tragedia-de-chapecoense:-detienen-a-una-mujer-que-aprobo-el-vuelo-pese-a-que-faltaba-de-combustibleDeportes 

Tragedia de Chapecoense: detienen a una mujer que aprobó el vuelo pese a que faltaba de combustible

A casi cinco años de la tragedia aérea que provocó 71 muertes al estrellarse el avión en el que se trasladaba el plantel del Chapecoense, una mujer fue detenida y es acusada de haber “dejado, fraudulentamente, de observar los requisitos mínimos de procedimiento para la aprobación del plan de vuelo de la aeronave”.

La Policía Federal de Brasil detuvo este jueves a Celia Castedo Monasterio, ciudadana boliviana investigada por la caso y que se encontraba prófuga en Corumbá, ciudad fronteriza con Bolivia situada en el estado de Mato Grosso do Sul.

La mujer fue responsable del análisis y aprobación del plan de vuelo del avión donde se movilizó el Chapecoense y era buscada por la justicia de su país.

El equipo del Chapecoense antes del vuelo fatal.

Castedo Monasterio fue funcionaria de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea de Bolivia (AASANA) y tras la tragedia ocurrida en Colombia dijo haber recibido “presiones y hostigamiento” por parte de sus superiores.

“La mujer era especialista en seguridad de vuelo y, en su momento, habría dejado, fraudulentamente, de observar los requisitos mínimos de procedimiento para la aprobación del plan de vuelo de la aeronave, ya que en el programa presentado, la autonomía de vuelo no era adecuada para el viaje”, explicó la Policía Federal.

La acusada permanecerá detenida en la ciudad de Corumbá, en Mato Grosso mientras se realizan los trámites legales para su entrega a las autoridades bolivianas.

La tragedia ocurrió cerca de la ciudad de Medellín cuando el avión en el que viajaba el equipo brasileño se estrelló a 17 kilómetros del aeropuerto José María Córdova al quedarse sin combustible.

El equipo viajaba para jugar ante el Atlético Nacional la final de la Copa Sudamericana 2016.

En la tragedia murieron 71 de las 77 personas que se encontraban en la aeronave de la aerolínea boliviana Lamia. Sobrevivieron tres futbolistas, dos tripulantes y un periodista.

De acuerdo a las investigaciones, el avión contaba con un 20% menos que el combustible mínimo requerido para hacer el vuelo.

El informe final del caso, que se elaboró durante un año y cinco meses y contó con la participación de autoridades e instituciones de cinco países, ratificó las conclusiones preliminares del agotamiento de combustible y la negligencia humana como principales causas, pero añadió precisiones a través del análisis de documentos, los registradores de vuelo, de las cajas negras y de las transcripciones de las comunicaciones.

La aeronave con matrícula LMI 2933 salió del aeropuerto de Santa Cruz de la Sierra con 9.300 kilogramos de combustible, cuando necesitaba como mínimo 11.603 kilogramos (un 20% más) para recorrer sin escalas el trayecto hasta la localidad colombiana de Ríonegro.

“La empresa planeó el vuelo directo sin escalas y sin cumplir los requisitos mínimos de combustible. No tuvo en cuenta el combustible requerido para el taxeo (rodaje para el despegue), volar a un aeropuerto alterno, el combustible de contingencia, el combustible de reserva ni el combustible mínimo de aterrizaje. Es inexplicable”, indicó el coronel Miguel Camacho Martínez, de Aeronáutica Civil, al presentar el informe en Bogotá.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados