el-banco-central-se-desprendio-de-us$-890-millones-en-noviembre-para-controlar-al-dolarEconomía 

El Banco Central se desprendió de US$ 890 millones en noviembre para controlar al dólar

El Banco Central cerró noviembre con mayores turbulencias a las esperadas. En la última rueda tuvo que salir a vender US$ 135 millones para asistir a la demanda del mercado. Por ese canal se le fueron US$ 205 millones en solo dos días. En todo el mes ya cedió US$ 890 millones.

El salto en las ventas del Banco Central llegó después de que se anunciaran medidas incómodas. La primera fue la prohibición de financiar la compra de pasajes para viajar al exterior y los gastos en moneda extranjera.

La segunda fue la circular que ordenó a los bancos que ajusten su stock de dólares propios y lleven a 0% la posición global de moneda extranjera neta. Esa circular generó falsos rumores  que fueron cortados de cuajo por la autoridad monetaria cuando salió a enfatizar a través de un comunicado que ese cambio no afecta a los dólares de los ahorristas. Aún así la confusión llevó a algunos inversores a retirar sus depósitos

Sin embargo se trató de salidas acotadas -que los economistas califican como marginales dada la solidez del sistema- pero que bastaron para generar mayor inquietud, lo que se tradujo en un incremento de la presión sobre el tipo de cambio.

La fuerte intervención del Central permitió que el dólar mayorista se moviera tan solo dos centavos al alza y cerrará en $ 100,96.

Con esto, el mayorista subió 1,24% en el mes y 19,9% en el año, contra una inflación que se perfila a llegar al 46% en lo que va del 2020. El Central ajustó levemente al alza la devaluación -en octubre había sido de 1%- pero no fue tan a fondo como el mercado esperaba.

Expectativas

“Se esperaban señales post elecciones, pero no tuvimos grandes novedades, más allá de que el Banco Central dejó de intervenir en la brecha cambiaria y la carta de Cristina de este fin de semana -que deja más dudas que certezas-“, sostuvo Emiliano Anselmi, Team Leader de Macroeconomía de Portfolio Personal Inversiones (PPI).

“El crawling peg, -el ajuste diario del dólar- sigue atrasado, muy por debajo de una inflación del 52% de los últimos 12 meses, incentivando así a que la brecha se siga agrandando”, precisó. 

Para el mercado fue una sorpresa que el Central tuviera que salir a vender con tanto ímpetu en las últimas horas.

“La circular de la semana pasada -que obligaba a los bancos a adecuar su posición global neta de moneda extranjera- hacía suponer que el BCRA tendría un inicio de semana tranquilo, y finalmente esto no pasó”, apuntó Anselmi.

“Se estimaba que, acorde a la nueva regulación, las entidades que estaban excedidas en US$ 600/800 millones deberían vender entre lunes y miércoles, y que eso redundaría en compras (transitorias) para el BCRA en el Mercado Único y Libre de Cambios MULC. Aún así, el BCRA tuvo que ponerse del lado vendedor y entregar reservas“, señaló.

Según datos de la Fundación Libertad y Progreso, como resultado de las fuertes intervenciones cambiarias para mantener calmado al mercado en noviembre el BCRA perdió US$ 1.004 millones en reservas netas y US$ 584 millones en reservas brutas.

Luego de ser comprador neto de divisas en octubre, paso a ser vendedor neto. Las reservas netas totalizaron los US$ 4.478 millones y las brutas los US$ 42.223 millones. “El agravante es que esto se da en un contexto en el que los precios de las commodities se encontraban en los niveles más altos de los últimos 10 años”, señalaron.

AQ

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados