domingo, 19 mayo, 2024
InicioDeportesEl rey Midas de Miami: todos los "negocios redondos" de la revolución...

El rey Midas de Miami: todos los «negocios redondos» de la revolución Messi

Todo lo que tocaba Midas lo convertía en oro. Pero la virtud, al fin y al cabo, fue una maldición para el rey de Frigia, una antigua región de Asia Menor en lo que hoy es Turquía. Las leyendas aseguran que Midas, lejos de ser el más rico del mundo, murió de hambre. Claro, el oro da de comer pero no se puede amasar ni tragar. Una desgracia. Pasaron más de 25 siglos y el rey Midas se encarnó en Lionel Messi. Pero para el argentino lejos está de ser una condena. El don de convertir en oro todo lo que toca provoca que las ganancias se multipliquen por donde se lo mire. Y no sólo para él, que bien merecidas las tiene porque no hay otro como él en una cancha, sino para todos los que se asocian con quien en la recta final de su carrera se convirtió definitivamente en el mejor vendedor del fútbol mundial.

Es cierto que el contrato de Messi con Inter Miami es menor al que había firmado con Paris Saint Germain. Del club de capitales qataríes, que lo terminó destratando luego de su consagración en el Mundial 2022, recibía un sueldo anual de 30 millones de dólares limpios. Acá, en Estados Unidos, «apenas» supera los 20M. Pero, replicando el exitoso modelo que hizo millonarios a Michael Jordan y a Phil Knight, dueño de Nike, el vínculo incluye una regalía por la captación de suscriptores al MLS League Pass de Apple TV y un beneficio directo en las ganancias de Adidas por venta de sus camisetas. Son, obviamente, mucho más de 20 millones. Y, lo mejor para él, el plus está en su zurda y en su talento sin fecha de vencimiento.

No se saben los porcentajes acordados por Messi y los gigantes de la tecnología y de la indumentaria deportiva son muy reacios a entregar números. Pero se pueden tener indicios de que la sociedad es win-win.

Messi llega al estadio para debutar en la MLS de 2024. (EFE)Messi llega al estadio para debutar en la MLS de 2024. (EFE)

Los abonos para ver a la MLS por Apple TV -hay que pagar entre 13 y 15 dólares por mes- crecieron exponencialmente desde que el capitán de la Scaloneta aparece como su abanderado. «No voy a dar cifras, pero te puedo decir que las suscripciones crecieron sustancialmente desde la llegada de Messi. Antes los suscriptores eran muy estadounidenses. Ahora se agregaron un número significativo de suscriptores de América Latina y de Europa. Ese fue un gran cambio para nosotros», cuenta Eddy Cue, vicepresidente de Servicios de Apple, en diálogo Clarín. Extraoficialmente se habla de que 110 mil cuentas se abrieron para ver el debut del rosarino en la Leagues Cup contra Cruz Azul. Y esa fue apenas su primera función.

Tan grande es el impacto que en el Season Pass ya no solo streamean los partidos, sino que también hay un programa ómnibus que se llama «Esto es la MLS» que cubre en forma simultánea todos los encuentros replicando el exitoso modelo de «NFL Red Zone» del fútbol americano. El interés crece por la liga casi tanto como crece la propia liga.

Adidas también está haciendo un negocio redondo con Messi. Resulta dificilísimo hacerse de una camiseta oficial de la Selección con las tres estrellas porque la demanda no da abasto. Todos la quieren. Pocos la tienen. Y eso que pasaron más de 14 meses de la consagración en Lusail. Mucho más sencillo es obtener una del Inter Miami. Pero hay que tener dinero para conseguirla. En la tienda oficial del Chase Stadium los vendedores no paraban de reponerla. La casaca oficial, la que usan los jugadores, cuesta 199 dólares. La versión para los fans, igual a nivel diseño, pero con distinta tecnología, vale US$ 149. Inalcanzable para más de la mitad de los argentinos.

La camiseta Adidas de Messi cuesta entre 149 y 199 dólares. (EFE)La camiseta Adidas de Messi cuesta entre 149 y 199 dólares. (EFE)

Todos salen ganando y todavía falta hablar de un actor fundamental: Inter Miami, que hace valer cada centavo de su inversión para tener ganancias inusitadas si se tiene en cuenta que hace cinco años era un club de fútbol que acababa de nacer.

Le alcanzaron 15 partidos de Messi -14 el año pasado y el del miércoles contra Real Salt Lake- para que su valuación creciera un 72 por ciento. Pasó de 600 millones de dólares en 2023 a 1.030 millones en este 2024. Para dimensionar estos números vale una comparación con la Premier League. Equipos tradicionales de la mejor liga del mundo, como Aston Villa, Everton o incluso Newcastle -hoy propiedad de un consorcio árabe-, valen menos que la franquicia que manejan los hermanos Jorge y José Más Canosa y el inglés David Beckham.

La llegada de Messi, el rey Midas del fútbol, a Miami se corporiza con la llegada de auspiciantes cada vez más fuertes para Inter. El sponsor de la camiseta, hasta el año pasado, era XBTO, una empresa financiera de criptomonedas. Ahora tiene al holding de cruceros Royal Caribbean. Dos potencias se saludan, diría Gatica. «Esta asociación tiene todo el sentido para todos nosotros: dos marcas locales con audiencias globales y enormes ambiciones», sintetizó el director comercial del Inter Miami, Xavier Asensi, quien llegó a la franquicia tras un largo recorrido en Barcelona.

Messi mostró un buen nivel en el inicio del campeonato. (AFP)Messi mostró un buen nivel en el inicio del campeonato. (AFP)

Un día antes del debut en la campaña 2024 de la MLS, el club le cambió el naming a su estadio. Dejó de ser DRV PNK, una consigna para la prevención del cáncer de AutoNation, el grupo de concesionarios más grandes del mundo, para ser Chase tras el acuerdo con JP Morgan, el banco más grande de Estados Unidos y una de las mayores empresas financieras del mundo.

Los números asombran. La gira por El Salvador, Arabia Saudita, Hong Kong y Japón hizo recordar a los tiempos en los que el Santos de Pelé recorría el mundo. Fue un esfuerzo desde el punto de vista deportivo para Gerardo Martino y su plantel. Sin embargo, los más de 37 mil kilómetros recorridos en tres semanas también impactaron -y mucho- en las arcas de la franquicia. «Fue un equilibrio entre lo comercial y lo futbolístico», celebró el Tata, que llegó sin bajas considerables luego de haber dado la vuelta al mundo en 21 días.

Entre una y otra, los especialistas estiman que las ganancias de este año para Inter Miami serían de 200 millones de dólares. Impactante. Y más si se hace esta cuenta sencilla: Messi, aunque sea Midas, les cuesta apenas el 10 por ciento.

Más Noticias