viernes, 1 marzo, 2024
InicioEspectáculosParticipó de Los 8 escalones y se robó toda la atención de...

Participó de Los 8 escalones y se robó toda la atención de Guido Kaczka al contar dónde trabaja

Cada día, ocho personas participan en Los 8 escalones de los 3 millones (eltrece) con un objetivo claro: ganar el dinero y, si es posible, también la llave para jugar en la final por el departamento a estrenar. Pero, los concursantes no solo deben demostrar todo su conocimiento, sino también compartir públicamente sus historias de vida y profesiones. A lo largo del programa dijeron presente desde una vidente hasta un paleontólogo, un vendedor de plantas exóticas y hasta una cazadora de ovnis. En la emisión del lunes, estuvo una mujer llamada Romina, quien se robó toda la atención de Guido Kaczka al contar cómo se gana la vida.

Los 8 escalones arrancó una nueva semana con ocho personas dispuestas a todo con el fin de llevarse el cheque a casa. En ese grupo estuvo Romina, quien contó que es carnicera. Al escucharla, Guido Kaczka le preguntó por el nombre del comercio en el que trabaja. “La lechona de Palomar”, le dijo ella. “¿Cómo?”, repreguntó sorprendido el presentador y al advertir que había entendido bien, dijo: “Te da ganas de comer ese título, bueno al que le gusta”. Ella no lo dudó y le extendió la invitación para que visitara el local.

Romina sorprendio a Guido Kaczka con el nombre de la carniceria en la que trabaja

Acto seguido, el conductor le preguntó qué haría con los millones en casa de ganarlos. Ella comentó que los usaría para empezar a construir su casa en un terreno que tienen sus padres en Palomar.

Pero, Kaczka seguía con el nombre del local en la cabeza. “La carnicera, de La lechona, de Palomar, ¡es buena esa!”, enfatizó y quiso conocer un poco más del trabajo que realiza la joven. Ella le explicó que hace de todo un poco: “Corto, atiendo, despacho los pedidos”. Guido le preguntó si utilizaba guantes para protegerse cuando manipulaba la sierra, pero ella le explicó que no le tocaba manejar dicha máquina.

El conductor se interiorizó en el trabajo que realiza la mujer en la carnicería (Foto: Captura de TV / eltrece)

Romina se presentó sola al programa y, en el escalón del departamento, le tocó la categoría: “Bellas artes, obras famosas de literatura, música, pintura o escultura”. Si bien tuvo 16 aciertos y logró avanzar a la siguiente etapa, quedó a mitad de camino y terminó lejos del premio mayor.

Días atrás, ocurrió una situación un tanto inusual en Los 8 escalones: en plena competencia, Viviana, una de las participantes, empezó a hacerle señas a la tribuna. “¿Qué querés? Algo pedís”, le dijo Guido Kaczka, desconcertado. La mujer le explicó que necesitaba los anteojos, y al darse cuenta de la desesperación que tenía, el conductor se acercó directamente a su familia, que estaba en la tribuna, para que se los dieran.

Guido Kaczka ayudó a la participante a recuperar sus anteojos (Foto: Captura de TV / eltrece)

“¡Trajeron de todo en el bolso! Es como una mudanza. ¡Qué bueno, porque cualquier cosa que te falta, vos ya lo tenés!”, advirtió el presentador mientras los familiares buscaban los anteojos. Tras varios segundos, finalmente, la participante logró calzarse los lentes para continuar el juego. No obstante, y a pesar de sus esfuerzos, no pudo llegar a la final.

LA NACION

Más Noticias