viernes, 1 marzo, 2024
InicioPolítica«El límite a Milei era yo»: la inesperada definición en privado de...

«El límite a Milei era yo»: la inesperada definición en privado de Mauricio Macri tras la mala elección de Juntos por el Cambio

Cerca del ex presidente creen que una candidatura suya le hubiera bajado el techo electoral al libertario. Satisfacción por el triunfo de Bullrich en la PASO, pero alerta por cómo se moverán los votos de Rodríguez Larreta.

«La vi venir hace meses«. Todavía no había resultados oficiales publicados, pero Mauricio Macri anticipaba lo que se conocería horas después. Javier Milei, el halcón por excelencia de la política argentina, había hecho una elección descomunal, sacando el 30% de los votos.

El asombro en el búnker de Juntos por el Cambio era absoluto. Y muchos sacaban conclusiones y le reconocían al ex presidente que el análisis previo a la elección que había hecho se había confirmado en las urnas.

Macri terminó el domingo con varios motivos para sonreír, como el triunfo de Patricia Bullrich sobre Horacio Rodríguez Larreta, o los de Néstor Grindetti y Jorge Macri en sus respectivas PASO bonaerense y porteña. Pero una duda: si el 60% que votó masivamente al espacio de derecha se aglutina dentro de las fuerzas «del cambio» del que él asegura ser exponente.

Por estas horas, mientras se encuentra en Paraguay, Macri saborea una sensación, que transmitió entre sus colaboradores más cercanos. Cree que si el candidato de Juntos por el Cambio hubiera sido él, Javier Milei no habría logrado un techo electoral tan alto.

«Si el candidato era Mauricio, Milei tenía techo, no quedó ninguna duda de eso», es el mensaje que transmiten sus colaboradores más cercanos cuando se les consulta sobre cuál es la opinión de Macri sobre la performance del candidato libertario. Él lo cree así también, aunque no saldrá a expresarlo.

La teoría apunta a que el ex presidente, si era precandidato en la PASO cambiemita, se hubiera quedado con el voto duro de derecha que finalmente fue absorbido, se cree, por Milei, y que resignaron Bullrich y Rodríguez Larreta. Macri está convencido de que él ganaba la PASO contra cualquier rival que le pusieran enfrente, tanto como que lo mismo hubiera sucedido con Cristina Kirchner dentro de la primaria de Unión por la Patria.

Macri y Milei tienen una relación de respeto mutuo.

Macri y Milei tienen una relación de respeto mutuo.

La misma hipótesis tiene una contradicción inmediata, que Macri también admite puertas adentro. Ni él ni Cristina hubieran tenido chances concretas de ser competitivos después, en un escenario de eventual balotaje. Su única garantía, creen, era haber frenado un eventual ascenso de Milei como se terminó dando.

El vínculo con el libertario

Su relación con Milei es muy buena, al punto que antes de las elecciones hablaron varias veces. El economista respeta una serie de reformas que el ex presidente intentó llevar a cabo durante su mandato y suele plantear que «le jugaron mal» desde adentro de su propio gobierno.

Para Macri, Milei es una voz muy interesante de escuchar en términos económicos y representa «el cambio» que él sintió ser en sus inicios en la política.

A partir de ahora, Macri apostará a transmitir que es Bullrich la que representa el cambio a nivel nacional en pos de lograr reunir el mayor caudal posible de un electorado que, desde su óptica, se inclinó masivamente, en un 50% o 60% al menos, por una oposición totalmente disruptiva al kirchnerismo.

A la caza de los heridos internos

Su triunfo en la interna con Rodríguez Larreta representa cierta reivindicación dentro del PRO de un grupo de dirigentes que habían quedado muy golpeados políticamente después del frustrado final de gobierno de Macri. Aunque todos saben que la coyuntura obliga a agrupar halcones y palomas sin distinción.

En ese sentido, Macri es uno de los que promueve una foto de unidad en los próximos días entre todos los integrantes del PRO, que apunte específicamente a retener en la canasta el 11% de los votos de Larreta. Si bien Bullrich dice públicamente que «ninguno de esos votos del cambio irá a Massa», el temor de que eso ocurra existe.

Ahora Patricia Bullrich buscará retener los votos de Larreta.

Ahora Patricia Bullrich buscará retener los votos de Larreta.

También se apuntará, en conjunto, a convocar a las urnas al tercio de personas que no fue el domingo a las PASO. La experiencia de 2019, si bien no bastó, con Macri saltando de un 31,8% a un 40,2% hacen creer que las chances de sumar electores es viable. Así como la de lograr que muchos que interpretaron la PASO sólo como un primer estadío electoral y votaron a Milei, esta vez vuelquen su voto hacia Bullrich.

Más Noticias