Trinkets y Derry Girls, las series que remiten a dos clásicos juvenilesEspectáculos 

Trinkets y Derry Girls, las series que remiten a dos clásicos juveniles


Trinkets, disponible en Netflix, remite en varios aspectos al éxito de fines de los 90 Dawsons Creek

Si te gustó: Dawson’s Creek (1998-2003). Todas las temporadas disponibles en Amazon Prime Video.

La serie creada por Kevin Williamson a fines de los 90 se convirtió en un emblema para toda una generación. La mirada de Dawson (James Van Der Beek), entre ingenua y tomada prestada de un adulto, encarnaba una adolescencia que entrelaza los ritos del despertar amoroso con los primeros desencantos de la vida adulta. Además de presentar a una camada de actores que llegaron al cine en los años siguientes (con distinta suerte; la de

Michelle Williams

, la mejor), Williamson delineó escenas icónicas a partir de una cultura popular compartida, nutrida de películas, canciones y modas. En el marco de la rutina escolar y sobre los pasos del
coming of age,
Dawson’s Creek imaginó una primera juventud menos real que idealizada, con el justo dramatismo de esa época de la vida.


Dawsons Creek

Te va a gustar:
Trinkets (2019). Primera temporada disponible en Netflix.

La experiencia del desplazado es la que encarna aquí Elodie (Brianna Hildebrand), una adolescente recién llegada a Portland desde Nuevo México luego de la muerte de su madre. La tragedia queda en segundo plano para abordar el presente de una narradora cuyo aprendizaje se da en dos planos: la integración a un colegio en el que se siente extraña, y la conquista de un grupo de amigas con el que parece no tener nada en común, salvo la cleptomanía. Como ocurría con Dawson, la introspección de Elodie construye una madurez incómoda para los personajes que la rodean, pero perfecta para el espectador. El tono de la serie recrea esa sorpresa que trae todo lo imprevisto: ver cómo los que parecen distintos pueden convertirse en la mejor compañía.


Trinkets

Si te gustó:
Gossip Girl (2007-2012). Todas las temporadas disponibles en Netflix.

Retrato ácido de una adolescencia cruel y privilegiada,
Gossip Girl disfrazó en los dramas de chismes y confidencias una de las más insospechadas comedias sobre el costado frívolo de esa nueva juventud. Sin redes sociales, los blogs eran el muro del sacrificio, donde los trapos sucios de todo el Upper East Side neoyorkino dejaban al descubierto, entre risas cómplices, todas las miserias de ese mundo. La dinámica de las amistades, debajo de la vanidad y las conveniencias, conseguía que ese aspecto de novela rosa que podía asumir la historia se nutriera de dolores y placeres genuinos. De todos ellos quedó el rostro glacial de

Blake Lively

, con sus carteras caras y su lengua siempre afilada.


Gossip Girl

Te va a gustar:
Derry Girls (2018). Primera temporada disponible en Netflix.

Casi como el espejo pobre de aquel mundo de caprichos y mezquindades,
Derry Girls pone el ojo en un pueblo de la Irlanda británica en los tiempos de atentados y conmociones políticas. Bajo ese halo de suspendida tragedia patriota, un grupo de adolescentes crece y batalla con los dilemas de su incipiente juventud: secretos, chismes y penitencias. El escenario no es el de un colegio de la alta sociedad de Nueva York, sino una vieja escuela de monjas regida por las misas y la obediencia. La comedia es punzante en tanto combina la mirada social con los resortes del género, escalonando los chistes con el ritmo justo. Creada por Lisa McGee,
Derry Girls consigue en la media hora que dura cada uno de sus episodios una afilada observación de las relaciones familiares desde el prisma de la sátira, al mismo tiempo que un divertido retrato de un grupo de chicas (y chico) que no paran de divertirse.


Derry Girls

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados