El momento emotivo de Alfaro: la videollamada de una hija cuando Boca ya era campeónDeportes 

El momento emotivo de Alfaro: la videollamada de una hija cuando Boca ya era campeón


La imagen de Alfaro con su madre y sus dos hijas, una desde la conexión vía celular Crédito: @BocaJrsOficial
3 de mayo de 2019  • 09:04

Fue un día especial para

Gustavo Alfaro,

el sueño de toda una vida cumplido para quien levantó su primer título como técnico de Boca Juniors. “Le había prometido a mi padre que iba a llegar a lo máximo en esta profesión, necesitaba pasar por esto al final de mi camino”, había confesado en el día de su presentación en el Xeneize. Cuatro meses después, con todos sus objetivos cumplidos, llegó a lo más alto con la consagración del club azul y oro en la Supercopa, por penales frente a Rosario Central.

Para Alfaro, su familia es una fuente constante de inspiración y un soporte fundamental en su carrera. Tras celebrar junto al plantel su nuevo campeonato, el sexto de su etapa como entrenador, le dedicó el trofeo a sus seres queridos: “Se lo quiero compartir a toda mi familia que está en la tribuna y a la gente de Boca, que merecido lo tiene”.

Más tarde, todavía en el campo de juego del Estadio Malvinas Argentinas de Mendoza, su hija Josefina entabló comunicación por intermedio de una videollamada con su hermana, quien vive en Estados Unidos y no quería perderse de la fiesta pese a la distancia. Alfaro, emocionado, charló con ella e incluso posó junto a su mujer y sus dos hijas para inmortalizar aquel momento en una foto que ocupará un lugar especial en el álbum de la familia Alfaro.

[R] Gustavo Alfaro, acompañado de su familia, recibió el saludo de una de sus hijas que vive en Estados Unidos en una videollamada. ¡Un momento emotivo en medio de los festejos!
#OtraCopaBoca 6??8??[R]
pic.twitter.com/EFG4eEm5fi&- Boca Jrs. Oficial (@BocaJrsOficial)
May 3, 2019

Josefina, quien estaba presente junto a su padre en el campo de juego, había sido noticia en diciembre del año pasado cuando publicó un mensaje dedicado a su padre tras su salida de Huracán. Mientras el hashtag #AlfaroTraidor se convertía en tendencia en Twitter, su hija lo defendía en Instagram: “Hoy tomaste una de las decisiones más difíciles de toda tu carrera, difícilmente te entiendan, probablemente te insulten una vez más. Te vi volver escupido, con la cabeza abierta, manchado de sangre y me contestabas que así eran las pasiones. Ojalá existieran en el fútbol argentino más hombres como vos. Me enseñaste que para cumplir sueños a veces hay que sufrir un poco. Tu familia siempre será tu bastón”, escribió.

El bastión de Alfaro, su principal sostén, es una presencia permanente en la vida de un entrenador que dio su primer paso en un Boca que gritó campeón como desahogo. Después de un buen semestre que tendrá que rubricar con el duelo frente a Atlético Paranaense del próximo jueves 9 de mayo -le alcanza un empate para conseguir su boleto rumbo a los octavos de final de la Copa Libertadores- y con su participación en la Copa del Superliga, nuevos desafíos aparecerán en el horizonte de un hombre de familia.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados