jueves, 25 julio, 2024
InicioSociedadEn el oeste, Comunidades originarias mantienen viva su tradición y juegan al...

En el oeste, Comunidades originarias mantienen viva su tradición y juegan al fútbol en polleras

Más de 1400 deportistas de 77 equipos de fútbol femenino de la provincia de Formosa participan desde hoy, en la localidad de El Potrillo, de la segunda edición del “Torneo de la Amistad Femenino-Copa Gildo Insfrán”, en la que la principal atracción son las jugadoras de las comunidades originarias que mantienen viva parte de las costumbres intraeclesiásticas que es el uso de pollera en su indumentaria.

Los equipos que forman parte del torneo provienen de los departamentos de Ramón Lista, Bermejo y Matacos, en el oeste de Formosa, en su mayoría habitada por comunidades originarias y se desarrolla en 15 canchas hasta el próximo domingo.

El Potrillo, está ubicado un poco más de 500 kilómetros al oeste de la ciudad capital y la población es en su mayoría de pueblos originarias de la etnia wichi. Fue fundado a orillas de la laguna del Potrillo, y se trasladó en 1987 a su emplazamiento actual debido a la gran inundación que afectó a la región.

Desde la organización del torneo contaron que “normalmente se exige el uso de polleras en muchas iglesias cristianas y especialmente para quienes ofrecen una labor de servicio dentro de ella”.

Por lo tanto, “muchas de las comunidades originarias profesan el cristianismo y muchas de las jugadoras son diaconisas, cantoras, entre otras funciones y en muchos templos se establece que quienes estén en el púlpito vistan de forma decorosa y decente con una imagen acorde al sentido espiritual y mensaje que representan”, explicaron.

“Ellas cuentan con una cancha dentro de su comunidad, la cual es vista como un espacio común donde se reúnen y afianzan vínculos alrededor de este deporte, al que, además, consideran como una tradición generacional que pueden transmitir de las mujeres ancianas a las más jóvenes, y recuperar el sentido de la transmisión en sí”, subrayaron.

Por su parte, el vicegobernador de Formosa, Eber Solís, quien estuvo en la apertura de la competencia valoró la organización del encuentro “a cargo de mujeres de la zona: wichís, tobas, criollas” y subrayó que “se trata de un torneo que respeta las políticas de inclusión, identidad cultural y multiétnica como lo dice la Constitución Provincial”.

“En este encuentro donde hay wichís, tobas, nevaclé, criollos, se respira mucho la paz social, que en otros lugares del país no existe” expresó.

Más Noticias