Fórmula 1. Las razones que alejan a Sebastian Vettel y Fernando Alonso de tener una butaca en 2021Deportes 

Fórmula 1. Las razones que alejan a Sebastian Vettel y Fernando Alonso de tener una butaca en 2021


Sebastian Vettel y Fernando Alonso, dos campeones que dejaron un sello en la Fórmula 1, con un panorama incierto para 2021: Fuente: AFP – Crédito: MARWAN NAAMANI

Dos campeones del mundo juegan al baile de la butaca y a dejarse querer por la Fórmula 1

. Sin actividad en la pista, debido a la

pandemia mundial de Covid-19

, el

Gran Circo

proyecta el armado de un calendario sustituto con señal de partida en Austria para el primer fin de semana de julio, mientras la Federación Internacional del Automóvil (FIA), a través de su presidente Jean Todt, presentó medidas tecnológicas y económicas que fueron avaladas por los equipos con el objetivo de paliar la crisis y resurgir con fuerza y en modo competitivo en 2021. Y en ese escenario de relanzamiento asoman los nombres rutilantes que actualmente no tienen un asiento para el próximo año:

Sebastian Vettel, que se desvinculará de Ferrari cuando se cierre la actual temporada, y Fernando Alonso, que se marchó en 2018 y hace un tiempo ensaya coqueteos para reposicionarse en la F.1.

En el medio, las operaciones y las estrategias para instalar a dos pilotos y la opinión, algunas para asegurar el negocio, de ex pilotos y personalidades del

paddock

.

E

l viaje de la ilusión al desencanto que dibujó Vettel en Ferrari empujó la decisión de la Scuderia de prescindir del tetracampeón alemán.

Un contrato por un año y una rebaja sustancial del contrato, el modo elegante para apurar la despedida; el piloto y el equipo ya no compartían objetivos a mediano plazo. De 32 años, la figura del germano no apaga su brillo, aunque para relucir en su máximo esplendor necesitará de una estructura sólida:

sin Ferrari, las opciones se reducen a Mercedes y a Red Bull Racing, donde firmó las cuatro coronas entre 2010 y 2013.

En Brackley reina Lewis Hamilton, con Valtteri Bottas de escudero

; los dos deberán renovar el vínculo a fin de año y ahí es donde

Toto Wolff

traza tácticas: el director de ejecutivo del equipo tiene varias fichas y las mueve. “La confianza y la lealtad son muy importantes para nosotros y mientras la temporada no haya empezado, tampoco empezaremos a negociar”, relató el austríaco, el armador del dominio de Mercedes, que celebró conquistas en los últimos seis años.


Cuatro título firmó Vettel con Red Bull, entre 2010 y 2013; la presencia de un piloto estrella como Max Vertappen impide un regreso del alemán Fuente: EFE – Crédito: Carmen Jaspersen

El objetivo es retener a Hamilton y, a partir de asegurarse al séxtuple campeón, analizar beneficios: repetir con Bottas, sumar al

joven y talentoso George Russell

-con contrato con

Williams

, aunque dejó entrever que ningún piloto de la grilla rechazaría un llamado para manejar las

Flechas de Plata

– o darle la butaca a Vettel y experimentar nuevamente una guerra como en los tiempos de Hamilton y

Nico Rosberg

. Wolff hace equilibrio entre su deseo y el del sueco

Ola Kallenius, presidente de Daimler AG

, para quien recuperar a un piloto alemán para un auto alemán repercutiría en el marketing. “Es un gran piloto, con una gran personalidad y un seguro para cualquier equipo de la F.1. Cuando miramos hacia el futuro nuestra primera opción son los actuales pilotos de Mercedes, pero por supuesto que tenemos que tener en cuenta este suceso”, reveló Wolff, tras el anuncio de que Vettel y Ferrari firmaban el divorcio y con el sueño de apaciguar interferencias de su patrón.

Al igual que Kallenius,

Todt y Bernie Ecclestone apuntan al negocio y el marketing que representa Vettel

. “No creo que Lewis [Hamilton]esté preocupado y sé que a Seb le encantaría tener la oportunidad de correr contra él”, disparó Ecclestone, que no tiene cargo, pero sostiene peso en la F.1 y siempre enseñó devoción por el alemán. El inglés, al contrario del estadounidense Chase Carey, actual CEO de Liberty Media, se involucraba en las internas de las escuderías y enviaba señales: Bernie hubiera invitado a Ferrari a esforzarse, acordar con su piloto preferido de los actuales de la parrilla y hasta aconsejado, como lo hizo en varias oportunidades, de cambiar el jefe

Mattia Binotto

; a los 89 años no deja de bajar línea, aunque lo que dice hoy lo puede desdecir a las 48 horas.


Vettel no renovó contrato con Ferrari y sin opciones de equipos de jerarquía podría anunciar su salida de la Fórmula 1 Fuente: AFP – Crédito: GEORG HOCHMUTH

El francés Todt tampoco quiere un retiro de Vettel. “Es uno de los mejores talentos del automovilismo y creo que quien se lo lleve tendrá mucha suerte; con un coche adecuado puede ganar varios campeonatos. Si Hamilton no tuviera un coche ganador no podría ser campeón”, alentó el presidente de la FIA y exjefe de Ferrari en los años de dominio de Michael Schumacher.

Sin ser primera opción en Mercedes, retornar a Red Bull Racing tampoco aparece en la agenda del director Christian Horner:

“Nuestra dinámica no funcionaría con dos machos alfa en el equipo. Conozco a

Seb

y es un piloto muy competitivo, si viniera querría ganar a toda costa: tener a dos pilotos con madera de campeón sería muy complicado de gestionar y, por ahora, estamos muy contentos de nuestra alineación”, señaló Horner, que tiene al

neerlandés Max Verstappen como piloto estrella y al tailandés Alexander Albon como ladero.

Helmut Marko

, el despiadado director del programa de pilotos juniors de RBR, agita con sus mensajes la serenidad de Mercedes, pero también observa que Vettel podría optar por el retiro: “Sería el mejor y más poderoso equipo que se podría formar. Si Niki Lauda viviera le recomendaría que se lo llevaran, porque Mercedes lograría la mejor efectividad publicitaria posible”, declaró acerca de la fórmula Hamilton-Vettel. Y, sobre las escasas posibilidades de sentarse en un auto top señaló: “Un cuatro veces campeón del mundo que está en buena forma financiera no tiene nada que hacer en un equipo de mitad de la grilla. Retirarse se adaptaría más al carácter de Vettel, sería una pena para el deporte, pero para él sería la mejor solución si no hay disponible un equipo ganador”.

¿Qué opciones le restan a Vettel? El retiro de Hamilton, algo que sería una sorpresa para la F.1, o ensayar una tarea a largo plazo con Aston Martin

, cuyo principal accionista Lawrence Stroll proyecta una inversión de 225 millones de euros en los futuros cinco años. La estrategia es lograr podios y victorias recién a partir del tercer año, un tiempo que el alemán posiblemente observe como demasiado lejano para su apetito de triunfos.

Alonso y el equipo que podría desaparecer

Los juegos que entablan en las redes sociales

Fernando Alonso y Renault

sirven para alimentar mutuamente la rica y triunfal historia pasada, más que hablar del presente. La escudería francesa se impone como la única opción para el retorno del asturiano, aunque el piloto se muestra poco convencido y los recientes anuncios del gobierno galo ponen una mayor distancia a los deseos de la F.1 y de los fanáticos de replicar aquella fórmula que celebró los títulos de 2005 y 2006.

El viernes la fábrica anunciaría la continuidad del negocio en el

Gran Circo

, aunque la descripción que realizó el ministro de economía Bruno Le Mairs no deja demasiado espacio para el optimismo: “Renault podría desaparcer”, arremetió; el Gobierno es propietario del 15% del paquete accionario.

La fábrica, acorralada por la crisis, solicitó un crédito de 5 mil millones de euros, avalados por el Gobierno, aunque la petición no tiene la firma del ministro. La cifra y las dificultades de la compañía podrían apurar la cancelación del programa de F.1.


Con los campeonatos de 2005 y 2006, Alonso y Renault compusieron una fórmula exitosa en el pasado; la crítica situación de la fábrica francesa desalientan un posible regreso del asturiano Fuente: EFE – Crédito: Carmen Jaspersen

Con ese panorama de incertidumbre y golpeada por la crisis, si Renault se sostiene en el

Gran Circo

no será para desarrollarse, como lo estuvo haciendo desde que se produjo el reingreso en 2016. Un dato a tener en cuenta es las razones que empujaron a

Daniel Ricciardo

a sellar el pase a McLaren y el rechazo de Vettel, cuando pretendieron entablar conversaciones para que el alemán tomará las riendas de

la estructura que lidera Cyril Abiteboul

, que después de reflejar un salto el año pasado quedó atrapada y desilusionó.

Alonso tiene muy clara la meta, no planifica volver a la F.1 para estar en el quinto o sexto lugar.

Solo quiere una butaca que le asegure posibilidades de victorias y Renault no firma un éxito desde el Gran Premio de Japón 2008, con. Alonso.

El único personaje del

paddock

que alentó la vuelta del ovetense fue

Flavio Briatore, manager y ex jefe en Renault.

“Está motivado, un año sin F.1 le hizo bien, se desintoxicó. Lo veo más sereno y listo para regresar”, señaló en una entrevista con la Gazzetta dello Sport, una semana atrás. Las declaraciones del italiano, de 70 años, y el ida y vuelta que el español tenía en redes sociales con el Rombo apuraron a alimentar la ilusión, aunque muchos otros ex F.1 desalentaban toda esperanza. “¿Hacia dónde va Renault? ¿Por qué Ricciardo deja Renault? Alonso no es alguien que quiere volver si no tiene un auto competitivo, ya se fue de la F.1 por esa misma razón. No quiere un equipo de segunda línea, quiere el mejor”, expuso el ex campeón

Damon Hill

en la cadena Sky. “No creo que Alonso esté buscando construir un equipo para dentro de tres o cuatro años y no es por la edad [tiene 38 años], no tiene ese tiempo y tampoco creo que esté dispuesto a dedicárselo”, aventuró

Jenson Button

, monarca en 2009 con Brawn GP. Tampoco

Giancarlo Minardi

, quien le ofreció el primer asiento en la F.1 a Alonso, en 2001, observa alguna posibilidad real: “Las puertas de los mejores equipos están cerradas. Si no es para pelear por la cima es mejor que haga otra cosa y mantenga su imagen de gran piloto versátil, de lo contrario la arruinaría”, aconsejó.


Las 500 Millas de Indianápolis se ofrecen como la aventura de Alonso para 2020; de no producirse el regreso a la F.1, el WEC, con Toyota, se presenta como la mejor alternativa para el asturiano Fuente: AFP

La salida de Carlos Sainz de McLaren a Ferrari y la rápida respuesta de la escudería de Woking para reemplazarlo por Ricciardo le quitaron una posible negociación. Un vínculo con la fábrica británica, a la que conoce y con la que mantiene una buena relación, le hubiera permitido repetir experiencias en el caso de no ganar en 2020 las 500 Millas de Indianápolis, la carrera que por el momento desvela a Alonso: de ganarla se convertirá en el segundo piloto en la historia en alzarse con la Triple Corona. El sábado dejó su sello en la doble programación virtual, al ganar las dos pruebas. IndyCar y el WEC, con Toyota, se ofrecen con mejores perspectivas que la vuelta a la F.1.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment