viernes, 1 marzo, 2024
InicioEconomíaEl mito del gasto fuera de control

El mito del gasto fuera de control

Los gastos de la administración pública nacional registraron el año pasado una caída real, una vez ajustados por inflación, de 6,9 por ciento, que resultó 3 puntos porcentuales mayor a la caída de los ingresos totales, según cifras difundidas por la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), en base al Sistema Integrado de Información Financiera del Ministerio de Economía. El dato refuta la información del supuesto descontrol del gasto público registrado durante 2023.

La caída se explica por variaciones interanuales negativas del 6,4 por ciento en el caso de los gastos corrientes (representaron el 93,3 por ciento del gasto total) y del 13,0 por ciento interanual para los gastos de capital (representaron el 6,7 por ciento del gasto total). Por su parte los intereses de la deuda, que en 2023 concentraron el 9,0 por ciento del gasto total, en línea con lo sucedido en 2022, tuvieron una dinámica casi idéntica a la del Indice de Precios al Consumidor (crecieron 0,3 por ciento interanual ajustado por inflación), lo que implica que el gasto primario experimentó una caída similar a la del gasto total (- 7,6 por ciento interanual ajustado por IPC).

Teniendo en cuenta la participación en la estructura de gastos primarios, los rubros más relevantes mostraron la siguiente dinámica:

Transferencias corrientes. Concentran el 39,8 por ciento del gasto primario y se contrajeron un 6,4 por ciento interanual en términos reales; en particular las destinadas al sector privado, que cayeron un 11,5 por ciento, principalmente por menores transferencias a CAMMESA, Asignaciones Familiares, Transferencias y Contribuciones a la Seguridad Social y Organismos Descentralizados, entre otros. Las destinadas a provincias se redujeron un 0,8 por ciento como resultado de menores giros en concepto de Transferencias y Contribuciones a la Seguridad Social y Organismos Descentralizados, Reglamentación Ley N° 27.606, Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires, entre otras, y compensadas por la evolución positiva de las transferencias para el Fondo Nacional de Incentivo Docente y ATN. Por el contrario, Otras Transferencias aumentaron el 1,3 por ciento real, debido a los giros a ENARSA, al Fondo Fiduciario del Sistema de Infraestructura de Transporte y Aerolíneas Argentinas, mientras que los giros a universidades aumentaron el 6,6 por ciento interanual. En el caso de Aerolíneas es clave aclarar que en 2022 las transferencias a la compañía se habían registrado como Inversión Financiera.

Prestaciones a la seguridad social. Representaron el 37,5 por ciento del gasto primario, disminuyeron un 11,0 por ciento real, principalmente porque, según detalló ASAP, “la fórmula de movilidad de los haberes previsionales utiliza datos de variación de precios de frecuencia trimestral, lo que implica que, en un contexto de aceleración de la inflación, los haberes corran de atrás a los precios con una brecha cada vez mayor”. No obstante, el informe aclara que los ingresos previsionales instrumentado a través de bonos no está incluidos en este concepto de gasto, ya que se imputan como transferencias corrientes. Las partidas más significativas correspondieron al régimen de reparto y a la moratoria previsional. Dentro del primero, cerca del 70 por ciento es explicado por jubilaciones y el 30 por ciento por pensiones contributivas, mientras que en el concepto moratoria casi el 95 por ciento correspondió a jubilaciones.

Remuneraciones. Explican el 12,4 por ciento del gasto primario y aumentaron 6,8 por ciento interanual por la incidencia de las medidas de política salarial aplicadas en 2023.

Gastos de capital. Representaron el 7,4 por ciento del gasto primario y cayeron 13,0 por ciento interanual, por menores transferencias al Fondo Fiduciario PRO.CRE.AR, al Fondo Fiduciario para la Vivienda Social y debido a que, en 2023, los pagos a Aerolíneas Argentinas se registran en Transferencias Corrientes, mientras que en 2022 se imputaron como aportes de capital, dentro de Inversión Financiera. En sentido contrario, se destacaron las transferencias a ENARSA que aumentaron 160,9 por ciento en términos reales debido a los giros para la construcción del Gasoducto Néstor Kirchner.

Más Noticias