domingo, 21 abril, 2024
InicioSociedadLa Renga toca en Ushuaia y la ciudad está desbordada de fanáticos:...

La Renga toca en Ushuaia y la ciudad está desbordada de fanáticos: heridos, detenidos y momentos de descontrol en el fin del mundo

Ushuaia se prepara para lo que será un fin de semana inédito nunca antes vivido en la capital fueguina. En un lugar habitado por 80 mil personas, arribaron al fin del mundo unos 20 mil fanáticos del grupo de rock «La Renga», que tocará este sábado, y la ciudad quedó totalmente colapsada: no hay mas lugar en los hoteles, los servicios no dan abasto y distintas situaciones violentas con heridos y detenidos preocupan a los vecinos y comerciantes que ven revolucionada su vida cotidiana.

Solo hace falta dar una vuelta por la avenida San Martín, en el centro, para entender la magnitud de lo que ocurre por estas horas en Ushuaia. Miles y miles «rengueros» que arribaron en las últimas horas (más otras tantas que se espera que lleguen mañana) transformaron la fisonomía de la ciudad en el extremo sur del país y eso obligó a las autoridades a tomar medidas, como la habilitación de zonas especiales para acampe, la instalación de puestos de comida ambulante, baños públicos y el refuerzo de medidas de seguridad.

Pero la alegría de la música mutó en preocupación. Es que la sorpresa por el anuncio de que una banda tan popular elija esta zona del país para realizar el show empezó a generar pánico: un audio viral comenzó a recorrer los celulares de los fueguinos con anuncios de saqueos, robos en supermercados y también robos a turistas, entre otros desmanes.

¿El resultado? Total paranoia. Locales que bajaron las persianas y taxistas que prefirieron no trabajar ante el miedo.

Hasta el propio presidente de la Cámara Hotelera Gastronómica, José Recchia, admitió que Ushuaia no estaba preparada para esta ola de visitantes. Es que por estas fechas ocurre el “Encuentro de Rodanteros Motorhome – Campers” y el “Encuentro Internacional de Motoviajeros del Fin del Mundo”, dos eventos que, según dicen, convocan a mucha gente. A eso se le suma la llegada de dos cruceros repletos de turistas.

Video

El grupo de rock se subirá al escenario este sábado y en las últimas horas llegaron 20 mil fanáticos en una ciudad en la que viven 80 mil personas.

Recchia analizó que el hecho de que se encuentren públicos tan distintos en un destino tan pequeño «a veces no está muy bueno».

Ante una hotelería desbordada, desde hace más de una semana se debieron habilitar espacios especiales en distintos puntos de la ciudad para albergar a los seguidores particularmente de La Renga, quienes por vía terrestre, aérea y hasta en balsa llegaron en muchos casos solo con una carpa y ropa de abrigo para resistir el clima austral al aire libre en algún camping.

La Renga en Ushuaia.La Renga en Ushuaia.De hecho fue en uno de esos campings, conocido como Valle de Andorra, donde el miércoles por la noche una pelea entre varias personas terminó con heridos que debieron ser trasladados al Hospital Regional.

Video

El grupo de rock se subirá al escenario este sábado y en las últimas horas llegaron 20 mil fanáticos en una ciudad en la que viven 80 mil personas.

Las noticias locales reflejaron también una verdadera batalla campal durante el jueves por la noche en uno de los pubs más conocidos, «Dublin», donde debieron movilizarse patrulleros y una decena de policías que lograron frenar los disturbios y el caos terminó con varios detenidos.

La Renga en Ushuaia.La Renga en Ushuaia.Según pudo saber Clarín en diálogo con distintos comerciantes de la ciudad la situación está controlada, pero eso no quita la intranquilidad de los vecinos: «Muchos están medios asustados por lo que pueda pasar, la gente no está tranquila. Imaginate que es una ciudad chica y no estamos acostumbrados a este tipo de cosas», cuenta Andrés, dueño de una famosa chocolatería, a este diario.

«En el centro de Ushuaia no se ve nada peligroso por el momento, pero sí hay mucho pogo y griterío», agrega.

Lo que cuenta Andrés queda reflejado en los videos que circulan en redes sociales, donde las calles fueron invadidas y las veredas copadas por parlantes que tiemblan con música de rock. Algunos también reflejan que por la calle San Martín, la principal, se perciben fuertes olores producto de la orina.

En tanto el famoso cartel con el nombre de la ciudad está literalmente tapado por banderas de los fanáticos.

Los viajeros se lanzaron a aventuras impredecibles que incluyeron soportar los vientos patagónicos por cientos de kilómetros y cruzar el Estrecho de Magallanes en balsa a través de Chile, para regresar a la Ruta Nacional Nº3 al norte de la ciudad de Río Grande y continuar hasta Ushuaia, atravesando antes el paso más austral de la Cordillera de Los Andes.

El recital se espera para la noche del sábado y se realizará en proximidades del hangar de la Base Aeronaval de Ushuaia, junto a la pista del antiguo aeropuerto de Ushuaia y a orillas del Canal Beagle. En la previa del hubo una polémica por el gasto que implicó para la ciudad la llegada de la banda de rock. El intendente Walter Vuoto utilizó $60 millones de fondos públicos municipales para que se lleve adelante el espectáculo, según quedó registrado en el contrato que se conoció.

Pero la preocupación de los fueguinos se extenderá más allá del show. Es que algunos ya especulan que los visitantes se podrían quedar por tiempo indeterminado en la ciudad. «Muchos llegaron sin nada, en carpa, y ni siquiera tienen pasajes de vuelta ni forma de volver ¿cuánto tiempo los vamos a tener acá?», se preguntaba una mujer.

Más Noticias