la-brecha-cambiaria-en-100%-se-hara-sentir-sobre-la-inflacion-y-la-actividadEconomía 

La brecha cambiaria en 100% se hará sentir sobre la inflación y la actividad

Con las nuevas restricciones a las importaciones que puso en marcha el Gobierno, la brecha cambiaria entre el dólar mayorista y el contado con liqui -la cotización con la que se manejan las empresas- saltó al 100%. Los analistas advierten si la brecha se mantiene alta por varias semanas, se hará sentir sobre la inflación y el nivel de actividad en los próximos meses.

Este miércoles el dólar blue terminó en $ 239, con la brecha en 90% contra el tipo de cambio oficial mayorista en $ 125, y el contado con liqui o CCL cerró a $ 251, y llevó esa brecha al 100%.

Si bien el dólar determinante para los precios es el oficial, porque es el que rige para las importaciones, con las nuevas medidas que acotan el acceso a esa cotización para buena parte de los importadores aumentan las chances de que en las próximas semanas los precios empiecen a regirse por los dólares alternativos.

“Hay muchos precios que indexan al dólar paralelo”, puntualizó Guido Lorenzo, director de la consultora LCG. “Algunos importadores empiezan a poner un dólar para el costo de reposición más elevado que el oficial, más aún en el contexto de cierre de importaciones que da la imagen de que hay un problema con la disponibilidad de divisas”.

Los pronósticos privados para la inflación de junio marcan que estará entre 5% y 5,4%, por encima del 5,1% de mayo. Para julio en principio las perspectivas eran que el índice de precios al consumidor se ubicaría por debajo del 5% por primera vez en cinco meses. Pero el salto de los dólares financieros y la brecha cambiaria creciente amenazan con abortar esa baja. 

“Aún no cerró junio pero vemos una aceleración para este mes, así que eso deja con menos chances a una fuerte baja en julio que la haga cerrar por debajo del 5%”, dijo Lorenzo. 

“Es difícil de cuantificar cuál será el efecto de la brecha alcista, pero no vemos una desaceleración para el segundo semestre y por ello tenemos una proyección de inflación piso de 80% para 2022. En materia de actividad puede ser que la incertidumbre respecto al dólar pueda frenar proyectos”, concluyó.

“La restricción a las importaciones puede afectar en mayor medida lo que son procesos productivos y eventualmente la inflación. A medida que las empresas empiecen a tener dificultades para acceder al dólar oficial esa incertidumbre se empieza a trasladar a los costos de reposición, que miran a tipos de cambio más altos que el dólar oficial”, detalló Martín Vauthier, director de la consultora Anker.

“En la medida en que no tengamos una estabilización de la macroeconomía con un programa económico creíble para el mercado, medidas de mayor restricción a las importaciones se terminan filtrando en una mayor brecha cambiaria, mayor inflación y menor nivel de actividad“, apuntó el economista de Anker.

“La brecha pega siempre y no es automático, ocurre después de unos meses. Esto pasa porque el mercado empieza a descontar que en algún momento va a acelerar el crawling peg el dólar oficial”, apunta Fernando Marull.

“Más que el impacto de la brecha lo que se va a sentir es el impacto de los fuertes controles a las importaciones. Los importadores o las empresas que utilizan insumos importados hoy por hoy no saben sus costos de reposición, y eso implica que, o bien frenen su producción y sus ventas, o que pongan precios más altos como forma de cobertura”, sostuvo Lorena Giorgio, directora de la consultora Equilibra.

“El hecho de que por 90 días no habría divisas oficiales para importaciones de bienes de consumo genera también que las empresas importadoras tengan que usar tenencias propias o acudir a los mercados financieros, por lo tanto, el precio de esos productos va a estar ligado al contado con liquidación, y ya no al tipo de cambio oficial”, remarcó Giorgio.

AQ

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados