domingo, 3 marzo, 2024
InicioSociedadMENORES ASESINOS | Matan y graban una canción en YouTube para celebrarlo:...

MENORES ASESINOS | Matan y graban una canción en YouTube para celebrarlo: «Oops, se murió»

«Opps, se murió. Le pasó por no tener la Glock (pistola)». Lo canta en un vídeo subido a YouTube Maloco, un rapero a quien la policía considera próximo a integrantes de los Dominican Don’t Play, la violenta banda juvenil de origen dominicano responsable de decenas de ataques y varios asesinatos en Madrid en los últimos años. Podría ser una creación más o menos artística, una canción violenta más, pero la Policía Nacional, que ha resuelto el asesinato de un joven en Fuenlabrada, cree que no. Sostienen que el vídeo es mucho más.

En esa grabación, según ha sabido CASO ABIERTO, junto al cantante aparecen los dos menores de edad detenidos y acusados de aquel crimen real, en el que fue asesinado un joven de 21 años en Fuenlabrada (Madrid). El vídeo sería, según las investigaciones, toda una celebración del asesinato y también un gesto de poder, una venganza y un mensaje a la banda rival, los Trinitarios.

«Nosotros hemos hecho esto»

Los agentes de la Brigada de Información han incluido en sus informes el vídeo de la canción como uno de los indicios del asesinato. «Nos parece una reivindicación, sirve también como un gesto de poder, como un mensaje, están diciendo: nosotros hemos hecho esto«, explican fuentes policiales a este canal.

Esa canción, en la que se recita “nos buscaron y nos encontró”, además de mencionar varias veces “tres, tres”, el número de los DDP, fue subida a YouTube el pasado mes de enero, tres meses después del asesinato de Sailen Mesa, conocido como «Químico», que tenía 21 años. Dos jóvenes encapuchados le dispararon y le machetearon a la salida de un concierto en Fuenlabrada el pasado 3 de octubre.

En el vídeo que hicieron tres meses después, los dos menores acusados ahora de ese crimen salen cantando y bailando, a veces a cara descubierta, en distintas calles de Madrid y estaciones de metro.También aparece un joven encapuchado que se acerca a un hombre y simula apuñalarlo. Con el hombre en el suelo, el cantante se inclina hacia él y sigue con sus mensajes de venganza.

Una de las escenas del vídeo, grabado en Madrid, en las que el grupo celebra el crimen que dos de ellos cometieron. CASO ABIERTO

Víctima real

Antes del vídeo hubo un muerto real, con sangre real. La investigación de la Policía ha revelado que todo empezó en la discoteca Shoko, la madrugada del 12 de septiembre de 2022. Un joven integrante de la banda de los Trinitarios fue apuñalado en el local.

La policía recuperó las imágenes del interior de la discoteca, que revelaron un incidente entre Trinitarios y Dominican Don’t Play, que incluyó hasta disparos. En ese incidente estaba un poderoso jefe de los DDP, que se sintió humillado y decidió buscar venganza.

Venganza en un concierto

Cuatro días después, comienza a anunciarse en redes sociales que habrá un concierto de Rochy RD, cantante dominicano vinculado a los Trinitarios, en Fuenlabrada. Ese mismo día, según la investigación policial, empieza a prepararse la venganza por el incidente de la discoteca. El jefe del Coro (grupo) de Campamento lo planifica. Atacarán en el concierto a alguien de la banda rival.

Los DDP del barrio de Campamento, al sur de Madrid, reclutan a un ciudadano rumano con antecedentes que va a conducir una furgoneta robada en ese barrio y con la matrícula doblada (falsa). Le darán algo de droga a cambio. Su misión será trasladar a los ejecutores, que van a ser menores de edad y no tienen carné de conducir.

Trabajadores de la funeraria levantan el cadáver del joven asesinado cerca de la discoteca ‘Caña Brava’. EP

«Los menores no discuten»

El jefe del Coro busca menores de edad para matar a algún rival, a cualquiera. «Los menores no discuten las órdenes, son más disciplinados, más impulsivos y quieren ascender y coger prestigio en la banda. Matando lo consiguen muy rápido. Y además sus condenas son mucho menores«, recuerdan expertos en la lucha contra las bandas.

El concierto de Rochy D ha terminado. Parte del público está en la zona. Dos menores con pasamontañas llegan andando a la calle Luis Sauquillo. La futura víctima está parado allí, charlando con varios amigos. Sin mediar palabra, le pegan un tiro en la cabeza y lo machetean en la cara, luego salen disparados, lanzando machetazos y pegando tiros al aire. El joven morirá en el suelo, igual que el protagonista del vídeo. Dos hombres más resultan heridos, varios disparos atraviesan la pared. Los menores asesinos suben a la furgoneta y huyen.

Tiroteo en #Fuenlabrada. C/ Luis Sauquillo, 95. Un hombre de 21 años fallecido. 1 joven de 18 años

herido moderado por arma de fuego.

Un joven de 18 años y otro de 31 años heridos leves.#SUMMA 112 traslada a los tres heridos. @policia investiga. También intervino @PoliciaFuenla pic.twitter.com/4nrqcQhxYz

— 112 Comunidad de Madrid (@112cmadrid) 3 de octubre de 2022

Cinco detenidos

La investigación de la Policía permitió localizar y detener a los dos menores el pasado mes de mayo. Un tercer menor de edad, que también aparece en el vídeo «artístico», fue a su vez detenido por formar parte de los DDP, concretamente del Coro (grupo) de Campamento, así como el autor intelectual del crimen, el líder del coro, un hombre de 29 años, que está en prisión.

 «Los coros de las bandas latinas suelen tener un artista o un cantante, una persona que hace vídeos de música drill… Es una forma de captar seguidores jóvenes. Los vídeos también muestran poder, superioridad sobre otras bandas”, explican expertos en la lucha contra estos grupos violentos.

«Los menores quieren salir en los vídeos, eso les da caché; incluso la posición más o menos cercana al cantante tiene un significado. Las bandas son grupos jerárquicos», explican los expertos que luchan contra esos grupos

«Los menores quieren salir en los vídeos, eso les da caché, incluso la posición física más o menos cercana al cantante tiene un significado, las bandas son grupos jerarquicos», explican conocedores de sus rituales. En este caso, apuntan las mismas fuentes, Maloco, el cantante del vídeo, es un artista vinculado con los DDP de Campamento, el más violento de Madrid hasta que fue desarticulado por la policía el pasado mes de mayo. Los dos menores asesinos salen muy cerca de él en la canción-homenaje.

Algo similar ocurrió con los asesinos del joven Isaac López, un crimen cometido en Madrid, en julio de 2021. Al menos uno de ellos apareció luego en varios vídeos de música trap y letras inconfundibles. «Quisiste escaparte y te sacamos el filo (cuchillo)». Los tres menores implicados en ese caso confesaron ser integrantes de los DDP y aceptaron una condena de entre cuatro y seis años de internamiento. El autor material, que tenía 18 años cuando cometió el crimen, está en prisión a la espera de juicio.

Escupir a los policías

El asesinato de Sailen Mesa ha sido resuelto por la policía. Los menores están en un centro a la espera del juicio contra ellos. Uno incluso insultó y escupió a los agentes que trataban de interrogarlo. Posiblemente no sepa que el joven a quien mataron ni siquiera pertenecía a la banda rival de los Trinitarios. La investigación lo ha descartado. Sailen Mesa, hijo de un político dominicano que llegó a ser diputado en su país, era una joven promesa del béisbol.

«Lo eligieron, posiblemente, porque durante el concierto el cantante lo mencionó y lo sacó al escenario, el hombre tuvo protagonismo y quizá esta gente tenía alguien dentro de la sala que lo marcó (lo eligió); pero no era un trinitario», afirman fuentes del caso. Desde que el vídeo fue colgado en YouTube lo han visto más de cien mil personas. Mas de mil de ellas hicieron ver que les gusta.

Más Noticias