perpetua-para-“pepito”,-el-delincuente-que-debia-estar-preso-y-cometio-un-crimen-que-conmovio-al-paisSociedad 

Perpetua para “Pepito”, el delincuente que debía estar preso y cometió un crimen que conmovió al país

“Pepito” debía estar preso cuando apretó el gatillo de un viejo revólver Taurus calibre 38 especial. Fue el 5 de noviembre de 2017, en la localidad de Ringuelet, partido de La Plata, que asaltó (y destrozó) a una familia que llegaba a su casa y terminó matando a Abril Bogado, una nena de 12 años que amaba la gimnasia artística y tocar el piano.

“Pepito” es José Edgardo Echegaray, un delincuente de 36 años con frondoso prontuario que este martes 7 de diciembre recibió una pena ejemplar por el horrendo crimen que cometió: el Tribunal Oral en lo Criminal N°5 de La Plata lo condenó a reclusión perpetua por los delitos de “tentativa de robo calificado y homicidio criminis causae agravado”.

Cuando asaltó a la familia Bogado, en las calles 510 entre 9 y 10, Echegaray estaba con libertad asistida, un beneficio que le había concedido el juez de ejecución de La Plata, José Nicolás Villafañe. El 6 de julio de 2012 lo habían condenado por un intento de homicidio. Debió estar en la cárcel hasta el 22 de julio de 2018. Pero salió antes y esta vez sí mató.

Abril Bogado tenía 12 años cuando fue asesinada. 

En su extenso historial delictivo figuran varios robos cometidos entre los años 2004 y 2010. El 25 de febrero de 2004, por ejemplo, fue acusado por tentativa de robo calificado, causa en la que intervino la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 6 de La Plata. Según fuentes judiciales, un año y medio después volvieron a imputarlo por el mismo delito y terminó condenado a la pena de cinco años y ocho meses de prisión. En julio de 2010, poco después de salir de la cárcel, volvió a caer preso por otro robo. 

Antes de escuchar el veredicto, el acusado volvió a pedirle perdón a la familia de Abril. Ya lo había hecho en noviembre pasado, cuando declaró ante los jueces del tribunal y reconoció que “estaba drogado” cuando cometió el hecho y que no quiso matar a la nena. “Se me escapó el tiro”, adujo. 

En su alegato, su defensor oficial aseguró que “Pepito” no participó del intento de robo y señaló también que su defendido “no tuvo intención de matar”. Por esa razón, solicitó que se lo condene por el delito de “homicidio culposo agravado” u “homicidio en ocasión de robo”.

Supuesto asesino de Abril: “Se me escapó el tiro, no quise matar a nadie”

“Pepito” no actuó solo en el robo. Lo hizo junto a un menor de 17 años que en noviembre de 2018 fue condenado a once años de prisión

La fiscalía había pedido 25 años de prisión y los abogados de la familia una condena de 22 años de cárcel. 

El crimen de Abril ocurrió el 5 de noviembre de 2017 a las 4.30 madrugada. La familia Bogado regresaba a su casa después de participar de una fiesta de casamiento, pero cuando iban a guardar el auto en el garaje de la casa fueron abordados por dos delincuentes. Uno de ellos (Pepito Echegaray), disparó y el proyectil ingresó por la ventanilla trasera e impactó en la frente de la niña, que falleció horas después.

cp

También te puede interesar

Articulos relacionados