en-el-gobierno-quieren-reunir-a-alberto-fernandez-y-joe-biden-en-un-cumbre-regional-en-colombiaPolítica 

En el Gobierno quieren reunir a Alberto Fernández y Joe Biden en un cumbre regional en Colombia

Una nueva oportunidad para entrevistarse con Joe Biden se le presenta a Alberto Fernández antes de que termine este 2021. Y una parte de su equipo internacional trabaja para que ello suceda según supo Clarín de muy altas fuentes.

Se trata de la cumbre de la llamada Alianza del Pacífico que se realizará en la Ciudad de Cartagena, Colombia entre el 11 y 13 de diciembre.

El caso que se presenta es curioso porque aunque está integrada por México, Chile, Perú y Colombia, en el marco de ese encuentro, Biden hará una visita oficial a Iván Duque, quien a su vez extendió una invitación especial a Fernández para que lo visite.

Sin embargo la concreción de ese viaje está supeditado a una serie de decisiones en el Gobierno sobre lo que cree que le conviene hacer y lo que no, en virtud del apuro que muestra el ministro Martín Guzmán (Economía) por firmar un acuerdo sobre la deuda con el Fondo Monetario Internacional. Son negociaciones que generan cantidad de movimientos y trascendidos, pero que al momento siguen sin cerrar.

Lo cierto es que discusiones internas sobre la agenda internacional del Presidente también hacen a otra decisión que el Gobierno no confirma: si el Presidente Fernández va a participar o no en la llamada Cumbre por la Democracia que Biden organizó bajo formato virtual para el 9 y 10 de diciembre. 

Siempre según altas fuentes consultadas hay dos vertientes: unas dicen que Alberto F. estará presente, otras que no lo tiene decidido. Inclusive que tampoco tiene chance de ir a la cumbre de Cartagena porque prepara su viaje a la cumbre de jefes de Estado del Mercosur en Brasilia, entre el 16 y 17 de diciembre.

Dicen que nada tiene que hacer el mandatario en un encuentro de una alianza “liberal” (la del Pacífico) que Argentina no integra. Pero un encuentro con Biden es lo que busca el Gobierno. Además, pese a los choques con Duque, Alberto F. y el colombiano mejoraron su relación.

Tampoco la Casa Blanca oficializó el viaje de Biden a Cartagena aunque medios en los Estados Unidos lo den por hecho. El pánico en la política y la ciencia por la nueva variante del coronavirus Ómicron está provocando nuevos cierres en las fronteras internacionales, cancelaciones de vuelos y nuevas alteraciones en las políticas migratorias. 

En lo que hace a la llamada Cumbre por la Democracia, el Gobierno sostiene un dilema. Argentina está invitada pero no aliados especiales de este país y del gobierno K como China y Bolivia.

Tampoco lo están Venezuela, Nicaragua, Cuba y otra serie de países. Pero en el Gobierno hay debate sobre desairar o no a Beijing con la presencia de Taiwan en la cumbre, a la que invitó especialmente el presidente estadounidense. El gobierno de Xi Jinping de hecho protestó contra Biden por haber invitado a Taiwan a su “Cumbre por la Democracia”.

China es un aliado estratégico integral de la Argentina, con el que además se está conversando nuevamente para ampliar una vez más el llamado intercambio de monedas (el llamado Swap) para fortalecer las críticas reservas en dólares del Banco Central.

Argentina no reconoce a Taiwan, y acoge el reclamo de la República Popular China de que la isla es parte integral de su territorio. China reconoce en ese tren a las Malvinas como parte del territorio argentino

Sobre el fin de la semana pasada, el Presidente Fernández evaluaba no participar de ese foro con Washington. Pero no  hacerlo sería desafiar al mismo Biden con quien se saludó cálida pero brevemente en la Cumbre del G20 que tuvo lugar a fines de octubre, en Roma. 

Otro asunto es la relación con Bolivia. Alberto Fernández dice permanentemente que tiene una relación de hermandad con Luis Arce de Bolivia. Y reclama que el gobierno de Donald Trump fue “cómplice” con la Organización de Estados Americanos en la crisis que derivó en la salida del poder de Evo Morales en 2019, que considera un Golpe de Estado.

Alberto Fernández y Luis Arce fueron los únicos presidentes en ejercicio que participaron -en formato remoto- en la Cumbre del Grupo de Puebla de este martes.

Pero a diferencia de otros encuentros de este foro de líderes de la izquierda latinoamericana, no tuviera definiciones que enojaran a gobiernos del campo liberal. Por el contrario, Alberto F. se concentró en la nueva variante del coronavirus que “pone en jaque a todo el sistema internacional”, dijo. Y también cuestionó el reparte de las vacunas contra la enfermedad del Covid 19 en todo el mundo.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados