Martín Castro, DT de voleibol femenino de River, fue procesado por abuso sexual agravado y dejó el clubDeportes 

Martín Castro, DT de voleibol femenino de River, fue procesado por abuso sexual agravado y dejó el club


Martín Castro era entrenador del primer equipo femenino de vóley de River desde 2014 Crédito: @RiverPlate

Martín Castro, entrenador del primer equipo de vóley femenino de River, fue procesado por abuso sexual agravado por la Sala I de la Cámara de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional porteña la denuncia de dos jugadoras (una de ellas menor de edad) que dirigió en 2014, cuando era técnico del Sub-18 de Vélez. Según pudo saber LA NACION, el club de Núñez le solicitó la renuncia a su cargo, que se hizo efectiva de inmediato.

En el marco de la causa instruida por el fiscal José María Campagnoli, se resolvió el procesamiento de Castro sin prisión preventiva “en orden al delito de abuso sexual agravado, todo mediante abuso intimidatorio originado en una relación de poder en virtud de su rol de entrenador deportivo de las damnificadas, por el que deberá responder en calidad de autor”, según la resolución del tribunal de alzada.

Los hechos por los que fue procesado ocurrieron en 2014 en hoteles alojamientos de Liniers y Ciudadela. En aquel momento, las víctimas tenían 16 y 18 años. La causa comenzó en 2018 y, según fuentes judiciales, el fiscal Campagnoli inició una investigación penal preparatoria (IPP) ante denuncias y comentarios en las redes sociales.

Castro entrenaba al equipo femenino de River en la División de Honor y en la Liga Argentina Femenina. Por hechos ocurridos en 2014 cuando era DT de Vélez será llevado a juicio por “abuso sexual agravado”.

En aquel entonces, en la fiscalía de Campagnoli se presentó el padre de una de las víctimas para ratificar los hechos, pero adelantó que su hija no quería declarar. La causa no pudo avanzar porque las jóvenes, en un primer momento, no quisieron instar la acción penal. Pero luego, en 2019, las dos jugadoras de vóley se presentaron en la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), conducida por la fiscal Mariela Labozzetta.

“No le pude preguntar nada, no pude decirle nada en ese momento, le tenía mucho miedo, sabía que él podía tener un arma en la camioneta. Cuando salimos del hotel me dijo que no podía decirle a nadie lo que había pasado y me hizo borrar las conversaciones de mi celular”, sostuvo una de las víctimas, según el expediente judicial.

Además, una de las víctimas también recordó que Castro le enviaba todos los días mensajes de WhatsApp y se enojaba si no le contestaba rápido: “Me decía que él tenía que ser lo más importante para mí porque yo era un proyecto de jugadora y no iba a progresar ni crecer si no le hacía caso”.

Finalmente, la causó avanzó y el sospechoso fue citado a prestar declaración indagatoria. En la audiencia negó las acusaciones y, el mes pasado, el juez en lo criminal y correccional porteño Javier Sánchez Sarmiento le dictó la falta de mérito y ordenó una serie de peritajes.


La denuncia la realizaron dos jugadoras de Vélez que lo tuvieron como DT en su paso por el club de Lineirs

Bajo indicaciones de Campagnoli, la fiscal Romina del Buono apeló la falta de mérito y la semana pasada la Sala I de la Cámara de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional porteña revocó el fallo de primera instancia y procesó al acusado del delito de abuso sexual agravado por haber mediado acceso carnal, todo mediante abuso intimidatorio originado en una relación de poder en virtud de su rol de entrenador deportivo de las damnificadas.

“Martín Castro se habría aprovechado de las víctimas mediante un abuso intimidatorio originado en una relación de poder, en virtud de su rol de entrenador de vóley”, sostuvieron los jueces Pablo Lucero y Marcelo Lucini en el fallo.

Además, los magistrados afirmaron: “No podemos desatender que estamos frente a un adulto que revestía la calidad de entrenador y que se valía de esa circunstancia para condicionar a sus alumnas a que accedan a mantener relaciones sexuales no consentidas”.

Ante la situación, River comunicó que “a raíz del procesamiento de Martín Castro (director técnico del primer equipo de vóley femenino del Club) por la Cámara Penal de la Ciudad de Buenos Aires por hechos ocurrieron cuando se desempeñaba en el Club Atlético Vélez Sarsfield, el club informa que le solicitó la renuncia a su cargo, la cual se hizo efectiva de inmediato. De esta manera, Castro ya no pertenece más a la Institución”.

ADEMÁS

Articulos relacionados

Leave a Comment