Roland Garros: el grito desgarrador de Kiki Bertens, que ganó pero se fue en silla de ruedasDeportes 

Roland Garros: el grito desgarrador de Kiki Bertens, que ganó pero se fue en silla de ruedas


Kiki Bertens y una batalla ante Errani que se prolongó por más de tres horas Crédito: https://twitter.com/rolandgarros
30 de septiembre de 2020  • 14:16

Ganó, pero fue una victoria pírrica, llena de dolor y sufrimiento: la holandesa Kiki Bertens, que derrotó a la italiana Sara Errani luego de tres horas de combate, tuvo que salir de la cancha 14 de Roland Garros en silla de ruedas, con el cuerpo paralizado por los calambres. Avanzó a la tercera rueda, pero las lágrimas por su esfuerzo lo dijeron todo.

Muslos, brazos, e incluso dedos: todo el cuerpo de Bertens parecía sufrir, durante el partido o sentada en su silla entre sus games. Fueron los achaques propios de un partido durísimo, cuyo resultado final fue 7-6 (5), 3-6 y 9-7. Ni la intervención de los servicios médicos ni los masajes parecieron aliviar sus molestias. Así que la holandesa terminó por abandonar la pista en silla de ruedas, no sin antes proferir un último grito de dolor.

Kiki Bertens 3 saati geçen maçin ardindan kortu pek hos görüntülerle terketmemis. Insallah ciddi bir seyi yoktur. Sara Errani, Bertens’in maç içindeki hareketlerini ciddi bulmayip maç sonunda kortu küfür ederek terketti.

#RolandGarros

#RG20

pic.twitter.com/Qe6lO6HdCD

&- Murat Taskolu (@murattaskolu)

September 30, 2020

Si se recupera a tiempo, se medirá por un puesto en los octavos de final ante la checa Katerina Siniakova, que venció por 6-3 y 6-4 a la rusa Anastasia Pavlyuchenkova.

A sus 28 años, Bertens acumula 10 títulos individuales en el circuito de tenis femenino. Su última consagración fue este año antes del parate de la actividad por el avance de la pandemia de coronavirus en todo el mundo. En febrero, la neerlandesa se consagró en el torneo de San Petersburgo, Rusia, que se disputó en superficie dura: en la final dejó en el camino a Elena Rybakina, de Kazajistán, por 6-1 y 6-3.


Las muestras de dolor acompañaron a Kiki Bertens durante su partido ante Errani Crédito: https://twitter.com/rolandgarros

Polémica tras el partido

A propósito de las quejas de dolor de la ganadora, el encuentro encendió una controversia tras el final. “No me gusta cuando alguien está bromeando conmigo. (Bertens) Jugó un partido increíble, pero no me gustó la situación. Una hora está lesionada, luego corre para siempre”. Y agregó: “Ahora está perfecta en el vestuario, en el restaurante. No creo que haya tenido una buena actitud en la cancha”, acusó Errani.


Bertens se defendió luego del partido de las acusaciones de Errani Crédito: REUTERS / Charles Platiau

Errani, de 33 años, negó haber maldecido a Bertens, quien luego dijo que estaba decepcionada por los comentarios de la italiana. “No es agradable escucharla, por supuesto que no. Pero no quiero tomármelo demasiado personal porque entiendo sus frustraciones. Creo que está frustrada consigo misma porque no pudo cerrar ese partido”, dijo la holandesa, que había llegado a las semifinales de Roland Garros en 2016.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment