Después del canje: en su primer test, el Gobierno tomó deuda por $ 107.589 millonesEconomía 

Después del canje: en su primer test, el Gobierno tomó deuda por $ 107.589 millones

Tras el acuerdo con los bonistas para el canje de deuda a nivel internacional, el Gobierno tuvo su primer test: consiguió hacerse de $ 107.589 millones, por arriba del monto de $ 70.000 millones que buscaba en el mercado de pesos.

La novedad es que pudo colocar un 30% de esa deuda a plazos un poco más largos que en las anteriores licitaciones: de los cuatro instrumentos que ofreció, los dos que vencen dentro de 2 y 3 años, respectivamente, absorbieron un 30% del total licitado en estos títulos en pesos.

En el Gobierno confían en que una vez cerrados los dos canjes (tanto el que se lleva a cabo a nivel internacional como el local), se pueda dar un espacio para poder emitir a plazos mayores. “Liquidado los dos canjes creo que se abre una buena ventana para poder seguir trabajando en una agenda de financiamiento de mayor alcance”, sostuvo una fuente oficial. La liquidación de las operaciones se harían, de manera conjunta, el 4 de septiembre.

En concreto, con la licitación de este martes se buscó conseguir los recursos para pagar un vencimiento de este jueves, por $ 50.000 millones. Pero al haber conseguido poco más del doble (los $ 107.600 millones), ya se empieza a hacer un colchón de pesos para ayudar a financiar la pandemia.

Hasta ahora, con los mercados internacionales cerrados (y la reestructuración de deuda en marcha), el financiamiento vino de manera casi íntegra de la emisión monetaria por parte del Banco Central. Es por eso que los pesos frescos que se puedan conseguir en el mercado cobran cada vez más relevancia.

Por ahora, se descarta salir a conseguir fondeo en el mercado internacional, dijo Martín Guzmán en más de una oportunidad. Pero sí hay expectativas de que, tras el canje exitoso de deuda a nivel internacional y el trabajo que se viene haciendo en los últimos meses en la curva en pesos, se consigan más recursos en moneda local.

En la licitación se colocaron cuatro instrumentos: dos letras, al 30 de diciembre y al 29 de enero de 2021 (a una tasa nominal anual de 33,25% y 34,25%, respectivamente), y dos Boncer (que ajustan por inflación), al 20 de septiembre de 2022, y el otro a tres años, al 13 de agosto de 2023. Fue entre estos últimos dos bonos que se consiguió colocar títulos por un 30%.

Del total licitados ayer, hubo una participación del sector público que desde el Gobierno dijeron que fue “menor al 25%.

De acuerdo a cálculos del mercado, en julio el Tesoro consiguió financiamiento neto por $ 110.000 millones, el mejor mes desde que comenzó la gestión del Frente de Todos en diciembre del año pasado.

En agosto, además del vencimiento de este jueves por $ 50.000 millones, hay otros dos, el 27 y el 28, por cerca de $ 80.000 millones. Para estos habrá otra licitación de deuda, el 26 de agosto Es decir que si a lo largo de este mes la Secretaría de Finanzas consigue hacerse recursos por más de $ 130.000 millones, habrá conseguido fondos frescos para financiar la pandemia.

Con el cepo a la compra de dólares, hay un sobrante de pesos en la economía que busca encontrar opciones que le ganen a la inflación esperada para no perder valor. En el Gobierno lo saben y es por eso que ofrecen instrumentos que puedan resultar atractivos para los bancos y para los fondos comunes de inversión, además de para los inversores minoristas.

Con el tema de la deuda en dólares avanzado (tanto en el canje internacional como local), los analistas empiezan a ver que el problema para los próximos meses se concentra más en conseguir los pesos para financiar al fisco que los dólares.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment