el-empresario-espanol-que-invierte-en-mendoza-y-propone-dolarizar-la-economia-argentinaEconomía 

El empresario español que invierte en Mendoza y propone dolarizar la economía argentina

El español Ignacio Moreno Rodríguez lleva 30 años invirtiendo en Argentina. Su empresa Adlanto, con sede central en Málaga, tiene una filial en la provincia de Mendoza, desde donde gestionan patrimonios para el desarrollo de proyectos inmobiliarios, agrícolas y turísticos en distintas provincias argentinas.

En la provincia del vino han construido cinco barrios privados, un centro empresarial y gastronómico en el Torreón, ubicado en Luzuriaga, Maipú. Y está en desarrollo el complejo Vistacruz, con cinco torres de departamentos con amenities ligados al vino en Godoy Cruz.

Pero el fuerte de sus negocios es la gestión de activos inmobiliarios para grandes empresas. Entre sus clientes en los cuatro países donde operan -España, Argentina, México y Estados Unidos-, hay bancos, empresas eléctricas, frigoríficos, instituciones y distintos grupos empresarios a quienes realizan análisis de su patrimonio para obtener una renta de esas propiedades.

A contramano de lo que suelen afirmar los empresarios, el emprendedor malagueño elogia la seguridad jurídica de Argentina para los negocios, pero critica la debilidad de la moneda y los vaivenes económicos atados a los antojos de los políticos.

Un dato que le sorprende de la Argentina es que “la gente compra propiedades sin crédito y es capaz de ahorrar”, cuando en Europa y en Estados Unidos, todo es a través del sistema de hipotecas.

De visita en Mendoza, explica por qué sigue apostado por la Argentina cuando muchos inversores se han ido en los últimos años. “Los negocios deben planearse a largo plazo y cuando entramos en un país, entramos para quedarnos”, resume.

-¿Qué potencial tiene Argentina para sus negocios?

-Nos movemos en un rubro inmobiliario que está dolarizado y hay una necesidad de vivienda cada vez mayor, adaptado a la forma de vida de una sociedad cambiante.

Es verdad que, visto desde afuera, Argentina tiene un problema serio, y es que funciona con dos monedas: el peso y el dólar. Adolfo Suárez, que fue nuestro Alfonsín en la transición española de la dictadura a la democracia, decía que había que elevar a categoría legal lo que ya era utilizado normalmente en la calle. Y la realidad argentina es que hay una dicotomía monetaria, en la calle la moneda de referencia es el dólar.

No estaría mejor cobrar en dólares que inventar el dólar soja. O que el gobierno tenga que recaudar en pesos cuando el valor de referencia es el dólar.

El empresario español Ignacio Moreno Rodríguez, junto al intendente de Maipú Matías Stevanato, en la inauguración de una complejo emprearial y gastronómico en el Gran Mendoza.

-¿Propone dolarizar la economía?

-Sí, estoy convencido de que habría que dolarizar la economía argentina. Nosotros lo vimos cuando pasamos al euro, tuvimos algo de inflación, pero en definitiva ganabas en euros. El manejo de la economía debe estar en manos de funcionarios técnicos, profesionales con independencia y no manejarlo al antojo político. Y que no ocurra, como en la pandemia, que le han dado a la maquinita y han generado inflación.

-¿Por qué no llegan más inversiones?

-En el caso de los que queremos sacar divisas de nuestras empresas en Argentina al exterior, lo tenemos que hacer al dólar oficial cuando la verdadera moneda de cambio es el dólar blue, y en eso perdemos. Esa brecha es la que hace que otros inversores no quieran arriesgar en Argentina.

-A pesar de la desventaja cambiaria, usted decide seguir invirtiendo en este país.

-Porque pienso que el empresario debe apostar al largo plazo. Cuando llegamos a un país, lo hacemos para quedarnos. Para traer inversores debe haber seguridad jurídica y una moneda fuerte como el euro o el dólar. Hay suficiente seguridad jurídica en este país, pero con visiones económicas distintas a la de la mayoría de los países.

Comenzamos a invertir en el 2004 y ha sido mucho esfuerzo abrir mercados en un nuevo país. Estamos en Argentina, México, Estados Unidos y España. Problemas hay en todos lados, desgraciadamente la sociedad está distanciándose más de la clase política. En Estados Unidos, hemos tenido que adaptar el proyecto a un capricho del alcalde que es arquitecto. O lo que nos ocurrió durante el gobierno de Mariano Rajoy, que de la noche a la mañana cambió todas las reglas de la inversión energética.

Tienes suficiente seguridad jurídica en este país. Y lo que no hay tanto es seguridad física. El argentino es todo nostalgia, lamento,

-¿Por eso sus emprendimientos son en barrios privados?

-El barrio privado es una ventaja para los gobiernos, haces la obra, recoges la basura y no dejas de pagar tus impuestos. Y aunque puede haber críticas en el concepto social, la realidad es que no todos podemos tener o acceder a lo mismo.

-¿Es cierto que España necesita incorporar nuevos trabajadores, muchos ellos que llegan desde Latinoamérica?

-Hay mucha oferta de mano de obra y bajos ingresos. La nueva mano de obra es gente que llega desde Latinoamérica con una aspiración de ganar 1000 euros mensuales y con eso no se vive en España. Un médico de la seguridad social está ganando 1.200 euros en España y con eso no se puede comprar una casa. En Argentina, en ocho o nueve años, un trabajador de clase media se casa, tiene dos hijos, viaja, cambia dos veces de auto y compra una casa con dólar billete de 140 mil dólares sin crédito. Eso en Europa es imposible, sin deberle al banco el 80% de lo que tiene, no le alcanza para ir de vacaciones y solo conoce cuatro pueblos de al lado del suyo.

-¿Qué potencialidades futuras ve en Argentina para nuevos proyectos?

-En Adlanto, tenemos dos nuevos barrios del Torreón y desarrollos para hacer dúplex y viviendas en propiedad horizontal, que es el complejo Vistacruz con 240 departamentos. Además, estamos mirando otro municipio de Mendoza para hacer un desarrollo de departamentos de lujo. Y lo nuevo en lo que estamos invirtiendo es en el sistema de producción de frutillas hidropónicas sin sustrato, en Buenos Aires y en Mendoza.

También tenemos un lodge de montaña en Catamarca porque creo que el turismo es el oro del siglo XXI. Viajo mucho y veo el movimiento incesante de turistas en los aeropuertos.

Mendoza (corresponsal)

NE

Articulos relacionados