el-gobierno-ya-identifico-a-920000-usuarios-de-luz-y-760.000-de-gas-a-los-que-les-reducira-los-subsidiosEconomía Sin categoría 

El Gobierno ya identificó a 920.000 usuarios de luz y 760.000 de gas a los que les reducirá los subsidios

El Gobierno parece alejarse de la idea de “quita total de subsidios” a las tarifas de luz y gas para el decil de mayores ingresos. En cambio, está evaluando agrupar a esos hogares como receptores de “menores subsidios”, según trabajos que circulan en la secretaría de Energía.

La diferencia es importante. La quita de subsidios implicaría que los clientes deberían pagar el costo total de la luz y el gas que consumen, y sus facturas se podrían multiplicarse hasta cuatro o cinco veces con respecto a los valores actuales. En cambio, la asignación de “menores subsidios” supondría que sus boletas seguirán contando con subvenciones estatales en sus consumos, aunque menores a las actuales..

Andres López Osornio, subsecretario de Planeamiento Energético, no explicó casi nada de esto en la audiencia pública donde se definirá la segmentación.

Hay 921.778 usuarios del servicio de electricidad y 760.600 titulares del servicio de gas natural en red a los que se asignarán “menores subsidios”, según un trabajo de la secretaria de Planeamiento Energético. Ambos cumplen con algunos de los dos requisitos que se utilizarán para la segmentación: “polígonos con núcleos de alta capacidad de pago” (los barrios de mayor poder adquisitivo de Buenos Aires y el conurbano, más los countries) u hogares “cuyo ingreso supere el valor de 3,5 Canastas Básicas Totales (CBT)”. Eso daría alrededor de $ 314.000 mensuales.

En esos casos, el aumento de tarifas de luz y gas que estudia el Gobierno varía entre 100% y 150%. Una factura de luz de $ 3.000 mensuales y de $ 4.000 en gas (de invierno) se duplicaría (a $ 6.000 y $ 8.000 respectivamente), según los bosquejos de la secretaría de Energía. El Estado disminuiría el nivel de subsidios, pero aún así seguirá solventando una parte importante de los costos de esos servicios.

Las distribuidoras de luz y gas vienen advirtiendo que la identificación de los hogares que recibirán menos subsidios no sera una tarea fácil. Las empresas quieren saber si los clientes que tienen son los titulares efectivos de las cuentas de los servicios, ya que a veces figuran a nombre de familiares o ex propietarios de esas viviendas.

Se estima que la secretaría de Energía decidirá un nuevo cuadro tarifario general (con un 20% de aumento para los clientes, que da un 42% anual por un incremento que hubo en marzo) en luz y gas. Luego, comunicará que habrá un aumento superior para los clientes que recibirán “menos subsidios”.

Aunque el Gobierno no ha sido claro con la secuencia, la idea del Poder Ejecutivo es que los entes reguladores -los que publican los cuadros tarifarios- le comuniquen a las distribuidoras cuáles son los clientes que resignarán subsidios.

En Energía avizoran un problema con la cantidad de suministros. En sus cálculos, hay 1,6 millón de conexiones al servicio eléctrico y 1,178 millones de clientes del gas por redes que deberían recibir “menores subsidios”. Pero puede que esos suministros figuren a nombre de una persona -el propietario de un departamento, por ejemplo-, pero que las personas que los utilicen sean otros (los inquilinos de ese apartamento).

En ese caso, las personas que utilizan el servicio pero que no poseen la titularidad del mismo pueden dirigirse hacia las distribuidoras –con el contrato de alquiler en mano– y probar que no son titulares, por lo que seguirían recibiendo el mismo nivel de subsidios que la mayoría de los clientes.

El costo de gas en las boletas está subsidiado en más de un 75% y el de luz, en un 82% en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano. Ese porcentaje bajará un poco tras el próximo aumento.

“Las personas que utilizan el servicio podrían no corresponderse con la titularidad del mismo, para lo cual podrán presentar la solicitud de reconsideración”, evalúa la subsecretaria de Planeamiento Energético, en un trabajo que presentó para la audiencia pública de la “segmentación”, pero que no explicó.

Esa dependencia tomo como un hogar “tipo”, el compuesto por cuatro integrantes (un varón de 35 años, una mujer de 31 años, una hija de 8 años y un hijo de 6 años).

Los menores niveles de subsidios se evaluarán por criterios “espaciales” y “socioeconómicos”. Se toman como válidos los mapas de zonas de “alta capacidad de pago” identificados por el Enre, el regulador del servicio eléctrico. Allí hay 13 barrios (11 en la ciudad de Buenos Aires y 2 en el conurbano). Esto también comprende 466 countries y barrios privados del conurbano.

Los 11 barrios porteños son Puerto Madero, Recoleta, Retiro, Palermo, Belgrano, Nuñez, Colegiales, más partes de Saavedra, Villa Urquiza, Villa Devoto y Caballito. Los dos del conurbano son los partidos de Vicente López y San Isidro (zona de Libertador).

En cuanto a los criterios “socioeconómicos” se anotan: tener ingresos equivalentes a 3,5 canastas básicas totales del Indec (alrededor de $ 314.000), o la posesión de tres o más inmuebles, la propiedad de tres o más autos (con menos de 5 años de antigüedad), o un avión o embarcación “de lujo”.

Se supone que jubilados, pensionados, monotributistas, beneficiarios de planes sociales, empleados de casas particulares y personas con certificados de discapacidad seguirán estando dentro del grupo de “mayores subsidios”, con independencia del lugar en el que vivan.

Sin embargo, si poseen dos inmuebles o son dueños de un vehículo de hasta diez años de antigüedad podrían ser excluidos del régimen de “mayores subsidios”, según el trabajo de la subsecretaria de Planeamiento Energético.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados