baja-la-pobreza-de-la-mano-del-crecimiento-del-trabajo-informalEconomía 

Baja la pobreza de la mano del crecimiento del trabajo informal

Por la mayor actividad y la recuperación del empleo, en especial entre los trabajadores informales –es decir, asalariados sin descuento jubilatorio y cuentapropistas sin aportes a la Seguridad Social- en el primer trimestre de este año se redujeron tanto la indigencia como la pobreza.

La indigencia o pobreza extrema bajó del 11,2% al 8,2% y la pobreza, que un año atrás había alcanzado el 39,5%, bajó al 34,2%, retrocediendo a los niveles de prepandemia.

Las cifras se desprenden de los microdatos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) que difundió el INDEC.

A nivel de todo el país son 15,8 millones de pobres frente a los 18,1 millones del primer trimestre de 2021. De esos totales, los indigentes suman 3,8 millones versus 5,1 millones de un año atrás.

Entre los chicos menores de 14 años, la pobreza se redujo del 53,6% al 47,1%.

En la Ciudad de Buenos Aires, donde la Dirección de Estadística porteña habia difundido semanas atrás los datos del primer trimestre, la indigencia se redujo del 9,4% al 5,9% en tanto la pobreza disminuyó del 26,5% al 20,3%.

A pesar de la disparada de la inflación, la baja interanual de la pobreza e indigencia se explica, en especial, por la mayor actividad y el aumento del empleo – en especial entre los asalariados informales.

El INDEC habia informado que la tasa de desocupación en el primer trimestre de este año habia caído al 7%: son 3,2 puntos, con relación al 10,2% del primer trimestre de 2021.

Por ejemplo, en el Conurbano bonaerense el desempleo bajó de 680.000 a 460.000 personas.

En tanto, la tasa de empleo aumentó del 41,6 al 43,3%, lo que totaliza unos 20,4 millones de ocupados, unos 950.000 más que a comienzos del año pasado.

Con estos datos, el nivel de ocupación supera el de los años anteriores a la pandemia y recesión y es el mayor porcentaje para un primer trimestre en la nueva serie estadística que arranca en 2016. En tanto, el 7% de desempleo es el más bajo de la misma serie estadística.

Una parte significativa (80%) de este incremento del empleo en el último año tuvo lugar entre los asalariados informales ( “sin descuento jubilatorio”) que de esta manera volvieron a los niveles de comienzos de 2020, luego de la fuerte caída por la pérdida directa de sus ocupaciones durante los meses críticos de la cuarentena y pandemia.

Este aumento de la actividad y de la tasa de empleo significa que más gente salió a buscar trabajo para recuperar el perdido y reforzar los ingresos de las familias en respuesta al largo periodo de cuarentena, a la disparada de la inflación y a la caída del salario.

Para el segundo trimestre, se espera que se mantenga esta caída de la pobreza e indigencia por los bonos por $ 18.000 que se otorgaron a jubilados, pensionados y sectores vulnerables.

El INDEC dará a conocer el informe del primer semestre de estos Indicadores claves el 28 de septiembre

NE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados