la-negociacion-con-el-club-de-paris-agita-rumores-sobre-guzmanEconomía 

La negociación con el Club de París agita rumores sobre Guzmán

El viaje de Guzmán a Europa fue la ocasión de un nuevo rumor acerca de la renuncia de Martín Guzmán habida cuenta del poco margen que le queda para no entrar en default con el Club de París.

En su entorno desmienten la renuncia y le restan importancia al rumor y apuntaron a que entre las redes sociales y el runrún del mercado “ya lo renunciaron una decena de veces”, dijeron a este medio.

De fondo, la preocupación en el mercado es que los 2.400 millones de dólares de vencimientos de deuda con el Club de París ponen al país al borde del default nuevamente y la negociación de una postergación de los vencimientos viene con la cancha inclinada contra el ministro. En primer lugar, no hay acuerdo con el Fondo Monetario Internacional al que acoplar la refinanciación de la deuda. Y este es uno de los seis principios que el Club de París aplica para con todos sus deudores.

Otro de los requisitos que pide es que el país tenga un programa de reformas estructurales para hacer factible el repago de las deudas, algo que Guzmán no tiene, ni puede tener porque tanto Alberto Fernández como Cristina se oponen a ese tipo de programas. Él mismo, que es defensor del equilibrio fiscal, se opone a los programas de ajuste en recesión a la luz de la evidencia de que solo empeoran las recesiones y alejan más a los países del equilibrio fiscal.

Por eso, para el ministro actualmente la batalla es geopolítica. Se trata de convencer a los acreedores de hacer una excepción y entender que la particularidad de la coyuntura argentina. Por eso, insiste en la necesidad de revisar los términos en los que el Fondo Monetario Internacional puede asistir al país, ya que los sobrecargos que cobra son parte del problema de insostenibilidad de la deuda.

En este sentido, conseguir el apoyo del G7 es vital. Al fin y al cabo, son los mismos países con peso específico en el FMI y en el Club de París. De hecho, parte de la comunidad académica internacional lo respalda en sus planteos, pero no basta con el respaldo del nobel Joseph Stiglitz para estirar los vencimientos con el Club de París.

Por lo pronto, en Alemania no consiguió una declaración de apoyo formal a sus objetivos en el FMI. El ministro de Economía y Energía teutón, Peter Altmaier, le deseó ; “Muchos éxitos con sus proyectos de renovación productiva y energética” en su cuenta de twitter, pero no se pronunció sobre el apoyo a la baja de sobretasas del FMI ni la suspensión de su cobro durante la pandemia, tampoco a la prórroga de vencimientos con el Club de París.

En cambio, con Bruno Le Maire, el ministro de Economía y Finanzas francés, es posible que sus planteos tengan un mayor eco a la luz de la sintonía y buena relación que Alberto Fernández desarrolló con Emmanuel Macron. Sea como sea, la carta más pesada en el FMI la tienen los Estados Unidos.

Guzmán busca que el FMI diseñe un crédito distinto para los que no pueden pagar

Así, en el mercado comenzaron las especulaciones sobre una posible salida de Guzmán como interlocutor con el FMI y el Club de París si Guzmán no trae resultados de su viaje por Europa.

Como posible reemplazante, mencionan a la economista Cecilia Todesca, vicejefa de Gabinete, miembro del grupo Callao, cercana a Kulfas y a Alberto Fernández, que en más de una ocasión mostró contrapuntos con el cristinismo más acérrimo. Puntualmente, frente a las amenazas de cierre de exportaciones de carne que salieron de la Secretaría de Comercio Interior de Paula Español, Todesca se manifestó en contra. 

Copyright La Politica Online SA 2021.

Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas.

Articulos relacionados