El día que confundieron a Viggo Mortensen con un barra del BarcelonaDeportes 

El día que confundieron a Viggo Mortensen con un barra del Barcelona

El reconocido actor Viggo Mortensen recordó cuando hinchas de Real Madrid quisieron golpearlo porque confundieron la camiseta de San Lorenzo con la de Barcelona.

Se sabe, Viggo es fanático del Ciclón, amor que expresa en cada gala de festivales cinematográficos, tal como lo hizo en la ceremonia pasada de los Oscars. Esa noche enseñó ante las cámaras un pin del escudo del Cuervo.

Lee también: El día que Viggo Mortensen llevó su amor por San Lorenzo a los Globo de Oro

La historia ocurrió en 2006, el día en que Boca le propinó a San Lorenzo el histórico 7 a 1 en el Nuevo Gasómetro.

El actor se encontraba en Madrid participando del rodaje de Capitán Alatriste. El director de la película, Agustín Díaz Yanes, lo invitó a su departamento a ver el partido.

Lee también: El día que Viggo Mortensen casi pierde un vuelo por gritar un gol del Ciclón

Viggo le había hablado a Yanes de la paternidad que San Lorenzo aún mantiene sobre Boca. Ya vería él, dijo el actor, cómo esa tarde en el Nuevo Gasómetro el equipo de Oscar Ruggeri haría pesar la historia sobre el de Ricardo La Volpe.

Pero ocurrió absolutamente todo lo contrario: “Llevé banderas, camisetas, gorros, bufandas… Entonces nos hacen un gol, dos goles, tres goles… Me hundí en el sillón”, contó en una entrevista en Radio Vorterix.

Lo peor sucedió después del partido, cuando Mortensen debió regresar al hotel en el que estaba parando.

Caminó las calles de la capital española embanderado con los colores blaugranas. Para completar la desgracia, se cruzó con un grupo de ultras del Real Madrid que lo confundieron con un hincha del Barcelona.

“Llegando a casa, estaba en la Puerta del Sol, los ultras del vieron los colores que traía. Venía de azulgrana y pensaban que era del Barcelona. Los pelados esos me empezaron a decir cosas feas y me empezaron a pegar. Yo tenía dos botellas de vino, le rompí una en la cabeza a uno y me fui corriendo”

Viggo volvió al departamento de Díaz Yanes. Este, al verlo, le preguntó si las manchas rojas que bañaban su cuerpo eran de sangre. “No, es vino”, respondió él.

AM

Articulos relacionados