jueves, 25 julio, 2024
InicioSociedadSalió a defender a un vecino que fue a comprar dólares y...

Salió a defender a un vecino que fue a comprar dólares y terminó muerto

As qued uno de los vehculos de los delincuentes tras huir del lugar del crimen

Así quedó uno de los vehículos de los delincuentes tras huir del lugar del crimen.

Un hombre de 50 años murió y otro de 39 resultó herido al ser baleados por delincuentes cuando salieron en defensa de un vecino a quien una banda de ladrones le robó una mochila con medio millón de pesos cuando volvía de consultar el precio del dólar en una casa de cambio de la localidad bonaerense de Villa Celina, en el partido de La Matanza, informaron este viernes fuentes policiales y judiciales.

A raíz del crimen -por el que luego quedó detenido un sospechoso en la Ciudad de Buenos Aires-, los vecinos de la víctima, que pertenecía a la comunidad boliviana, pedían justicia en el lugar del hecho y también cortaban el tránsito en la autopista Riccheri, mano a provincia.

El hecho ocurrió alrededor de las 11.30 del jueves, cuando Efraín Patzi (35), de nacionalidad boliviana, llegó a su casa de la calle 6 de Agosto y Lincoln, luego de pasar a preguntar por la cotización del dólar en una casa de cambio de la calle Olavarría al 2.800, todo en la mencionada localidad del partido de La Matanza.

El hombre fue abordado cuando bajaba de su camioneta Mercedes Benz Sprinter por al menos cuatro delincuentes que llegaron en un automóvil Toyota Etios blanco y le arrebataron la llave de la camioneta y una mochila en la que llevaba 500.000 pesos.

En ese momento, un grupo de vecinos quiso salir en defensa de la víctima, y uno de ellos arrojó una piedra contra el auto de los asaltantes.

Alfredo Paniagua Coca la vctima faltal del hecho en Villa Celina

Alfredo Paniagua Coca, la víctima faltal del hecho en Villa Celina.

Uno de los ladrones efectuó disparos desde el auto, lo que produjo corridas y la estampida de los vecinos, algo que quedó registrado en uno de los videos de las cámaras de seguridad del lugar.

Cuando la banda escapaba a toda velocidad, otro vecino intentó cortarles el paso con su vehículo, lo que provocó que los delincuentes efectuaran más disparos.

A raíz de esos balazos, dos vecinos, ambos de la comunidad boliviana al igual que el hombre asaltado, terminaron baleados.

Las fuentes los identificaron como Alfredo Paniagua Coca (50), con un balazo en el estómago; y Juan Carlos Hilario (39), con una herida de arma de fuego en la zona alta de la espalda, que de todas maneras no revestía gravedad y estaba fuera de peligro.

En cambio, Paniagua fue trasladado al Hospital Ballestrini de Ciudad Evita, donde fue intervenido quirúrgicamente, pero horas más tarde y a raíz de la gravedad de las lesiones, falleció.

Efraín, la víctima del robo contó a los canales TN y C5N cómo fue la secuencia del asalto que culminó con dos de sus vecinos baleados.

«Fui a la casa de cambio a chusmear cuánto había subido el dólar, pero no compré. Dije mejor vuelvo mañana, quizás baja un poquito», explicó.

El hombre, que explicó que se dedica a «hacer changas», contó que se retiró de la casa de cambio y se fue en su camioneta rumbo a su casa y que el asalto se inició cuando él maniobraba para ingresar su vehículo al garaje.

«Me fui a casa, a dejar el auto al garaje. Abrí el portón, volví al auto para entrar de culata y apareció un auto del que bajaron cuatro tipos con revólveres y me encañonaron. Me pusieron una rodilla en el cuello, me aplastaron, con tres revólveres puestos en la cabeza y uno que buscaba la mochila», contó Efraín.

«Yo pensé, se pudrió todo, que ya estaba muerto», dijo y contó que en ese momento, uno de los delincuentes gritó que había encontrado la mochila donde tenía el dinero, y los asaltantes emprendieron la fuga.

«Yo agarré una piedra y grité ‘¡chorro chorro’!, y los vecinos salieron y ahí es donde mandó varios tiros el chorro», relató al explicar el momento en el que se produjeron los disparos que alcanzaron a las víctimas.

Consultado sobre la posibilidad de que haya sido «entregado» por alguien de la casa de cambio, Efraín contestó que «puede ser porque el chorro dijo ‘¿dónde está lo que cambiaste?’» y que cuando él les contestó que no había cambiado nada, le repreguntaron «¿dónde está la mochila?».

«Alfredo es mi vecino del barrio y pido justicia», dijo el hombre asaltado, quien detalló que el otro baleado, que ya está fuera de peligro, «estaba en un kiosco» cuando fue alcanzado por otro de los tiros.

Por último, precisó que la banda estaba conformada por cinco integrantes, «cuatro que bajaron del auto y otro de chofer».

Luego de un relevamiento de cámaras de seguridad, los investigadores lograron visualizar que serían dos los vehículos involucrados en el hecho: el Toyota Etios patente AD064BL y un Volkswagen Voyage AB124EK, ambos de color blanco.

Cómo sigue la causa

La causa, caratulada como «homicidio criminis causa en concurso real con robo agravado», estuvo al inicio a cargo de la fiscal Alejandra Núñez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de La Matanza, pero este mediodía pasó a la órbita de su colega Carlos Arribas, de la UFI Temática de Homicidios de La Matanza.

Gracias al alerta emitido por la policía bonaerense sobre los dos autos individualizados, el Anillo Digital de la Policía de la Ciudad permitió ubicar ambos vehículos en el ámbito de la Villa de 20 de Villa Lugano.

En primer término, se identificó a un joven de 26 años de nacionalidad peruana con el auto Voyage, sobre quien, por el momento, la fiscalía no adoptó temperamento.

En cambio, gracias a las cámaras del Anillo Digital, se detectó que alrededor de las 18 del jueves, el Toyota Etios circulaba por la lectora de General Paz y Fernández de la Cruz y desde allí la Policía de la Ciudad inició una persecución hasta la Villa 20, donde en una mala maniobra el rodado se sube a la vereda e impactó contra una columna de cemento en el cruce de la calle Pola y Pasaje Frida Kahlo.

Según las fuentes, los tres ocupantes bajaron del rodado y escaparon en diferentes direcciones, pero los efectivos lograron detener a uno de ellos y en su poder se secuestró un revólver calibre 22.

El sospechoso fue identificado como Ronald Fabián Avalos Pagani (19), quien por disposición de la UFI 8 de La Matanza, sí quedó aprehendido en el marco de la causa.

La Policía descubrió que el Toyota Etios tenía grabado en sus cristales otra patente -AD145OB-, distinta a la colocada, y que tenía pedido de secuestro por haber sido robado el día anterior en Lomas del Mirador.

El crimen del vecino Paniagua causó la indignación de los vecinos de la comunidad boliviana de Villa Celina, que desde esta mañana se manifestaban frente al sitio del asalto donde balearon a la víctima y luego se movilizaron hasta la autopista Riccheri, donde cortaron el tránsito en los carriles que van sentido a provincia.

Más Noticias