ruggeri-fue-lapidario-con-el-plantel-de-boca:-“ni-guardiola-podria-dirigirlos”Deportes 

Ruggeri fue lapidario con el plantel de Boca: “Ni Guardiola podría dirigirlos”

Oscar Ruggeri basa la mayoría de sus opiniones en su rica experiencia como futbolista profesional y si hay algo que siempre defendió y pregonó desde ese lugar es la importancia de mantener un grupo unido más allá del nivel futbolístico y eso es lo que ve imposible en Boca en la actualidad.

“Las cosas que pasan en Boca no dejan dirigir ni a Guardiola. Si un tipo te viene borracho, otro agarra los botines y se va a la mierda y el otro dice ‘no juego más en Boca’, ni Guardiola dirige a estos pibes. Si el vestuario no es sano, no tenés chances”, enfatizó Ruggeri.

La charla en ESPN F90 derivó en Boca pero en un principio el tema de conversación era Leonardo Ponzio y su liderazgo positivo dentro de la intimidad del plantel de River, de la que según Ruggeri no participaba Marcelo Gallardo, al menos dentro del vestuario.

Con pasado en Boca y en River, el campeón del mundo en México 1986 recordó la importancia de tener referentes en sus inicios como profesional: “Me crié con tipos que me educaron y me enseñaron. Porque Pernía me agarraba y me decía ‘no te quiero ver atrás corriendo, estate acá adelante conmigo’ y yo sabía que tenía que estar ahí concentrado”.

Y agregó: “Esos tipos no dejaban entrar a nadie al vestuario, estaba prohibido. Dirigentes o ex jugadores vos te pensás que le iban a decir algo a Suñé, a Pernía, al Chino Benítez, a Ribolzi. No entraba nadie ahí y el entrenador era sagrado. ¿Quién se iba a animar a decirle algo a Lorenzo?”.

“Me crié de esa manera y me enseñaron que el vestuario es sagrado y hay que manejarlo como corresponde para llegar a las metas”, cerró Ruggeri su visión de resolver los conflictos siempre cara a cara y puertas para adentro. Algo que en Boca, al menos en esta época, parece impracticable.

“Vas a llegar a estas instancias por calidad o porque otros no le dieron bola a la competencia pero cuando se juega de verdad no te alcanza por más que pongas a Beckenbauer“, insistió Ruggeri.

Articulos relacionados