domingo, 3 marzo, 2024
InicioEspectáculosCómo es la millonaria subasta de Elton John y por qué está...

Cómo es la millonaria subasta de Elton John y por qué está vendiendo todo

Elton John se está achicando, y la antigua residencia de la superestrella en la ciudad de Atlanta fue vaciada para una serie de subastas en Christie’s a partir del 21 de febrero. Se calcula que los objetos recaudarán unos 10 millones de dólares.

¿Alguien quiere el piano de cola de conservatorio Yamaha donde Rocketman pulsó las teclas de sus espectáculos de Broadway Billy Elliot y Aida? Costará aproximadamente el triple de lo que cuestan modelos similares en Internet, con una estimación máxima de 50mil dólares.

¿Qué tal un retrato de Julian Schnabel de la superestrella vestida con un camisón y cuello de volados? La casa de subastas pide 300 mil dólares.

Elton John en vivo en el famoso Glastonbury Festival de 2023. Foto: ReutersElton John en vivo en el famoso Glastonbury Festival de 2023. Foto: ReutersY el objeto más caro, una pintura de Banksy de 2017 de un hombre enmascarado lanzando un ramo de flores, obtenida directamente del artista anónimo, se espera que se venda por casi 1.5 millones de dólares.

El por qué de la subasta

Elton John declinó hacer comentarios sobre la subasta. (Agostino Guerra, portavoz de Christie’s, citó «conflictos de agenda previstos desde hace tiempo»). Sin embargo, el marido y manager del cantante, David Furnish, habló de la venta en una entrevista reciente.

La obra de Bansky que Elton John tenía en su casa de Atlanta vale casi 1.5 millones de dólares. Foto: IGLa obra de Bansky que Elton John tenía en su casa de Atlanta vale casi 1.5 millones de dólares. Foto: IG«A medida que pasaba el tiempo, las paredes se llenaban más», dijo Furnish. «Elton nunca guardaba las cosas en cajones; las compraba para vivir con su arte».

Pero la venta de su residencia de Atlanta de más de 1200 metros cuadrados, en el piso 36, por más de 7,2 millones de dólares el otoño pasado dio a la pareja la oportunidad de consolidar su colección de obras de arte y recuerdos.

El inventario incluye los famosos anteojos de sol del cantante, botas plateadas con plataforma y uno de sus primeros conjuntos de ropa de escenario: un conjunto de marfil y oro confeccionado por la diseñadora textil Annie Reavey en la década del ´70.

«Conocí a Elton John y congeniamos», cuenta Reavey en una entrevista publicada en 2007 en un periódico de Nevada. «Yo tenía el pelo morado, él verde. Yo tenía brillantes, él diamantes».

El condominio de Peachtree Road le sirvió de cuartel general en Estados Unidos durante sus giras y de escondite para mantenerse sobrio durante los años ’90. Simbolizó un punto de inflexión para el cantante británico.

La obra de Julian Schnabel que Elton John subastará en Christie's. Foto: IGLa obra de Julian Schnabel que Elton John subastará en Christie’s. Foto: IGLo compró en la década de 1990. Pero las paredes pronto se poblaron de decenas de fotografías, parte de una extensa colección de imágenes de maestros modernos como Dorothea Lange, entre cuyas imágenes de la desesperación de la era de la Depresión se incluye Madre emigrante, y el fotógrafo húngaro Andre Kertesz.

John también coleccionaba obras de Andy Warhol, Cindy Sherman, Robert Mapplethorpe y otros, que ahora tienen a los museos pidiendo donaciones.

Encima de su cama, exponía Noire et Blanche, imágenes del fotógrafo surrealista Man Ray.

«Me encanta vivir con mi colección», dijo John en un video promocionando una exposición de sus obras en la Tate Modern de Londres en 2016. «Estoy viendo estas maravillosas imágenes en la pared que la gente tomó hace mucho tiempo y que todavía tienen relevancia y todavía te gritan».

Una colección única

Cuando parte de su colección se expuso en la Tate Modern, «lo que más sorprendió fue su profundidad», dijo Shanay Jhaveri, responsable de artes visuales del Barbican Center de Londres.

«Para alguien cuya personalidad pública estuvo tan indeleblemente asociada con el exceso y lo kitsch, una colección de fotografías modernistas occidentales predominantemente en blanco y negro y de escala modesta parecía incoherente». Quizá la revelación fuera esta aparente irreconciliabilidad».

El flyer de casa Christie´s sobre la subasta de Elton John El flyer de casa Christie´s sobre la subasta de Elton John «Goodbye Peachtree Road». Foto: IGEn Atlanta fue donde John cultivó ese amor por la fotografía, gracias en gran parte a una galerista local, Jane Jackson, que en 2003 se convirtió en la directora de la Colección de Fotografía de Sir Elton John, que ahora incluye miles de imágenes.

En la subasta de Christie’s se ofrecen algunas de las obras más destacadas de una exposición del año 2000, Chorus of Light, en el High Museum of Art de Atlanta, entre ellas obras de Irving Penn, Richard Avedon y Andrés Serrano.

«La colección era muy disciplinada», afirma Ned Rifkin, curador de la exposición del High Museum, que entabló una relación de trabajo con el cantante. «No se trataba sólo de adquisiciones, sino de la belleza de tener arte».

Rifkin, ya jubilado, añadió: «Recuerdo que había veces que iba a una subasta y se sentía realmente frustrado cuando no conseguía algo. Me decepciona saber que va a vender, pero por otro lado, ¡tiene tanto!».

El marido del cantante dijo que había llegado el momento de empezar a podar la colección. «Tienes que llegar a un punto en el que no puedes seguir acumulando», explicó Furnish. «Elton odia desprenderse de las cosas. Es una decisión muy emotiva”.

De Sotheby’s a Christie’s

Para eso, Furnish fue el encargado principal de la subasta, primera vez que se ofrece al público una selección importante de la colección de John desde una venta de Sotheby’s en 2003 de objetos de su casa de Londres, donde recaudó 1,67 millones de dólares.

En 1988, otra subasta de Sotheby’s en Londres presentó una mezcolanza de obras de arte y rarezas -incluido un cuadro de René Magritte de un pez azul envuelto en perlas, un orinal y un par de cestas de plata de Cartier que John utilizó en su momento como jaboneras- que alcanzaron los 8,2 millones de dólares, unos 21 millones en dólares de hoy.

Una vista del departamento de Elton John en el edificio Peachtree Road. Foto: IGUna vista del departamento de Elton John en el edificio Peachtree Road. Foto: IGAhora, John y Furnish decidieron aliarse con los rivales de la casa de subastas.

«Se trataba de una situación competitiva», dijo Tash Perrin, vicepresidente de Christie’s que organizó la venta y ayudó a cerrar el trato. «Coincide con que Elton cierra un capítulo de su estadía en Estados Unidos».

Perrin dijo que la mayoría de los 900 artículos que se subastarán tendrán precios modestos. Muchos se ofrecen por unos pocos miles de dólares, incluidos los retratos de Lange, los anillos joya y la vajilla de Versace.

Pero, como demostraron las últimas subastas de famosos, los coleccionistas no tienen reparos en gastarse un dinero en las chucherías de sus ídolos del pop. La subasta del año pasado de las pertenencias del cofundador de Queen, Freddie Mercury, en Sotheby’s alcanzó los 50,4 millones de dólares, más del triple de su estimación inicial de 14,2 millones. Los pujadores se disputaron objetos como un peine de plata para el bigote, adornos para gatos y un teléfono de neón.

En un mercado turbulento, las casas de subastas incrementaron su promoción de estas subastas de famosos, con las recientes ventas de objetos propiedad de la presentadora de informativos Barbara Walters, el editor de moda André Leon Talley, el actor francés Gérard Depardieu y la jueza del Tribunal Supremo Ruth Bader Ginsburg, cada una de las cuales obtuvo millones de dólares.

Furnish dijo que la venta de John estaba destinada a iniciar su propia reflexión sobre el legado del cantante, ya que John se retiró para pasar más tiempo con sus hijos, Elijah y Zachary.

«Eso podría significar más ventas, regalos a instituciones, regalos a amigos», dijo Furnish. «Una de las razones por las que hemos podido recaudar es porque los artistas saben que cuando nos venden, su obra va a un hogar», añadió Furnish. Y reconoció: «A medida que nuestros hijos crecen, pueden tener conexiones con piezas. Tenemos que encontrar con elegancia la forma de que participen en el proceso”.

Más Noticias