Netflix: Adú es otra muestra del cine que mientras denuncia frivoliza la pobrezaEspectáculos 

Netflix: Adú es otra muestra del cine que mientras denuncia frivoliza la pobreza


Escena del film español Adú, que estrena Netflix

Adú

(España/2020).

Dirección

: Salvador Calvo.

Guion:

Alejandro Hernández.

Fotografía

: Sergi Vilanova.

Música

: Roque Baños.

Elenco

: Luis Tosar, Anna Castillo, Moustapha Oumarou, Alvaro Cervantes, Adam Nourou.

Disponible en:

Netflix.

Nuestra opinión:

regular

“En 2018 más de 70 millones de personas abandonaron su hogar en busca de un mundo mejor. La mitad de ellos son niños”. Así se cierra

Adú

, una

nueva muestra de cine bienpensante, paternalista y lleno de golpes bajos pensado para mantener alerta las conciencias y decirnos que el mundo está lleno de situaciones injustas.

Por cierto, para llegar a esta conclusión elemental y que está fuera de todo debate no hace falta recurrir a una

frivolización de la pobreza tan declarada

como la que hace la corriente a la que adscribe esta producción española.

Trailer de Adú – Fuente: YouTube

01:58

Video

Hay que agradecer al menos que Salvador Calvo y su equipo hayan evitado caer en los extremos casi obscenos de manipulación emocional a los que llegaron películas identificadas con esta idea como

Cafarnaúm

,

Ciudad de Dios

o

Trash: desechos y esperanza

. Al menos el realizador muestra algún oficio para darle un cierre a cada escena, mantener cierta tensión dramática y aprovechar al máximo el compromiso de su elenco hispano-africano. Pero no puede evitar, al igual que sus compañeros de ruta, la caída en la descripción sobrecargada de las calamidades del mundo y cómo todas ellas terminan ensañándose sin pausa, como si fuesen plagas, sobre seres humanos que sueñan con un futuro mejor e imaginan una vida más digna.

Eso sí: todo este desfile de sentimentalismos queda envuelto en una estética cuidadosa, convenientemente adornada por una banda sonora altisonante que nos recuerda a cada momento que los protagonistas están atravesando situaciones en las que les va la vida. Como si no lo supiéramos después de asistir a una sucesión interminable de situaciones vinculadas con el tráfico de personas, la esclavitud sexual, la marginalidad en todas sus formas, la adicción a las drogas, el maltrato hacia los semejantes, el abuso infantil, el maltrato hacia los animales y la inmigración ilegal. Todo un manual del miserabilismo cinematográfico.

Para que la búsqueda de impacto emotivo no tenga ni un minuto de descanso se vuelve aquí a un recurso que de tan usado ya se vuelve cansador: el de las historias paralelas, en apariencia separadas y distantes, que en algún momento terminarán entrecruzándose. Sus protagonistas son un experto en conservacionismo que trabaja en una ONG y además de sus conflictos laborales mantiene una relación tirante con una hija que lo visita en Africa, un guardia civil que custodia la frontera y enfrenta cargado de culpa el juicio por la muerte de un inmigrante ilegal subsahariano en el enclave español de Melilla y un chiquito de ocho años (

Moustapha Oumarou

, prodigio de naturalidad) arrastrado a un peregrinaje por medio continente africano en busca, casi sin saberlo, del sueño europeo mientras a su alrededor todo es sufrimiento.

Sabemos muy bien que todas estas historias ficticias tienen un trágico correlato en la vida real. Pero banalizándolas de este modo el cine solo ayuda a darles continuidad. Sobre todo cuando la dolorosa y triste vida en los márgenes del mundo aparece expuesta de una manera tan culposa y fotografiada con el espíritu de un folleto promocional del turismo de aventura.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment