendrían los batacazos contra Real Madrid y Juventus.

Hacía 16 años que Ajax no avanzaba hasta los cuartos de final. La Ley Bosman y la consecuente libre circulación de futbolistas comunitarios ensancharon la grieta entre los clubes económicamente más poderosos y el resto. Quedó limitado a ser un formador de promesas sin capacidad económica para retenerlas. No es casual que antes de la aplicación de esa nueva norma Ajax fuera cuatro veces campeón de la Champions (la útlima, en 1995) y después no pudiera trascender más allá de sus fronteras.

Ajax no tiene billetera para competir contra Real Madrid, Barcelona, Juventus, PSG, Manchester City y tantos otros, pero sí posee una identidad y un estilo futbolístico reconocibles desde hace más de 50 años. Una escuela, en todo sentido, como lo dejó reflejado

Johan Cruyff

, una leyenda del club, en su autobiografía Cruyff14: “Me uní a los juveniles de Ajax en 1957, con 10 años. No solo me educaron en el fútbol, sino también en normas y valores. Disputar partidos siempre se alternaba con el mantenimiento de los cinco aspectos básicos del fútbol: patear, jugar de cabeza, gambetear, llevar la pelota, controlar y recibir un pase. Siempre andábamos muy ocupados con la pelota. Me enseñaron que dar un solo toque de pelota es la forma técnica más refinada. Para poder tocar la pelota perfectamente una vez hay que haberlo hecho ciento de veces durante el entrenamiento, y eso es lo que hacíamos. Esa es la escuela de pensamiento del Ajax, que produce jugadores que están entre los mejores del mundo en el aspecto técnico”,

El actual Ajax es un reflejo de las palabras del maestro Cruyff. Ninguno de sus jugadores está entre los diez mejores del planeta, pero colectivamente maneja conceptos que potencian a las individualidades. Desde el 4-3-3 que es el esqueleto histórico de toda formación, el equipo de Erik Ten Hag (trabajó con Guardiola en Bayern Munich) se despliega con continuas asociaciones, juego posicional y alta intensidad para hacer circular la pelota. Esas premisas son llevadas a la práctica con atrevimiento y valentía, esenciales para empatarle a Bayern Munich en el Allianz Arena, golear a Real Madrid en el Bernabéu y vencer a Juventus en Turín.

De esa cultura se empapó

Nicolás Tagliafico

, como lo expuso hace menos de dos meses en una entrevista con
LA NACION: “Lo que más me impacta de Ajax es su idiosincrasia. A veces salgo del entrenamiento y veo nenes de 7 años tocando de primera, perfilándose para recibir la pelota. Nuestro plus es que jugamos igual en todas las canchas. La filosofía del Ajax es inalterable, no cambia de acuerdo al entrenador”. En su segunda temporada en Holanda, el ex Independiente convirtió tres goles en la actual Champions, un aporte muy por encima del promedio para un lateral.

Junto con Barcelona, Ajax es el otro equipo europeo con posibilidades de obtener el triplete en la temporada, porque a lo de la Champions hay que sumarle el liderazgo en la Eredivisie y la condición de finalista de la Copa de Holanda.


Tagliafico regresa a la titularidad en Ajax tras cumplir una sanción Fuente: Reuters

Ajax se constituyó en una prioridad para todo el fútbol holandés. La Federación postergó la fecha de la liga del último fin de semana para darle descanso a un equipo que acumula un fuerte trajín: 53 partidos oficiales -solo cinco derrotas- en la temporada, al igual que Barcelona, y uno más que Tottenham. Tanta actividad con buenos resultados redundó en un récord para el club: marcó 160 goles (32 en la Champions), a un promedio de 3,01 por encuentro.

Ajax es la juventud del capitán y zaguero central Matthijs de Ligt (19 años), codiciado por varias potencias. Lo elogió un referente del club, Ronald de Boer: “Pareciera que viene jugando Champions League y Mundiales desde hace mucho tiempo, muestra una gran madurez para sus 19 años”. El marcaje que hizo sobre Cristiano Ronaldo en el desquite fue una de las claves del éxito.

Barcelona ya se aseguró para la próxima temporada al volante Frenkie de Jong (21 años), con un perfil técnico muy de la Masía: pase, control y conducción. Donny van de Beek (22 años) es el volante ofensivo central, se involucra en la creación y en la llegada (15 goles en la temporada). Además de la frescura de la cantera, Ajax también le hace vivir una segunda juventud al serbio Dusan Tadic (30 años), un centro-delantero engañoso porque baja a recibir, impone su buen control y ataca al espacio. Se transformó en un atacante completo: en 50 partidos suma 32 goles y 20 asistencias. Como extremos, el marroquí Ziyech y el brasileño Neres pueden sorprender con un desborde o una diagonal, sin descuidar el retroceso para mantener el trabajo en bloque. El arquero camerunés Onana no ofrece las garantías de Ter Stegen, Alisson o Lloris, pero muestra arrojo y está integrado al postulado de jugar con los pies.

Ajax está superando las propias expectativas. “No somos el Ajax histórico, que fue ícono mundial. Hoy se piensa más en formar jugadores que en ganar la Champions porque no se puede competir contra equipos que tienen presupuestos altísimos”, fue el diagnóstico de Tagliafico a principios de marzo.

Contra las previsiones, el viejo Ajax está de vuelta, demostrando que sus antiguos y románticos principios resisten a la era de la globalización.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados