lunes, 22 julio, 2024
InicioEconomíaLos bancos mejoran sus números: ¿cómo seguirá su negocio con el cambio...

Los bancos mejoran sus números: ¿cómo seguirá su negocio con el cambio de Gobierno?

En medio de la escalada de la inflación y la suba de tasas, los bancos argentinos presentaron los balances del segundo trimestre del año con una considerable mejora en sus números. La pregunta de la City es cómo les irá a las entidades luego de un cambio de Gobierno que signifique eventualmente una nueva política monetaria y pueda afectar sus márgenes de rendimiento.

El primero en informar sus resultados a la bolsa fue el Grupo Financiero Galicia, que sorprendió a sus inversores con un resultado neto de $ 57.972 millones, que es 5,3 veces mayor al que había reportado un año atrás. La entidad presentó un fuerte aumento de sus ingresos totales, que se explica en mayor medida por un incremento de sus ingresos por intereses, que crecieron un 126% respecto al mismo periodo de 2022.

Dentro del Grupo, el Banco Galicia fue el que apalancó los buenos números. Analistas de PPI comentaron: «El banco explicó el 83% de los ingresos netos por intereses, el 62% de los ingresos netos por comisiones, el 64% de las ganancias por instrumentos financieros y el 97% de las aportadas por tenencias de oro y moneda extranjera». En tanto, destacaron que el segmento fintech del holding relacionado con Naranja X crecieron un 11% respecto a un año atrás.

«Si se realiza un análisis por segmento, se observa que Fondos Fima es el segundo mejor para el Grupo (luego del bancario por supuesto), habiendo casi duplicado los ingresos respecto del mismo trimestre del año pasado», indicó Damián Vlassich, Analista Senior de Equity en IOL invertironline.

Vlassich destacó que los números de este balance son considerablemente mejores a los que se habían presentado en años anteriores: «El ratio de eficiencia, que contempla cuánto representan los costos por cada peso que se genera de ingreso (y cuánto más alto es, refleja una peor situación para la compañía) totaliza 54,44%. Este número se ubica significativamente por debajo del 73% del trimestre anterior y del 80% informado en junio de 2022», dijo.

A su turno, el Banco Macro, que este jueves fue noticia por concretar la compra de la filial local del brasileño Itaú, presentó buenos números, también apalancados en el aumento de las tasas de interés. Sus ganancias netas crecieron más de un 265% en comparación con el primer trimestre del año y más de un 390% respecto al mismo periodo del año pasado.

Al respecto, Vlassich comentó: «Los ingresos por Préstamos totalizaron $ 119.120M (+12%) superior al trimestre anterior, debido principalmente a una suba en la tasa de interés de 760 puntos básicos que sobrecompensó la caída en la demanda de los mismos. También se vio reflejado un aumento en las operaciones de pases, las cuales crecieron en un 120% respecto del primer trimestre del año».

En tanto, luego de siete trimestres de pérdidas, el Grupo Supervielle presentó un buen balance. «Con una ganancia neta de $ 6.260 millones logra más que multiplicar por nueve el resultado del primer trimestre de este año, manteniendo así dos trimestres consecutivos de ganancia, revirtiendo el mal desempeño de los trimestres previos», indicaron en Delphos.

En este caso, también la nominalidad más alta que imponen las tasas de referencia de la economía ayudaron a las cuentas del Banco. «La suba de tasas de interés y un mayor spread, sumado a menores cargos de incobrabilidad por menos financiación al consumo, hicieron lo suyo para mejorar la calidad de la empresa», sumaron en la consultora.

Por el contrario, el BBVA presentó una caída en comparación a los resultados del segundo trimestre del año pasado. «Esto responde a principalmente a un incremento de sus costos operativos, tanto en lo que corresponde a beneficios al personal, como gastos de administración y otros gastos operativos», dijo Vlassich, que destacó que, pese a la caída de ingresos, la entidad de origen español muestra un ROE (Return On Equity por sus siglas en inglés o rentabilidad financiera) cercano al 21%, en línea con el de sus competidores.

¿Y después de octubre​?

A pesar de estos buenos números, los papeles de los bancos argentinos presentan pérdidas este mes en Wall Street y ganancias anuales, que si bien llegan hasta el 63% en moneda dura, todavía parecen moderadas. Es que la mayor exposición al sector público de estas entidades hacen que se presente una incógnita sobre cómo se acomodaría el negocio luego de octubre, con el recambio de Gobierno.

«Los bancos exhiben mejoras en sus ganancias gracias a las mayores tasas de interés. Estos resultados provienen en buena parte de las tenencias de títulos públicos y letras de liquidez, que representan una gran parte de los activos de las entidades financieras», explicaron en Delphos.

«Es importante tener en cuenta la elevada exposición al sector público, ya que la incertidumbre de cara al nuevo mandato presidencial deja en incógnito la factibilidad del pago de estos títulos, mientras que también es difícil formar expectativas sobre lo que el próximo gobierno vaya a hacer en términos de política monetaria«, añadieron.

Las promesas de dolarización, salida del cepo cambiario y de «terminar con la bola de Leliq» genera incertidumbre entre los inversores sobre cómo estructurarán su negocio las entidades desde 2024.

Marcelo De Gruttola, vicepresident senior analyst de Moody’s Investors Service, responsable de las calificaciones del sistema bancario argentino, asegura que «los riesgos podrían desafiar la estabilidad del fondeo de los bancos tanto en moneda local como extranjera y generar pérdidas en sus carteras de inversión, aunque equilibrado por sus amplios niveles de capital y liquidez, y un riesgo contenido en sus carteras de préstamos”.

NE

Más Noticias