el-libro-gordo-de-peteteDeportes Sin categoría 

El libro gordo de Petete

A Juan Carlos Giraudo todos lo conocen como “Petete” y lo identifican con los colores negro y amarillo de Unión Florida. “El mejor club de Córdoba” según sus palabras. Vive en Villa Allende y trabaja en el CPC de Argüello como empleado del área de Deportes del municipio capitalino. Cuenta que casi toda su vida fue albañil, se reconoce como un amante del fútbol y hace gala de su buen humor al definirse como “un villero reciclado”.

El frío acaba de llegar de golpe en las Sierras Chicas cuando él atiende el llamado telefónico de PERFIL CÓRDOBA. “Acá estoy, haciendo unos buñuelos para el mate”, refiere antes de meterse de lleno en la historia que lo tiene como protagonista.

Durante los últimos cinco años, “Petete” se dedicó a recorrer la geografía provincial para conocer la mayor cantidad posible de canchas de fútbol. Su  minucioso relevamiento -1.332 campos de juego entre clubes, escuelas y potreros- estará reflejado próximamente en un libro.

“Potreros y canchas de Córdoba, 70.000 km. de fútbol e historia”, se titula el trabajo que va mucho más allá de una simple enunciación y le pone nombres propios, vivencias e imágenes a cada rectángulo de césped, de tierra o de mosaicos. “Detrás de cada lugar hay un montón de historias”, enfatiza.

BUSCADOR DE POTREROS. “La gente hizo el libro”, afirma Juan Carlos Giraudo, quien buscó datos y testimonios en toda la provincia.

“Mis amigos me dicen que, más que un libro, parece una guía de teléfono”, comenta Giraudo con esa chispa bien cordobesa. “Siempre quise que se conociera la historia de Unión Florida y así empecé. Seguí con los otros equipos de la Liga Cordobesa, después con dos clubes de Villa Allende que se llaman El Sauce y El Milagro, y no paré más”, puntualiza.

“Fui juntando todo el material hasta que decidí darle forma y hacer el libro. Hablé con varias personas hasta que di con Aracely Maldonado, una periodista vecina de Mendiolaza. La llamé por teléfono, cayó un día a casa y le dije: ‘Si no te asustás, dale para adelante’. Y acá estamos”, detalla.

Corazón aurinegro

“Soy hincha de Unión Florida y de ningún equipo más. No me hace falta”, relata “Petete”, quien durante 24 años fue secretario del club que nació en barrio Providencia y hoy tiene su asentamiento en Jorge Newbery. “Me dieron el cargo porque era el único que sabía escribir a máquina”, revela.  También refiere un efímero pasado como jugador “de medio pelo para abajo” en la cuarta aurinegra, y se jacta de haber logrado que el equipo de sus amores disputara un encuentro oficial en el Estadio Kempes.

“A los clubes grandes les cargo la bronca. Le hicieron mucho daño al fútbol de Córdoba por irse a jugar con los porteños”, subraya. Añora los tiempos en que el fútbol tenía “ídolos en serio” y la gente iba a la cancha a alentar a los equipos locales más allá de los colores: “De chico iba a ver todos los partidos que podía. No me fijaba en la camiseta. Saltaba los alambrados para estar con los jugadores. Una vez el Santos vino a jugar un amistoso con Talleres en barrio Jardín y llegué a tocarle las piernas a Pelé”. 

De su experiencia como constructor de historias destaca los contrastes del territorio provincial: “Encontré arcos atados con alambre en Minas, una tribuna de piedras en Ciénaga del Coro y agricultura a cagarse en Las Perdices”. “Pero hay gente buena en todos lados”, aclara.

“En Arias me llevaron a ver el clásico del pueblo y afuera de la cancha había un montón de bicis sin las cadenas y motos con las llaves puestas, y nadie tocó nada”, refiere. Y cuenta otra anécdota: “Cuando llegué a Colonia Dos Hermanos una vaca estaba por tener cría, así que me nombraron padrino de una ternera, como manda la tradición”.

LA TAPA. Fue diseñada por el artista popular Jorge Cuello e incluye la imagen de Eva Perón sosteniendo una pancarta junto al autor del libro.

“La gente hizo el libro”, subraya Giraudo. Y enuncia canchas emblemáticas que figuran en su compendio, como la del Complejo Hotelero de Embalse donde Diego Maradona jugó los Torneos Evita y la de La Perla. “Allí jugaron presos contra gendarmes durante la dictadura”, enfatiza.

“Ya me di el gusto. Cumplí con aquello de plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro. Ahora quiero volver a los pueblos para mostrar mi trabajo y agradecer. Y si se puede, llevar camisetas, pelotas, infladores y otros elementos a los lugares que más necesitan”, concluye “Petete”.

CONTAR LA VIDA

“Potreros y canchas de Córdoba, 70.000 km. de fútbol e historia” es el cuarto libro que se logra materializar a través del proyecto “Contar la Vida”, de la periodista Aracely Maldonado. La iniciativa dio a luz el año pasado y en la actualidad hay otros cinco materiales en proceso. Se uede acceder a más información a través de Facebook e Instagram, o por correo electrónico a esta dirección: [email protected]

Articulos relacionados