La historia detrás del grupo que maneja la empresa de luz de La PlataEconomía 

La historia detrás del grupo que maneja la empresa de luz de La Plata


Rogelio Pagano es el presidente de DESA, que maneja Edelap. Trabajó con Elsztain, Mindlin y pasó por Edenor hasta que se lanzó a comprar empresas eléctricos como la platense. Crédito: Twitter

Rogelio Pagano es un hombre avezado en temas financieros. Quienes lo tratan desde hace años dicen que combina una larga trayectoria en el mundo del dinero con un temperamento arriesgado que lo lleva a planear jugadas al límite. Una combinación de ambos elementos lo condujo a Edelap, la empresa distribuidora de energía eléctrica de La Plata, que desde el fin de semana pasado está en el centro de las polémicas por el apagón que dejó a
miles de personas sin luz.

Pagano preside Desarrolladora Energética S.A. (DESA), dueña de Edelap, pero también de Edea, Eden, Edes y Edesa (brindan el mismo servicio en otras regiones de la provincia de Buenos Aires y la última, en Salta).

DESA le compró en mayo de 2016 Edelap al grupo liderado por Alejandro Macfarlane por más de US$250 millones. Quienes conocen la operación aseguran que Pagano y sus socios más cercanos aportaron 40% del capital. El resto fue apalancado en base a deuda que tomó a partir de los aportes del fondo Carval, originalmente vinculado a la cerealera Cargill, y de apellidos acaudalados con domicilio local.

Pese a que su experiencia está atada a las finanzas, nadie podría decir que Pagano es un recién llegado al mundo eléctrico. Era una de las espadas de Eduardo Elsztain, dueño de IRSA. Allí trabajo con Marcelo Mindlin, que en noviembre de 2003 dejó su lugar como número dos en la desarrolladora inmobiliaria y dueña de los principales shoppings del país para iniciar su propia aventura sin la tutela de Elsztain.

Mindlin se llevó a Pagano a trabajar con él cuando creó el fondo Dolphin, la piedra angular sobre la que edificó Pampa Energía, el mayor grupo eléctrico de bandera local. Cuando Dolphin compró Edenor, en 2005, Pagano saltó a la distribuidora, donde se desempeñó como CFO, es decir, el encargado de las finanzas. El CEO era Macfarlane, a quien luego le compró Edelap. Eran tiempos en que el presidente Néstor Kirchner y el ministro de Planificación, Julio De Vido, bendecían la colonización de empresas estratégicas por parte de empresarios nacionales.

En febrero de 2012 Macfarlane abandonó la conducción diaria de Edenor. Allegados a Pagano sostienen que el especialista en finanzas pensó que Mindlin lo iba a nombrar CEO del gigante eléctrico, algo que no ocurrió. Tiempo después, como Mindlin en 2003, se fue del grupo para liderar su propio proceso de compra de empresas eléctricas.

Pagano y su equipo espera ahora que se puedan arrancar cuanto antes los equipos de generación que deberían darle electricidad a los platenses hasta que se solucione el desperfecto que ocasionó el corte. Debían estar en marcha ayer.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados