incidentes-en-un-barrio-atemorizado-por-una-banda-narcoEconomía 

Incidentes en un barrio atemorizado por una banda narco

“Escuchá, escuchá”, llega a decir una persona joven mientras filma con su teléfono celular. Lo que se escucha son disparos y lo que se observa en las imágenes son los fogonazos de las armas. Balazos en medio de la noche en el barrio Padre Mugica, en Villa Lugano, una zona copada por bandas narco que disputan el territorio y donde, cansados de la violencia, los vecinos cortaron anoche y hoy la avenida General Paz para exigir mayor seguridad. Se cansaron de vivir con miedo. Está tarde la Infantería de la Policía de la Ciudad desalojó ese piquete que ocupaba la colectora de esa arteria que bordea el área metropolitana.

Hace dos años el barrio está en medio de un disputa entre dos bandas narco. Una de las zonas fue copada por un desprendimiento de la organización criminal liderada por Marco Estrada Gonzáles, más conocido como Marcos, que operaba desde la villa 1-11-14, en el Bajo Flores. Los vecinos se cansaron de quedar en medio de la disputada”, explicó a LA NACION una fuente judicial.

Tiroteo entre bandas en un complejo de edificios de Villa Lugano

En el desalojo de la colectora de la General Paz hubo un enfrentamiento de vecinos con la Policía de la Ciudad y fueron detenidos dos manifestantes.

El complejo Padre Mugica cuenta con 12 módulos construidos, con tres edificios en cada una. Era parte de la obra que dejó inconclusa el programa Sueños Compartidos, que ejecutaba la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

Uno de los capos narco de la zona del barrio Padre Mujica es conocido con el apodo de Dumbo. Era uno de los laderos de Marcos.

Durante el alegato del juicio que terminó con la condena de 24 años de cárcel a Estrada Gonzáles, el fiscal general Diego Velasco sostuvo que la venta de droga en la villa 1-11-14 estaba divida por turnos entre Marcos y su hermano Fernando, más conocido como Pitty y que está prófugo de la Justicia.

Ahora, investigadores del submundo narco tienen la versión, no confirmada, de que Dumbo se habría quedo con el turno de Marcos y también se disputa el territorio alrededor del barrio Padre Mugica.

Anoche, después del enfrentamiento a balazos entre las bandas, los vecinos cortaron la avenida General a la altura de la calle Pedro de Mendoza. Exigían mayores medidas de seguridad.

Anoche, según una fuente judicial, llegaron los supuestos narcos llegaron a balear al perro de una vecina que les había ladrado.

Las huellas de los disparos quedaron en las fachadas de una peluquería y de una casa. En el local se contabilizaron ocho impactos en la ventana y otros diez en los alrededores de la puerta; la vivienda lindera recibió al menos dos disparos.

Eran las 21.30 de ayer cuando personal de la Comisario Vecinal 8A de la Policía de la Ciudad llegó hasta la avenida Castañares al 6700 para intentar dar con los autores de los disparos.

“En el lugar se constató gran cantidad de impactos de bala y se solicitó Unidad Criminalística Móvil (UCM)”, dijo una fuente policial.

Tras un enfrentamiento entre bandas narcos, vecinos del barrio Padre Mugica de Villa Lugano reclaman seguridad cortando la colectora de General Paz y Castañares.Santiago Filipuzzi – LA NACION

Tomó intervención en el caso la fiscal penal, contravencional y de faltas porteña Celsa Ramírez,quie dispuso labrar actuaciones por averiguación de ilícito y disparo de arma de fuego

La tensión anoche escaló hasta el punto de que los vecinos, cansados de la situación, arrojaron piedras y botellas contra personal de la Prefectura Naval Argentina (PNA) de la Unidad Barrial de Prevención del barrio INTA que trataban de reordenar el tránsito vehicular frenado por el corte de la avenida General Paz y la colectora.

“Es en ese momento que el personal de la Policía de la Ciudad comienza a dispersar a las personas que realizaban la protesta y se solicita la asistencia del Grupo Operacional Antidisturbios de la PNA. Ya en el lugar, los agentes especializados realizaron cuatro disparos controlados con escopeta policial, dos de estruendo y dos antitumultos. Como resultado de los incidentes resultó herido un efectivo de la fuerza que debió ser derivado al hospital Santojanni”, explicaron fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Un barrio colonizado por el narcomenudeo

Los vecinos contaron que hace dos años que los narcos colonizaron el barrio. Y que usan a adolescentes para intimidar a todos a fuerza del poder de fuego que exhiben.

“Nos tirotearon la casa. Está todo destrozado. Ahora quedamos en situación de calle, nos arruinaron la herramienta de trabajo que era mi barbería. Podíamos haber perdido la vida nosotros y nuestros 3 hijos. Además tengo alquilada una pieza donde vive una familia. Hace dos meses mataron a un chico de tres balazos enfrente de mi casa. Anteayer cuando pasaron tirando tiros para arriba, que no sabíamos para quién era, mi perro salió a ladrar y le dieron un balazo. Yo pregunté por qué le habían disparado y su respuesta fue venir con ametralladoras y balearme la casa”, dijo Ariel, el dueño de la peluquería atacada.

“Esto comenzó hace dos años. Esta gente toma las casas, echan a las familias y le dan armas a chicos de 14 y 15 años. Son unas 20 o 30 personas, todas con armas. La gente se cansó de hacer la denuncia porque la policía no hace nada. Duran solo 10 minutos acá adentro, miran y se van”, dijo el vecino amenazado en el barrio Padre Mugica.

Y definió “Ya no es nuestro barrio es de ellos”

Por su parte, Naomí, pareja del peluquero, contó: “Lastiman a menores sin importar quien sea. Si tienen problema con una persona no te podés acercar porque pasas a ser parte del problema. Nosotros queremos que la policía se quede las 24 horas cuidando. Necesitamos que se vea lo que está pasando acá porque necesitamos una solución”.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Articulos relacionados