martes, 5 marzo, 2024
InicioSociedadOasis porteños: 6 jardines ocultos en edificios de la Ciudad que se...

Oasis porteños: 6 jardines ocultos en edificios de la Ciudad que se pueden visitar gratis

Buenos Aires es una ciudad llena de sorpresas. En el lugar menos pensado, revela una faceta distinta, impensada.

Un ejemplo de ello son sus jardines. No los parques o las plazas, sino los jardines ocultos. Esos que están dentro de construcciones y que permiten –a quien tiene la fortuna de descubrirlos– hallar un oasis en el medio del cemento, un viaje a otra parte o a otro tiempo.

Varias de estas joyas están en edificios públicos, pero otros están en propiedades privadas a las que se puede acceder para curiosear o quedarse un rato disfrutándolos. Acá, una guía de jardines ocultos para conocer en este verano.

Museo Nacional de Arte Decorativo

El Palacio Errázuriz es una joya de Buenos Aires, uno de los más lujosos y elegantes de la Ciudad, diseñado en 1915 por el arquitecto francés René Sergent para el matrimonio Errázuri, que vivió 10 años en Europa y allí formó la colección de arte europeo y oriental que despliega el actual museo. Su fabuloso jardín fue diseñado por otro francés, Achile Duchêne, el paisajista más renombrado de la primera mitad del siglo XX.

El ingreso al Museo Nacional de Arte Decorativo, en la esquina de la Av. Del Libertador y Pereyra Lucena. Foto ArchivoEl ingreso al Museo Nacional de Arte Decorativo, en la esquina de la Av. Del Libertador y Pereyra Lucena. Foto ArchivoEsos jardines, donde se destacan los capiteles jónicos de mármol de Carrara, evocan una Buenos Aires de otro tiempo, con un estanque en el que nadaban los cisnes y que fue visitado por la famosa bailarina Ana Pavlova, como lo describió Errázuriz en sus memorias. Los jardines se pueden visitar en Av. del Libertador 1902 de miércoles a domingos de 13 a 18.30 (último ingreso a las 18), pero no si llueve o llovió hace poco. En la entrada también funciona un café.

Museo Enrique Larreta

Es uno de los jardines andaluces más famosos de Buenos Aires. La casa veraniega del escritor y coleccionista Enrique Larreta es desde su muerte en 1962 un museo de arte español, y el patio una perla que merece un recorrido en sí mismo. Tiene casi 6.000 metros cuadrados en pleno Belgrano, inspirado en los jardines hispánico-islámicos como la Alhambra de Granada. Sus dos fuentes, las de las Ranas y la del Patio del Naranjo, son una invitación a la desconexión. Y sus azulejos, a explorar cada detalle.

Los jardines del Museo Larreta de Belgrano. Foto Marcelo Carroll / ArchivoLos jardines del Museo Larreta de Belgrano. Foto Marcelo Carroll / ArchivoLa entrada sale $ 500 (sin cargo para jubilados, estudiantes universitarios, menores de 12 años y personas con discapacidad), pero los miércoles es gratis. Abre lunes, miércoles, jueves y viernes de 11 a 19, sábados, domingos y feriados de 11 a 20. El cuarto jueves de cada mes a las 12 y el primer sábado de cada mes a las 15, hay una visita guiada sin inscripción previa incluida en la entrada (se suspende por lluvia). El ingreso es por Juramento 2291.

Museo Fernández Blanco

El Palacio Noel la construyó en 1920 el arquitecto Martín Noel, quien fue también su primer propietario. Tiene una de las colecciones de arte hispanoamericano más importantes del mundo, y un maravilloso jardín de inspiración española, donde habitualmente en primavera y verano se realizan hay instalaciones artísticas y se realizan actividades culturales. También, recientemente abrió un restaurante y café.

Los jardines del Museo Fernández Blanco. Foto Ariel Grinberg Los jardines del Museo Fernández Blanco. Foto Ariel Grinberg Vale la pena disfrutar del contraste entre el edificio neocolonial, los rascacielos que lo rodean y el verde de la vegetación del jardín, al que se puede ingresar gratis. La entrada al museo sale 100 pesos y los fines de semana hay visitas guiadas a las 16, sin inscripción previa, incluida en el ticket. Suipacha 1422.

Museo Casa Ricardo Rojas

La casa del escritor y periodista y de su esposa Julieta Quinteros se convirtió en museo en 1958. Su jardín principal es uno de los más singulares de Buenos Aires, muestra del eclecticismo en el que conviven el frontispicio réplica del Convento de los Dominicos de Arequipa (una joya de estilo neocolonial), figuras indígenas e hispánicas, columnas griegas y en el centro una fuente de la tradición española custodiada por rosales.

Los jardines de la Casa Museo de Ricardo Rojas. Foto Jorge Sánchez / ArchivoLos jardines de la Casa Museo de Ricardo Rojas. Foto Jorge Sánchez / Archivo“Son símbolos que se identifican con la concepción de Rojas de una Argentina inserta en el resto de las naciones americanas nacidas del mestizaje cultural”, lo describe el sitio web del museo. La vivienda tiene además un jardín de invierno de estilo andaluz y un jardín de naranjos en su parte posterior. Con entrada gratuita, abre de martes a sábado de 11 a 19 en Charcas 2837.

Palacio Duhau Park Hyatt

Hoy es un lujoso hotel cinco estrellas, pero supo ser la residencia que el arquitecto León Dourge construyó en 1934 para la familia Duhau. La propiedad va de la calle Alvear (donde está el Palacio, exponente de la tardía Belle Epoque porteña) hasta Posadas, donde antes estaba la casita de los caseros y ahora están las habitaciones de la torre nueva del hotel.

El jardín aterrazado del Palacio Duhau, una rareza en Recoleta que está en un hotel y cualquiera puede visitar. Foto Palacio Duhau Park Hyatt El jardín aterrazado del Palacio Duhau, una rareza en Recoleta que está en un hotel y cualquiera puede visitar. Foto Palacio Duhau Park Hyatt Pero en el medio, hay un jardín aterrazado único en la ciudad, con una vista maravillosa, que se puede disfrutar desde los restaurantes del hotel. Pero también se puede ingresar gratuitamente a visitar tanto el jardín como la muestra de arte que se exhibe en el pasillo subterráneo que conecta las dos alas y que se renueva cada tres meses.

Paul French Gallery

Este inmueble de Palermo se construyó hace 90 años y originalmente ahí funcionó una fábrica de vinos y aceites. Después fue depósito y taller de restauración de autos, y hoy reúne varios emprendimientos privados en el mismo espacio: un vivero, una cafetería y un local de decoración.

Paul French Gallery, una particular galería en Palermo. Foto Fernando de la Orden  Paul French Gallery, una particular galería en Palermo. Foto Fernando de la Orden Se puede visitar cualquiera de ellos o solamente recorrer la galería, que se define como “un oasis en el centro de la ciudad”. Está abierto de lunes a sábados de 11 a 20, y los feriados desde de 14 en Gorriti 4865.

AS

Más Noticias