martes, 16 abril, 2024
InicioPolítica¿Capitanich no llega a fin de mes?: el insólito patrimonio de un...

¿Capitanich no llega a fin de mes?: el insólito patrimonio de un político que dice ser bueno con los números

Lejos del esplendor patrimonial que registraba hace una década, Jorge Capitanich hoy declara bienes por unos US$ 2.900. Si bien para la oposición ese patrimonio resulta, al menos, sorpresivo, el funcionario ya planifica su futuro: este martes declaró que «está buscando trabajo» para poder pagar las cuentas desde el 10 de diciembre próximo cuando deberá dejar la gobernación del Chaco como paso previo a un supuesto retiro de la función pública.

Luego de caer derrotado en las elecciones provinciales a manos del radical Leandro Zdero, el mandatario chaqueño ahora descartaría sumarse a una eventual administración de Sergio Massa en caso de un triunfo del oficialismo en las presidenciales.

En una entrevista con canal 9, el exjefe de gabinete fue consultado sobre si seguiría ocupando un cargo el Estado y reconoció que «no sé si (seguiría) en la política, no es un tema que me preocupa ni me ocupa hoy. Lo que me preocupa es ver cómo llegar a fin de mes a partir de diciembre».

En su última DDJJ, publicada en la web de la escribanía general de gobierno de la provincia norteña, Capitanich declara un patrimonio de $ 2.347.556,68. Según su rendición pública, no posee deudas pero tampoco propiedades: en su declaración sólo figuran muebles por un valor de $111.788, «disponibilidades» por $834.768,68, créditos por $1.401.000 e ingresos por $189.542.

En la oposición alertan que desde hace al menos una década el chaqueño ha ido disminuyendo su patrimonio. Es que cuando asumió la Jefatura de Gabinete, en 2013, Capitanich era uno de los funcionarios más ricos del Ejecutivo nacional, con bienes por $3.796.122, mayores a los hoy informados, y entre los que se contaban cinco departamentos, tres en la Ciudad de Buenos Aires y dos en Resistencia, y dos autos (Megane de 2006).

Años antes de su llegada a la Casa Rosada también se había desprendido de su participación accionaria en algunas empresas, como la consultora M-Unit SRL. Pero desde fines de los años ´80 ha tenido una carrera prolífica en la política: comenzó como funcionario chaqueño, en el menemismo ocupó diversos cargos en la secretaría de Desarrollo Social y en 2002 fue ministro coordinador de Eduardo Duhalde.

En el kirchnerismo, en tanto, fue senador nacional, y dos veces gobernador chaqueño con una licencia en el último mandato para ocupar la jefatura de Gabinete hasta que en 2015 regresó a su terruño, primero como intendente de Resistencia y cuatro años más tarde como titular del ejecutivo provincial.

Es esta basta trayectoria política la que lleva a dirigentes opositores a considerar inverosímil que en la actualidad declare el mencionado patrimonio.

En 2009 tampoco le creyó su exmujer, Sandra Mendoza, que aseguraba que la rendición de bienes del entonces gobernador «no se condice con los hechos reales». En medio de una feroz separación, la exdiputada ironizó que «nos volvimos pobres en un mes. No engañemos a los ciudadanos del Chaco».

Algunas versiones surgidas de la provincia norteña atribuyen a ese tortuoso proceso la sugestiva desinversión que ha registrado el saliente mandatario chaqueño.

En la actualidad la exlegisladora reside en Resistencia al igual que su hija Guillermina, que desde el año pasado está a cargo de los medios públicos de la provincia.

Para la diputada Graciela Ocaña (JxC), «Coqui siempre fue muy rico. No creo que tenga preocupación de cómo llegar a fin de mes. Ha tenido inversiones, dolares, siempre fue bueno con los números«.

Por su parte, el senador chaqueño Víctor Zimmermann, también de Juntos por el cambio, dijo a este diario que «me sorprende que el gobernador haga estas declaraciones y se quiera comparar con los pobres su provincia», que según el último reporte del Indec en el Gran Resistencia alcanzan al 60% de la población, un indicador que fue cuestionado por el organismo estadístico provincial la semana pasada.

«No es inteligente que diga que tiene que ver como llega a fin de mes una persona que fue jefe de gabinete, varias veces gobernador. Es otro relato kirchnerista porque la gente no le va a creer», estimó.

En este marco, el senador radical conjeturó que «parecería que le diera vergüenza informar si obtuvo algún bien de manera lícita» e insistió en su sorpresa por las declaraciones del gobernador.

Capitanich viene de perder en septiembre pasado su reelección a manos del radical Zdero, en una votación que estuvo fuertemente marcada por el femicidio de Cecilia Strzyzowski, donde los principales acusados integran el denominado «Clan Sena», que administran organizaciones sociales aliadas al Ejecutivo provincial.

Casualmente las fundación creada Emerenciano Sena, el líder del grupo, quedó bajo la mira por haber recibido $140 millones de parte del Estado chaqueño durante este año.

Más Noticias