gA, el grupo high tech que hace pie en IsraelEconomía 

gA, el grupo high tech que hace pie en Israel

gA nació hace 25 años como grupo Assa con emblemático edificio en Puerto Madero y se definió como global desde el primer día. Su fundador, CEO y principal accionista, Roberto Wagmaister lo define como creador de distintas plataformas inteligentes y disruptivas para liderar en la transformación de los negocios. Hoy contabiliza 1.400 empleados, el 40% en Argentina y ocupa una sede más tecnológica y funcional en plena 9 de Julio. Tienen presencia en 40 países con 11 centros de investigación y desarrollo. El año pasado facturaron US$80 millones y entre los proyectos que pueden contar se destacan las estaciones de servicio inteligentes que están por poner en marcha en YPF.

Una de sus creaciones recientes fue Parabolt, una compañía que crea plataformas. Su nombre se inspira en las herramientas que necesitan los escaladores de alta montaña para ir avanzando hacia la cumbre. La idea es ayudar a transformar las culturas de las empresas y buscan ser agentes de cambio o catalizadores dentro de las compañías clientes. La iniciativa nació en un campamento en Tandil liderado por Martín Wagmaister y así surgió Navigate, que a través de inteligencia artificial descubre la interacción entre los usuarios de las empresas, entiende comportamientos, predice y simula posibles escenarios. Entre sus usuarios se destacan desde Johnson and Johnson, Tenaris, Medtronic, hasta Arcor, Avon, por citar algunos. “gA actúa como catalizador del cambio; una de sus experiencias más recientes fue la transformación de procesos en el correo alemán y global DHL para, de manera predictiva, mejorar sus capacidades”, acota su vicepresidente Paul Dougall.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Pero para avanzar en la inteligencia de procesos, la llamada ciencia en el manejo de datos, siempre respetando la confidencialidad y protección de los datos de los individuos según asegura Wagmaister, decidieron hacer pie en Israel con apertura de filial y centro de desarrollo. Buscaron como socio local a Oren Gershtein, que sumó a esta iniciativa a Lisandro Bril. La elección de Israel es porque entienden que allá se genera la tecnología que después llega a Silicon Valley. “Es una manera de anticiparnos a lo que viene”, dice Wagmaister. Ya identificaron 18 firmas que están en la frontera tecnológica en un país que invierte 4,3% de su PBI en investigación y desarrollo a diferencia del magro 0,6% que destina Argentina.

“En Israel ya hay 360 multinacionales captando esos desarrollos, gA será la 361”, dice Bril. La nueva sede se encuentra a pocos kilómetros del centro de Tel Aviv. Paulo Brugugnoli cuenta que una de las iniciativas de gA será captar con la inteligencia artificial el comportamiento humano y trabajar en el lenguaje de los algoritmos que están expresados en inglés y los volcarán hacia el español y portugués.

Tras el ataque a las oficinas del JP Morgan sobre la porteña avenida Belgrano el martes 30 por grupos que no fueron identificados, Facundo Gómez Minujín, el CEO del banco, reunió a los empleados. Curiosamente allí funciona el centro de exportación de servicios inteligentes para todas las filiales del banco en el mundo. Les contó que había inquietud desde la casa matriz pero que JP Morgan “ha estado presente en Argentina durante décadas, en épocas de volatilidad e independientemente de ciclos políticos o económicos. Vamos a seguir apostando por el crecimiento y por su talento, enfocados más allá de los 2.000 empleados”.

Mirá también

PedidosYa, la firma de delivery online de la alemana Delivery Hero y sede en Montevideo, compró esta semana la operación de la empresa española de reparto Glovo en Chile. Quienes están al tanto de la operación aseguran que es un primer paso para el avance hacia otras operaciones de Glovo en la región. PedidosYa superó en el primer trimestre de 2019 los 15 millones de descargas de su aplicación a nivel regional y en Argentina cuenta con más de 11.300 comercios adheridos a la plataforma. Es curioso, porque a diferencia de lo que sucede en Estados Unidos donde estas plataformas no logran prosperar, en Argentina numerosos comercios desarmaron sus propios servicios de reparto a domicilio y los tercerizaron a manos de estas firmas. Entre tanto, en el Ministerio de Producción y Trabajo, han prometido diseñar una regulación al compás de la desprotección de los empleados de la mayoría de estas plataformas.

Articulos relacionados