miércoles, 29 mayo, 2024
InicioEspectáculosLos dramáticos testimonios que dejó el incendio del edificio: Ya no queda...

Los dramáticos testimonios que dejó el incendio del edificio: Ya no queda nada de mi casa

“Olí olor a quemado y me he asomado a la terraza donde pude visibilizar las primera llamas. A partir de ahí avisé a mi familia que cogiera lo necesario porque no pintaba bien, precisamente por el viento que había, pero jamás pensé que podía llegar a propagarse de esa forma. A partir de ahí bajamos y fuimos timbrando a los vecinos”, contó un vecino del cuarto piso del edificio afectado en diálogo con Levante, un medio de comunicación de Valencia.

Estábamos abajo del piso en donde ocurrió el incendió. Los bomberos llegaron rápido y a partir de ahí comenzaron a ocuparse del fuego”, aseguró. Este es uno de los pocos testimonios de vecinos y testigos del incendio que comenzó en el quinto piso del establecimiento y arrasó con la estructura del edificio de 14 pisos ubicado en el barrio de Campanar, en Valencia.

Aún se desconoce la causa del incendio que dejó cuatro muertos y 14 heridosAlberto Saiz – AP

Fueron pocas las personas que se acercaron a hablar con la prensa y contaron cómo vivieron las horas angustiantes en donde el fuego aún no estaba controlado. Según informaron fuentes de emergencias, hasta el momento hay cuatro muertos y 14 personas heridas: nueve son hombres (entre ellos seis son bomberos), de entre 25 y 57 años; cuatro son mujeres de entre 27 y 81 años; y un menor de siete años. Según informó el medio español ABC, el incendio se encuentra en estos momentos controlado.

Rida, es una señora que vive en la puerta 83, del séptimo piso, de uno de los dos bloques de edificios unidos por una misma entrada que ardieron. Fue a las 17.30 cuando logró visibilizar una gran columna de humo y rápidamente bajó de su hogar.

“Menos mal que ha funcionado el ascensor. Solo he visto al portero bajando a una señora mayor. Mi marido estaba trabajando”, expresó de manera entrecortada a El País.En muy poco tiempo ya no queda nada de mi casa. No entiendo cómo los bomberos no han podido apagarlo, aunque el fuego iba muy rápido”, cuestionó la vecina que aún estaba en shock por el siniestro.

Carlos y Dani, son dos adolescentes de 16 años, ellos se sumaron a la gran cantidad de vecinos que se acercaron al lugar a presenciar lo que estaba ocurriendo y tratar de ayudar de alguna manera. Carlos contó que vieron como el fuego se propagó en pocos minutos: “Iba hacia arriba, por las placas de aluminio de la fachada o por detrás de ellas, siempre hacia arriba”, reiteró el joven.

También describieron que pudieron ver la desesperación de los vecinos que salían a los balcones a pedir auxilio con gestos y gritos. Otro vecino comentó que el portero dijo que el fuego se inició en las cortinas de la vivienda.

Juan Luis López, gestor de la escuela de ballet Ecuahey situada a un par de calles del edificio, también estaba en el lugar contemplando las llamas con otros vecinos, y manifestó una duda colectiva que se instaló entre los observadores: “No puedo entender que en el año 2024 un edificio nuevo arda así. Me parece muy fuerte con toda la tecnología que tenemos y todo lo que hemos crecido. Es una tragedia de un calibre tremendo. A lo mejor lo podría entender en los años ochenta, pero no ahora. Me parece algo de ficción. Espero que al menos sirva para construir de otra manera”.

“Fue a las cinco de la tarde cuando esto comenzó”, agregó López. Y aseguró: “He pensado que vendrían los bomberos y lo apagarían enseguida, y mira cómo está”.

España: se incendiaron dos edificos en Valencia

A medida que fue avanzando la gravedad del caso las fuerzas de seguridad fueron desalojando a las personas que se acercaban al lugar del siniestro a observar lo que ocurría. Personal de salud, bomberos y fuerzas de seguridad aún siguen en el lugar. Grupos de vecinos de la zona que se solidarizaron se acercaron a prestar ayuda en el lugar.

Son varios los vecinos del barrio que se están movilizando para prestar ayuda a las personas afectadas por la tragedia. Es el caso de Virgilio, un vecino de la zona que junto a su mujer están facilitando agua, ropa, entre otras cosas, “La desgracia no se puede evitar, pero sí hacerla más llevadera”, aseveró en diálogo con El Confidencial.

El hombre aseguró que en el momento en que comenzó el incendio se encontraba en el parque con sus nietas. “De pronto vi las enormes columnas de humo”, dijo y aseguró que no dudo en acercarse a ayudar. Por el momento, todas las personas afectadas por el incendio fueron reubicadas en hoteles de la ciudad, según informó el Ayuntamiento.

Al cierre de esta nota, fuentes oficiales confirmaron que hay 19 personas desaparecidas. La policía se encuentra haciendo un listado de residentes y trata de localizar a las personas que faltan por medio de familiares.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Más Noticias