miércoles, 22 mayo, 2024
InicioSociedadEs robar cables o no comer: el delito de moda aumenta en...

Es robar cables o no comer: el delito de moda aumenta en la crisis y los barrios sufren la falta de luz

En la zona de Retiro, en CABA, un kilo de cobre vale $7.000, y cada vez se suman más personas que deciden arriesgar sus vidas para cortar el cableado de electricidad. Este delito ya se cobró cuatro vidas en los últimos tres meses.

Gustavo Tubio

Video Placeholder

(Video: eltrece)

Los robos de cables son un problema instalado en la Argentina, crece exponencialmente todos los días y las autoridades parecen mirar para otro lado. Mientras tanto, miles de usuarios se quedan sin servicio y las empresas desaparecen a la hora del reclamo.

Este jueves, en Mar del Plata, el robo a las a instalaciones eléctricas afectaron al Centro Regional de Hemoterapia del Hospital Interzonal General de Agudos “Dr. Oscar Alende” que quedó sin abastecimiento como consecuencia del corte y sustracción del cable que conecta esa dependencia con la subestación transformadora desde donde se le suministra energía.

Leé también: A 12 años de la tragedia de Once, cronología de un choque que dejó 52 muertos, 21 condenas y tuvo dos juicios

Los ladrones usaron una escalera y cortaron el cable que va desde una subestación aérea hasta la entrada subterránea que provee electricidad al banco de sangre ubicado en Estado de Israel 3698.

Ante el reclamo por la falta de suministro, personal de guardia de la distribuidora de energía fue hasta el lugar y comprobaron el nuevo robo, el segundo registrado en los últimos meses sobre instalaciones del mismo hospital.

Los vecinos son afectados por el humo que desprenden los cables cuando los queman. (Foto: captura de eltrece)

Los vecinos son afectados por el humo que desprenden los cables cuando los queman. (Foto: captura de eltrece)

Comodoro Py estuvo toda la mañana del miércoles sin servicio de internet porque se robaron 300 metros de cables de fibra óptica. Ni siquiera el principal juzgado federal de la Argentina pudo salvarse de la epidemia de robacables: los delincuentes rompieron una de las cajas que alimenta de internet al edificio en busca de cables y arrancaron las conexiones.

El problema fue resuelto de manera provisoria con una conexión de baja velocidad, que permitió salir del paso.

Leé también: Derrames de petróleo en Bahía Blanca: la empresa responsable solo limpió el 25% del ecosistema afectado

En toda la Argentina, este problema se multiplica.

Telenoche recorrió el conurbano y pudo escuchar a los vecinos afectados que, hace meses, no tienen servicio por el robo de cables. En CABA, el equipo también pudo hablar con algunos de los que queman cables en la zona de Retiro. “No nos queda otra, por cada kilo de cobre nos dan siete mil pesos. Es quemar cable o no comer” contó un hombre que hace veinte años busca entre los tachos de basura la ciudad. “Nunca en mi vida vi tanta gente buscando como en los últimos meses. Cada vez hay más” reconoció resignado.

Por el kilo de cobre, pagan $7.000 en la zona de Retiro, CABA. (Foto: captura de eltrece)

Por el kilo de cobre, pagan $7.000 en la zona de Retiro, CABA. (Foto: captura de eltrece)

Hace unos, días en Rosario, un hombre se prendió fuego al cortar cables eléctricos. Sobrevivió al hecho, pero al las pocas horas, murió en el hospital. En las últimas horas, dos personas más también murieron haciendo lo mismo.

Leé también: La historia de Belek, el “vampiro” asesino del Bajo Flores que aseguran que se esconde en un cementerio

El robo de cables es el delito de moda en la crisis. Ya se cobró al menos cuatro víctimas fatales en menos de tres meses, dos este último fin de semana. La pregunta es obvia: ¿Hasta dónde puede llegar este desastre si no se toman medidas efectivas para terminar con este tema?

El robo de cables para quemarlos y sacar el cobre es una foto más de la Argentina en la miseria. Una Argentina que duele y que se hunde en la pobreza y la marginalidad.

Más Noticias